Internacional

Bolivia

BOLIVIA

Fabriles de ENATEX suspenden la huelga

Luego de casi una semana de huelga y movilizaciones, en la Empresa Nacional de Textiles (ENATEX), se llegó a un acuerdo entre el gobierno, dirigentes de ENATEX, fabriles y la COB.

Violeta Tamayo

Politóloga - Militante de la LORCI y Pan y Rosas

Jueves 15 de enero de 2015 | Edición del día

Después de casi una semana de huelga y movilizaciones sostenidas por 1600 trabajadoras y trabajadores de la Empresa Nacional de Textiles (ENATEX), el día martes 13 de enero se llegó a un acuerdo firmado por dirigentes de las cuatro sucursales de producción de la fábrica, la Federación Departamental de Fabriles La Paz, la Central Obrera Boliviana y el Ministerio de Trabajo a la cabeza de Teresa Morales.

De inmediato, salió la ministra anunciando que se había dado solución al conflicto con la firma de un acta de entendimiento de 12 puntos, entre los cuales están el pago del sueldo de octubre hasta el día viernes de esta semana (el de septiembre ya se había pagado el día lunes 12), el pago de los sueldos de noviembre y diciembre durante el mes de febrero, la organización de una comisión para el recálculo de los aguinaldos mal pagados y el cambio de la gerencia y del “colaborador” Manuel Morales, hermano de la ministra de trabajo hasta finales de este mes.

Pese a que lo obtenido constituye un alivio momentáneo para la tremenda situación que vienen atravesando tras cuatro meses sin salario, las trabajadoras de esta fábrica compuesta mayoritariamente por mujeres expresaron su preocupación e inconformidad. En una entrevista con La Izquierda Diario manifestaron “lo que nos dieron es pan para hoy y hambre para mañana”; nada más concreto para reflejar la situación de incertidumbre que impone el Estado sobre todos los trabajadores de ENATEX.

“Si bien nos han dicho febrero, no tenemos ni fechas fijas para el pago de los sueldos restantes y tampoco para el pago justo de nuestro aguinaldo”, indicaron. Además, otra preocupación persistente es la de la falta de pedidos, de material para trabajar y de un mercado factible para exportación. Y ni qué decir sobre el futuro pago de salarios ya que con un retraso desde octubre del 2014, las trabajadoras consideran que menos que menos podría cumplirse con el de enero.

Lo obtenido fue producto de las diversas medidas de presión donde estas mujeres fueron un pilar fundamental, enfrentando a la represión policial, aguantando días de lluvia y gritando a viva voz por sus derechos laborales, por una condición mínima vital para sostenerse, lo que el Estado les negó y niega hasta el día de hoy. El acuerdo firmado por los dirigentes, alentando por la burocracia fabril y la de la COB afiliadas al partido de gobierno, no es más que un paliativo para que las y los trabajadores bajen la cabeza con la “tolerancia” exigida por todos los ministros. Ni los sueldos ni los aguinaldos fueron pagados aún conforme a lo que exigió la movilización, ni este acuerdo será la solución de raíz para garantizar la estabilidad del conjunto de trabajadores de ENATEX.







Temas relacionados

Huelgas Bolivia   /    ENATEX   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO