Uruguay

Exitoso Foro contra la Criminalización de la Protesta

Con una nutrida concurrencia se realizó el pasado viernes 6 de noviembre el Foro contra la criminalización de la protesta en el local del Sindicato de Artes Gráficas (SAG)

Miércoles 11 de noviembre de 2015 | Edición del día

Con una nutrida concurrencia se realizó el pasado viernes 6 de noviembre el Foro contra la criminalización de la protesta en el local del Sindicato de Artes Gráficas (SAG), organizado por los Colectivos contra la criminalización de la protesta, integrado entre otros por las comisiones de derechos humanos de ADES Montevideo, AFUTU Montevideo, maestras, estudiantes de secundaria, y agrupaciones universitarias como Tesis XI de Facultad de Humanidades, y organizaciones de derechos humanos como Plenaria Memoria y Justicia y el colectivo Uruguay por Ayotzinapa.

Como parte de las actividades que se plantean realizar estos colectivos - y dando continuidad a las resoluciones de la Asamblea Intersindical Gremial del pasado 3 de octubre - el viernes pasado se llevó a cabo el Foro en el local sindical de los trabajadores gráficos con un público de alrededor de 120 personas y con la presencia de distinguidos panelistas que expusieron desde distintas perspectivas aspectos relacionados a los derechos humanos y la represión y criminalización de luchadores y organizaciones sociales que se lleva adelante desde el Estado.

Un gran frente democrático

A través un video Victoria Moyano, hija de desaparecidos y nieta recuperada, fue la encargada de la primer presentación planteando la necesidad de coordinar de manera amplia la lucha contra la represión, y vinculando la impunidad de los crímenes de la dictadura con los distintos ataques a las libertades democráticas que se llevan adelante hoy desde los gobiernos de los países del Cono Sur. Victoria denunció la continuidad del aparato represivo del estado a través del accionar del Departamento de Operaciones Especiales (DOE), de las detenciones ilegales, los casos de gatillo fácil y el ataque y la represión contras los sectores que salen a luchar. Planteó a su vez que las fuerzas represivas intentan ser legitimadas y re-prestigiadas, porque en caso de necesidad el Estado las volverá a usar contra los que se opongan a los ajustes y que las crisis la paguen los trabajadores.
“Mujica fue puro humo”

A continuación Waldemar Tarocco, integrante de la organización CRYSOL que nuclea a ex presos políticos de la dictadura - reseñó distintos ejemplos de paralización de denuncias contras militares torturadores destacando la responsabilidad del Frente Amplio en este accionar. A pesar de que Mujica es un ex preso político, Tarocco señaló que en su gobierno no se hizo nada por avanzar contra la impunidad y que la imagen positiva que tiene el ex presidente en el exterior no se condice con su verdadero accionar en las temáticas relacionadas con los derechos humanos. Tarocco se mostró también esperanzado por la presencia de público joven en el Foro, ya que eso da la pauta de que nuevas generaciones están tomando en sus manos la lucha contra la impunidad de ayer y la represión de hoy.

El carácter estructural de la represión

A su turno la profesora Alma Bolón señaló también el carácter estructural de la represión estatal polemizando con aquellos intelectuales que pretenden naturalizar la violencia estatal y de paso, no hacen nada contra ella y se mantienen neutrales o indiferentes.

Alma señaló que el intento de criminalizar la protesta es algo que sucede desde los comienzos de la civilización y que siempre los que reclaman y se movilizan contra las injusticias son perseguidos y estigmatizados por los gobiernos. En este sentido recordó lo que sucedió hace poco tiempo en Francia donde los trabajadores que lucharon contra los despidos en Air France fueron denunciados penalmente, mostrando que la judicialización de los conflictos sociales es una estrategia común a distintos gobiernos del mundo.

Medios de comunicación y represión a la protesta

Continuando con el panel el profesor Ricardo Viscardi disertó sobre el vínculo entre la justicia, los medios de comunicación – a los que llamó “medios de dominación” - y la criminalización de la protesta. Posteriormente, Santiago Mazzarovich, fotoperiodista de un medio gráfico, desarrolló promenorizadamente el rol de los medios de comunicación y su responsabilidad en la estigmatización y criminalización de la protesta, partiendo del caso puntual de la represión en el CODICEN.

Cerrando, el abogado de los estudiantes ocupantes del CODICEN y militante de la Plenaria Memoria y Justicia, Pablo Ghirardo denunció la criminalización de la pobreza en los barrios pobres. En lo que respecta a la persecución de militantes sociales y políticos se remitió al año 2013, cuando después de los hechos en la SCJ en protesta por la remoción de la jueza Mota comenzó una “caza de brujas” con la participación del Departamento de Operaciones Especiales, así como la detención de 12 militantes sociales antes de llegar a la marcha del Filtro el 24 de agosto del mismo año.
Un paso adelante

Este Foro es un paso adelante en la unidad de los luchadores para enfrentar la estigmatización por parte del Estado, que dio un salto cualitativo con la represión en el CODICEN y la posterior campaña del gobierno y los medios de comunicación con el objetivo de aislar a la izquierda no frenteamplista. En la última década el Estado uruguayo - con el FA en el gobierno - ha avanzado en tecnificar a las fuerzas de represión, destinando presupuesto como nunca antes en artefactos como las tanquetas para los megaoperativos en los barrios pobres, así como la extensión nacional de la Guardia Republicana, y la capacitación de efectivos por parte de fuerzas como el FBI.

Ante esta situación de escalada represiva, sigue planteada la necesidad de confluir en un gran frente único democrático de las organizaciones estudiantiles y de los trabajadores, así como todos los organismos de DDHH.







Temas relacionados

Uruguay   /    Tabaré Vázquez   /    Frente Amplio   /    Montevideo   /    Criminalización de la protesta social

Comentarios

DEJAR COMENTARIO