×
×
Red Internacional

Universidad.Facultad de Psicología-UBA: junta electoral del Consejo Directivo proscribe lista opositora

En el marco de las próximas elecciones de los claustros de docentes y graduados, frente a la conformación de una lista de oposición luego varios años, se reabre el debate por la democratización de los órganos de cogobierno

Yohia Cardoso MarinoLic. Psicología de la UBA @Yohia05

Jueves 27 de mayo | 20:48

En el día de hoy se llevó adelante la Junta Electoral del Consejo Directivo de la Facultad de Psicología UBA debido a las próximas elecciones del claustro docente, dándose a conocer la impugnación a la lista de oposición "Alternativa Democrática", que hizo su presentación oficial el día de ayer, la cual está compuesta por referentes como Alicia Stolkiner, Debora Tajer, Alejandro Dagfal, Marcelo Percia, Hugo Leale, entre otros. Recordemos que hace varios años, hace cerca de dos décadas, no se presentaba una oposición a la “lista única” afín a la gestión radical.

Una forma de gobierno antidemocrática a medida de la mercantilización de la universidad pública

La Facultad de Psicología, como las otras 12 restantes de la Universidad de Buenos Aires, funciona mediante un organismo de cogobierno compuesto por doce representantes: 8 por el claustro docente, 4 por el de graduados y 4 por el estudiantil, más el decanato. Este espacio -supuestamente- tiene como objetivo debatir democráticamente, o debiera, los principales temas de interés que hacen a la autonomía de cada estructura educativa, desde la asignación del presupuesto educativo, hasta los debates por el plan de estudio.

De democrático tiene poco y nada: funciona un voto calificado donde menos de 200 profesores eligen 8 docentes, 19 mil estudiantes 4 representantes y el resto de los 2 mil docentes vota como graduados a otros 4. ¿Y los no docentes? no tienen voz ni voto.

Además, el Decano es propuesto y elegido por voto ponderado mediante el Consejo Directivo. Actualmente, el decanato lo lleva adelante Jorge Biglieri (UCR-Cambiemos) quien cobró bastante notoriedad en el año 2018 cuando recorría múltiples programas de televisión atacando tanto a docentes como estudiantes que se encontraban defendiendo la educación pública, o durante la pandemia con algunas notas, polémicas, en diarios como Clarín.

En relación a los claustros, en el de docentes se sostiene la lista única Convergencia Académica (UCR), teniendo representación tanto en mayoría como minoría. En el de Graduados la UCR también tiene peso mayoritario, aportando aquí un consejero por la minoría la oposición Peronista/Kirchnerista (Frente de Graduadxs por la educación pública). Dentro del claustro estudiantil, la mayoría pertenece al EDI- Franja Morada (UCR), y se repite una minoría de oposición Peronista/Kirchnerista (El Impulso).

Y si de antidemocráticos estamos hablando…

La Gestión de Biglieri y compañía, han hecho todo lo posible por profundizar la orientación antidemocrática de este espacio; en 2018 cuando el Consejo sesionaba de forma presencial ha cerrado sus puertas a que puedan asistir miembros de la comunidad académica a presenciar esta instancia, con mayoría automática han profundizado la orientación mercantilista de la educación incrementando la matrícula de posgrados pagos, concursos docentes irregulares, y han dilatado reiteradas veces la apertura de nuevas comisiones y salarios para los docentes ad-honorem. En la actualidad luego de un año y medio de cursada virtual se han caracterizado por llevar adelante una "virtualización forzosa" sin ningún tipo de consulta a las y los docentes, sus organizaciones gremiales, y mucho menos las y los estudiantes. ¿Cuándo sesiona el Consejo Directivo? al antojo de Biglieri, nos debemos conformar con ver la "transmisión en vivo" si nos enteramos.

Estos precedentes, no puede más que abrir un debate sobre la necesidad urgente de la democratización de la Universidad Pública. Aquellos que se reivindican "herederos" de la reforma universitaria de 1918 (UCR-Franja Morada) parece que se han olvidado- adrede- varios de sus fundamentos, objetivos y métodos. Recordemos nuevamente, que en el 2018, mientras docentes y estudiantes se encontraban reclamando aumento salarial para los docentes, mayor presupuesto educativo, mediante asambleas y permanencias en la facultad, fueron estos mismos sectores los que amedrentaron docentes y estudiantes, mediante persecución, y cesanteado al docente Gabriel Gendelman por realizar clases públicas, en defensa de la educación pública. No es casual, durante este conflicto educativo se ha puesto en cuestionamiento los órganos de cogobierno de nuestra Facultad.

Te puede interesar: Estudiantes conforman la comisión por la democratización en Psicología UBA

¿Y ahora, qué?

Estamos asistiendo a un nuevo año de cursada atravesado por una crisis económica y social que se profundiza día a día producto de la pandemia, en la actualidad, donde el 49,2% de los jóvenes viven bajo la línea de pobreza y el desempleo alcanza el 29% en menores de 29 años. Recientemente se ha difundido el reclamo por los múltiples rechazos de la beca Progresar, sostener la educación pública cada vez resulta más difícil.
Además las conducciones burocráticas de las gremiales docentes como CONADU (ligada al oficialismo) han cerrado, a pesar de medidas como el paro docente universitario, una paritaria a la baja y en cuotas.

Las Universidades, podrían jugar un rol ante la crisis en curso, poniendo sus conocimientos y recursos a disposición de enfrentar la pandemia, algo que al momento no ha sido llevado adelante por ninguna de las autoridades, ¿cuáles fueron los límites para hacerlo?

Para quienes defendemos una universidad verdaderamente pública, gratuita, donde su orientación esté a disposición de las necesidades de la inmensa mayoría; los jóvenes, los trabajadores ocupados y desocupados, los reclamos del movimiento de mujeres, el debate en torno a la democratización universitaria siempre estuvo y estará vigente. Mientras asistimos a nuevas maniobras antidemocráticas en la Facultad de Psicología, estas también se repiten en la Facultad de Ciencias Sociales, donde quieren dividir las elecciones de los claustros en tres fechas distintas, subordinando la elección estudiantil a una propuesta de elección de Decanx que parece nacer ya amañada.

Te puede interesar: Golpe antidemocrático en Sociales

El modelo actual Universitario, sostenido tanto por autoridades radicales, como peronistas, Kirchneristas y del Pro, tiene como perspectiva la profundización de un modelo universitario mercantilista, donde se profundizan los negociados de posgrados, las camarillas universitarias e injerencias empresariales, siendo además en su orientación cada vez más elitista, ninguna de las listas que se encuentra representadas en estos espacios cuestiona fuertemente el modelo heredado de la Ley de Educación Superior. La cual ha sido fuertemente cuestionada, por docentes, estudiantes y no docentes, y donde ha habido precedentes como el movimiento por la democratización durante los años 2004 y 2005, siendo la Facultad de Ciencias Sociales una de sus protagonistas.

Para que todos y todas podamos decidir, necesitamos avanzar en una nueva reforma universitaria; claustro único docente, mayoría estudiantil, voz y voto para los no-docentes, junta de carrera para Terapia Ocupacional y Musicoterapia, elección directa del decano, una persona un voto. Esto solo puede lograrse, con la más amplia organización, poniendo en pie instancias de base tal como lo hemos hecho en nuestra facultad durante el 2018 forjando una unidad desde abajo entre docentes y estudiantes.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias