Juventud

UBA

Estudiantes de la Facultad de Medicina exigen poner todo su potencial contra el coronavirus

Estudiantes de la salud quieren colaborar donde más faltan recursos, en los hospitales junto a los trabajadores de la salud, pero la UBA y el gobierno les ofrecen ser voluntarios en el Call Center del SAME.

Rocio Lopez Lafuente

Estudiante de Medicina y trabajadora estatal. Agrupación Marrón Clasista

Eugenia Cordoba

Estudiante de Medicina UBA

Martes 31 de marzo | 18:58

Estudiantes de la Facultad de Medicina de la UBA pertenecientes a EnClaveRoja decidieron hacer una convocatoria para que todxs lxs estudiantes de medicina, enfermería, farmacia, y todas las carreras relacionadas a la salud, se unieran y exigieran a la UBA y al conjunto de los institutos de la ciudad la capacitación de los estudiantes para que, en unidad con los trabajadores de la salud, pusieran sus conocimientos al servicio de la crisis sanitaria y pidiendo además la apertura de la facultad para poder usar sus laboratorios con la propuesta de poner esas instalaciones a disposición de realizar suministros básicos, como alcohol en gel, y procesar test.

Ver esta publicación en Instagram

Hace semanas que los estudiantes de la facultad de medicina venimos exigiendo que queremos colaborar donde hagan falta recursos, en los hospitales junto a los trabajadores de la salud. Las facultades de medicina y farmacia tienen 34 laboratorios que se podrían poner al servicio de enfrentar la pandemia, queremos que nos capaciten para que el sistema de salud no colapse! Las autoridades y el gobierno nos proponen ser voluntarios en la línea 107 de emergencias, cuando podríamos aportar nuestros conocimientos para ser parte de evitar las peores consecuencias de esta crisis. Estuvimos viendo como los trabajadores organizados están dando respuesta a esta crisis: Los trabajadores Madygraf, el Astillero Río Santiago y la empresa recuperada Farmacoop están produciendo insumos como alcohol en gel y mascarillas. En la universidad de Rosario están produciendo respiradores. ¿No deberían ser los trabajadores de la salud los que administren los insumos, y nos guien en nuestras tareas en las capacitaciones? Ellos saben mejor que nadie que se necesita para enfrentar esta crisis. Que todo trabajador de la salud sin trabajo se integre al sistema de salud! Junto a ellos, podemos ser parte de la solución #fmed #salud #estudiantes #COVID19 #coronavirus

Una publicación compartida de En Clave Roja FMed (@enclaverojafmed) el

Las autoridades de la UBA, hicieron una convocatoria llamando a estudiantes y profesionales de la salud a unirse a un voluntariado para "colaborar en la asistencia sanitaria dentro del marco de la pandemia Coronavirus COVID-19" (Convocatoria de la UBA). Esto llevó a una masiva cantidad de inscripciones, siendo tomado por muchos medios como ejemplo.

Mediante un mensaje de whatsapp, se describió cómo sería la metodología a usar: 6 horas por día, 3 veces a la semana, contestando llamadas desde la central del SAME ubicada en el Ministerio de Salud del gobierno de la Ciudad. No se habló de viáticos para quienes deban trasladarse hacia ese lugar, ni de medidas de seguridad para quienes asistan, solo se nombra lo de la capacitación virtual.

¿Qué hay detrás del Voluntariado?

Las prioridades para el gobierno son claras. Mientras se hacen efectivos los pagos del vencimiento de intereses de la deuda, por un monto de U$D 250 millones, quieren disfrazar la precarización laboral a través del voluntariado. La plata no se está destinando para mejorar las condiciones de salud ni empleo.

Eduardo, estudiante avanzado de la carrera de medicina fue uno de los tantos estudiantes que pensando en aportar sus conocimientos para enfrentar la pandemia, se anotó en el llamado de la Universidad de Buenos Aires.

“Yo fui uno de los que se inscribió. Y como respuesta de la UBA obtuve la convocatoria para atender llamadas del *107. Como estudiante de cuarto año, y teniendo en cuenta que tengo ya encima práctica clínica en hospitales, no creo que sea menor pensar que podría hacer mucho más si mi participación fuera en los hospitales mismos. Preguntando y charlando con otrxs compañerxs que también se inscribieron en este voluntariado, encontré respuestas muy parecidas a la mía. Como una compañera de la facultad que me dijo: "podríamos tomar la presión o la temperatura, así el resto de profesionales se encargan de tareas más urgentes". Nos ofrecemos para ayudar y nos quieren usar como mano de obra barata y descartable."

Mientras siguen siendo lxs médicxs, enfermerxs y todo el personal de la salud quienes luchan frente a esta pandemia, muchxs sin las medidas adecuadas, sin el sueldo necesario, sin seguro de salud para ellxs y llegando a infectarse algunxs inclusive, poner a estudiantes de la salud en un call center parece un chiste de mal gusto ¿esto es lo máximo que podríamos hacer en semejante crisis sanitaria? Hemos visto como múltiples fábricas han reconvertido su producción en pos de hacer insumos para resolver la pandemia, lo mismo se ha visto en otras universidades. Ellxs pudieron poner todos sus conocimientos y herramientas, hasta reconvirtiendo su producción en función de enfrentar al Covid 19 y evitar que colapse el sistema de salud, nosotrxs queremos tomar ese ejemplo.

¿Por qué nosotrxs no podemos hacer algo más?

La respuesta, no deja de ser sorprendente; pretenden decidir cuáles son las necesidades del personal de salud quienes sistemáticamente se encargaron de desfinanciarla al servicio de los negocios de laboratorios, farmacéuticas y clínicas privadas. Por eso, los que tienen que decidir el destino y las tareas de quienes queremos colaborar, tienen que ser lxs trabajadores y trabajadoras con sus propias organizaciones, como en el Hospital Garrahan donde vienen organizando su propia comisión de seguridad e higiene. Son ellxs lxs que saben cuáles son los problemas, dónde podemos ser más útiles y guiando en qué tareas cumplir, NO el Estado y sus funcionarios que son los que nos llevaron a la decadencia sanitaria en la que hoy nos encontramos.

Hace unos días una enfermera por la tele dijo que no queremos que nos manden a una guerra sin armas, por eso exigimos ser capacitados para poder ayudar a lxs trabajadorxs de la salud, para fabricar los insumos necesarios o para estar en la primera línea de combate codo a codo no sin antes plantear que todo despedidx de la salud en los últimos años sea reintegradx, ¡Queremos ser parte de la solución!







Temas relacionados

#coronavirus   /    Facultad de Ciencias Médicas UBA   /    Universidad de Buenos Aires (UBA)   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Educación   /    Universidad   /    Salud   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO