×
×
Red Internacional

Corrientes. Explotación, ocupación y privatización del Espacio Público en Corrientes.

Cada vez son más las empresas que pretenden ocupar espacios públicos destinados a todxs lxs habitantes en la ciudad de Corrientes y uno de los sectores más afectados por esta problemática es su costanera. En esta ocasión, el consejo deliberante aprobó una resolución que permite a una empresa privada apropiarse de un espacio de 1800 metros cuadrados que lo va a explotar para diversas actividades de lucro.

Lunes 5 de diciembre de 2022 | 20:45

1 / 1

El pasado miércoles 30 de noviembre de 2022, sesionó en la Municipalidad de la ciudad de Corrientes, el Concejo Deliberante con el motivo de debatir la aprobación de un proyecto que involucra el espacio público de la costanera San Martín, situada en dicha ciudad.
De más está decir que se trata de un lugar destinado desde siempre al uso público, para el disfrute y la recreación de todxs, pero que a su vez sufre cada vez más de la privatización de su espacio común, la cual se va dando paulatinamente por sectores.

Es así que éste Concejo se concretó tras la iniciativa de una empresa privada que pretende apropiarse de un sector público de la costanera de 1800 metros cuadrados, y por 20 años.(Orden del día, Punto 6-Expte.N°217-G:Ref.:Proyecto de Iniciativa Privada “La Toma Multiespacio”.Grupo Sise SA.).
Se anunció que el espacio se destinaría a la concesión de remodelación de la guardia urbana,la instalación de un Centro de Operaciones de monitoreo (COM), la Secretaría de Turismo,el SISE Center (coworking tecnológico),un paseo costero y un café-restó semi publico-privado. La inversión sería de 200 millones de pesos, y luego de haber pasado por la aprobación del Concejo Deliberante, deberá pasar por un proceso de licitación. El secretario de gobierno municipal, Hugo Calvano, declaró que el proyecto “tiene que ver con la visión del Estado de creer que el privado puede aportar, invertir y recuperar espacios”.

Es más que evidente que se trata de un acto de apropiación del bien común para que pase a manos privadas. Más allá de la realidad maquillada que nos quieren vender los discursos de los involucrados, alegando que solo una pequeña parte se destinará al sector privado, lo cierto es que en la práctica, la población es testigo de una privatización cada vez mayor de la costanera correntina (norte y sur) y de nuestros bienes comunes en general.
El lugar en cuestión se privatizará por 20 años para su consiguiente explotación inmobiliaria, gastronómica, comercial y turística. Dicho proyecto implica también apropiarse del área de la toma de agua para un grupo empresarial, más pérdida de acceso al río y más privatización de la costanera.Ni que decir del hecho de que no hubo siquiera un estudio del impacto ambiental que podría traer como consecuencia la explotación de ese lugar. Uno de los grupos favorecidos es la empresa ya mencionada SISE, cuyos representantes señalaron que el lugar que se pretende privatizar es ahora “una guarida de rufianes y alcohólicos”.

Cabe mencionar además, la constante contradicción del sistema: la empresa beneficiada por este proyecto es de seguridad en teoría, pero se termina utilizando para el control de la población, estigmatizando, persiguiendo y habilitando la represión a la juventud, en particular, la de más escasos recursos.
Sigue presente en nuestra memoria el caso de Lautaro Rosé, joven correntino que murió ahogado en 2021, perseguido y reprimido por la policía en la zona de la costanera (seguramente denunciado y filmado por las cámaras de la empresa). Mientras tanto, los delitos de “guante blanco” como el narcotráfico, la fuga de capitales, la especulación inmobiliaria, entre otros, continúan.

El proyecto se aprobó además sin consulta popular, y prácticamente no hubo difusión de la noticia del Concejo que se iba a realizar para debatir el mismo, motivo por el cual la convocatoria fue escasa, y entendemos que esto fue así con el propósito de no tener que lidiar con el el repudio de la gente.Se trata de un proyecto que en principio ya fue frenado por la movilización pero lo reconvirtieron. La oposición durante el Concejo denunció que se trata de “un monopolio concesionado por 20 años”, pero habilita la privatización del espacio común y público. En 2019, vecinos y vecinas ya habían frenado “el plan costero”, y este proyecto resulta siendo más de lo mismo.El Frente de Todos actúa exactamente igual que en CABA, acompañando la política privatista de Juntos por el Cambio.
Desde La Izquierda Diario repudiamos la aprobación de este proyecto por parte del Concejo Deliberante, tenemos presente el hecho de que uno de los pilares del sistema capitalista es la apropiación de los bienes comunes para beneficios de un sector ínfimo de la población, en perjuicio del pueblo trabajador, lo cual implica en este caso especifico, perdida del espacio público destinado al ocio, así como más consecuencias negativas para el medio ambiente; se trata también de una apropiación cada vez mayor de la costanera correntina. La salida que planteamos es la de la organización de la lucha en las calles en defensa del espacio común y público,así como del medio ambiente,todos ellos atacados por la explotación empresarial, con complicidad de los gobiernos.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias