Mundo Obrero

ENCUENTRO EN EL HOSPITAL POSADAS

“Este encuentro va a mostrar una importante tendencia a la coordinación de muchos sectores”

Luis Sucher, despedido del Hospital Posadas e impulsor del Encuentro Nacional de Trabajadores contra los Despidos y el Ajuste de esta tarde, cuenta sus expectativas.

Sábado 17 de febrero de 2018 | Edición del día

Foto Enfoque Rojo

El lunes 5 de febrero una asamblea masiva de trabajadoras y trabajadores del Hospital Posadas que enfrentaban 122 despidos votó por unanimidad convocar a un encuentro nacional de todos los sectores obreros en lucha. La fecha fijada fue el sábado 17.

Hoy, en el playón del Hospital, finalmente se encontrarán referentes de las luchas emblemáticas contra los despidos y el ajuste de Macri, Vidal y el resto de los gobernadores. También estarán quienes sufren los ataques de las patronales privadas.

En una nota del día de ayer en este sitio se detalló quiénes y desde dónde viajarán hoy hacia el gigante de la salud pública ubicado en la zona oeste del Gran Buenos Aires.

A horas del comienzo de este importante encuentro La Izquierda Diario conversó con Luis Sucher, camillero despedido del Posadas y uno de los impulsores del evento que hoy los tendrá a él y a sus compañeras y compañeros como protagonistas.

¿Cómo ves lo que se dio desde que convocaron al Encuentro a principios de mes hasta hoy?

  •  El llamado a un Encuentro se dio como una necesidad para empezar a coordinar con otros sectores que están en lucha y que, al igual que nosotros, venían peleándola bastante en soledad. Desde ese punto de vista la dinámica que fue adquiriendo la convocatoria fue bastante sorprendente.

    Algo de eso habíamos percibido en una de las movilizaciones que hicimos al Ministerio de Salud, cuando varios sectores en lucha como los trabajadores de Cresta Roja, de Stockl, los aeronáuticos de Redguard y otros se acercaron a solidarizarse. Ahí ya se veía una tendencia casi natural de quienes estamos en una misma lucha a juntarnos para pelear en mejores condiciones.

    ¿Sorprendió a las compañeras y compañeros ese nivel de adhesión desde muchos lugares del país?

  •  Sí, a todos nos sorprendió gratamente. Una de las primeras fue la de los mineros de Río Turbio, que nos mandaron un saludo en medio de una toma de la mina y ese saludo se diseminó rápidamente entre las compañeras y compañeros. También el saludo y adhesión de los compañeros y compañeras de PepsiCo, que también están muy bien referenciados entre los trabajadores. Esos mensajes de apoyo fueron mostrando la posibilidad real de realizar este Encuentro. Así fueron sumándose desde el Ingenio La Esperanza, del INTI y muchos otros permitiéndonos sentar una referencia a nivel nacional.

    Los compañeros y las compañeras del Hospital ven todo esto que se fue generando con mucho entusiasmo, sobre todo porque se ve un apoyo enorme de parte de otros sectores que están igual que nosotros. Al pelear divididos, por separado, muchos pueden pensar que tenemos menos fuerza. Justamente el Encuentro empieza a mostrar es una tendencia a la coordinación de muchos que queremos una alternativa distinta a la que plantean los grandes sindicatos y las centrales sindicales.

    Hablando de eso, las cúpulas sindicales hacen su juego, con paros parciales o movilizaciones por sector. ¿Qué opinás del silencio, el ninguneo y hasta el boicot de esas cúpulas sobre la realización de un encuentro de este tipo?

  •  Nosotros participamos de la última movilización que organizaron desde ATE nacional y la CTA autónoma. Evidentemente son medidas insuficientes, más allá de que el pedido contra los despidos esté incorporado. Sobre todo porque esas medidas llegan bastante tarde. Durante enero ellos mismos dejaron correr los despidos en el Estado en sectores donde particularmente tienen responsabilidad. Nosotros marchamos ese día planteando la necesidad de un plan de lucha y de unificación de las luchas en curso.

    Parte de las discusiones que habrá hoy en el Encuentro tienen que ver con la necesidad de participar con una columna independiente en la marcha del 21, planteando la necesidad de un paro y plan de lucha nacional contra los despidos, el ajuste y carestía de la vida.

    La caída de la imagen del Gobierno nos permite a todos los trabajadores salir a la ofensiva y canalizar toda la bronca popular que hay vencer los planes de Macri, de Vidal y del resto de los gobernadores. Algo que, evidentemente, las direcciones de los grandes sindicatos y las centrales obreras no quieren hacer.
    A horas del Encuentro ¿qué discusiones esperás que se desarrollen?

  •  Para mí la principal idea que tiene salir del Encuentro es que, más allá de que participemos, sin ningún sectarismo, de todas las iniciativas de los grandes sindicatos tenemos que saber que son insuficientes y que tenemos que exigir ese plan de lucha en serio.

    En la movilización del 21, por ahora ninguna de las direcciones sindicales que convoca tienen pensado parar. Entonces toda esa fuerza y predisposición que tienen los trabajadores choca con el límite de las direcciones. Para no hablar de los que directamente están con el Gobierno. No se puede desgastar y agotar las fuerzas de los que estamos peleando. Por eso la exigencia de un paro nacional como inicio de un gran plan de lucha. Ese va a ser uno de los ejes de discusión del Encuentro.

    También vamos a discutir todo tipo de iniciativas, desde medidas propias que pueda votar el encuentro hasta las propuestas que traiga cada sector que participe. Por ejemplo los compañeros de Río Turbio van a proponer la instalación de un carpa en la Ciudad de Buenos Aires, en el centro político del país, que congregue a todos los trabajadores en lucha.

    ¿Cómo está la lucha del Posadas hoy?

  •  Está abierta. Hay un sector de despedidos que se mantiene activo luchando y con una política permanente hacia el resto de las compañeras y los compañeros de adentro del Hospital. Esa solidaridad de los compañeros no despedidos es lo que también nos permite seguir enfrentando las maniobras y aprietes tanto de la dirección del Hospital como de las conducciones gremiales que son cómplices de la dirección. Sin los compañeros de adentro es imposible nuestro triunfo.

    ¿Qué le dirías a quienes todavía dudan de participar del Encuentro?

  •  Que sería muy importante que tanto los trabajadores y las trabajadoras que están luchando como quienes no están luchando hoy en particular pero están en contra de los despidos y de la carestía de la vida, así como los jubilados, vean que el Encuentro puede ser un espacio de referencia y de organización.

    Nosotros invitamos en particular a la comunidad que vive en los alrededores del Hospital a que participe, sobre todo en defensa de la salud pública. Y creemos que ese es el camino. La unidad, la discusión democrática y la acumulación de fuezas para dar la pelea en mejores condiciones y, sobre todo, para triunfar.







    Temas relacionados

    #EncuentroTrabajadoresEnLucha   /    Sindicalismo combativo   /    Sindicalismo de izquierda   /    Río Turbio   /    Hospital Posadas   /    INTI   /    Provincia de Buenos Aires   /    Mundo Obrero

  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO