×
×
Red Internacional

Movimiento de mujeres.Este #3J en Neuquén salimos a las calles con la fuerza de las trabajadoras de salud

A 6 años de primer NUM, continúan vigentes las demandas por las que millones de mujeres colmamos las calles. Hoy seguimos peleando por medidas inmediatas contra la violencia machista, para salud, educación, vivienda digna y por aparición con vida de Tehuel. Decenas de organizaciones de mujeres convocan a movilizar este Jueves a las 15hs desde el Monumento a San Martín.

Elizabeth HayasEstudiante del ISFD N 12 - Neuquén

Lunes 31 de mayo | 20:25

En medio de otro año de pandemia, las mujeres y disidencias comenzamos el año en las calles, denunciando la responsabilidad del Estado y los Gobiernos nacional y provinciales. Luego de 6 años del primer NiUnaMenos, descargan sobre nosotres las consecuencias de la crisis y la pandemia, mientras cuidan las ganancias de las petroleras y empresarios.

En todo el país son miles las muertes por día por COVID, y la violencia machista ya se cobró la vida de más de 90 mujeres en lo que va del año, por falta de políticas reales. Además siguen creciendo los despidos, la precarización laboral que afecta mayormente a les jóvenes, y decenas de mujeres con sus familias son obligadas a tener que tomar tierras por falta de vivienda. La lucha por Ni Una Menos, sigue conmoviendo y convocando en todos lados.

Salud tu lucha es nuestra lucha

La impresionante rebelión de les elefantes de salud con las mujeres al frente junto a la comunidad en la provincia, logró poner de manifiesto el vaciamiento constante de gobierno tras gobierno y demostraron que no hay más lugar para la resignación.

Actualmente frente a la nueva ola de contagios, a más de un año de iniciada la pandemia el Hospital Provincial de Neuquén cuenta sólo hay 15 camas para pacientes que requieren ventilación mecánica ocupadas en su totalidad, sin embargo ya debería estar equipado para dar respuesta a una población de más de 600.000 habitantes en la provincia. O sea, que sería algo así como 1 cama para 40.000 personas.

Te puede interesar: El área Covid del hospital Castro Rendón de Neuquén colapsado

Este 3J esta lucha continúa también contra los sumarios, causas penales y millonarios descuentos salariales a les trabajadores de Salud, donde son 9 las mujeres trabajadoras perseguidas por estar al frente. Muchas de ellas, sostenes de hogar, cobraron sus sueldos con grandes recortes que golpean de lleno sus hogares y la manutención de sus hijes, en un claro ataque y mientras las conducciones de ATE y UPCN dejan correr.

Contra la violencia machista

A su vez, el femicidio de Úrsula nos empujó a las calles a exigir justicia, días después el de Guadalupe Curual de Villa La Angostura, nos encontró peleando nuevamente por la aprobación inmediata del Plan de Emergencia contra la violencia hacia las Mujeres, mientras el presidente en un acto casi provocador afirmaba “estoy muy feliz de estar poniéndole fin al patriarcado”.
Pero el patriarcado sigue en pie y legitimado por este gobierno, desde el propio Estado lo reproduce desde sus instituciones como la Justicia y la policía, las decenas de Ministerios y Secretarias de Género, que dejan completamente a la deriva a quienes denuncian violencia y hasta encubren a los agresores.

Te puede interesar: No declarar la emergencia es una decisión política del gobernador Gutiérrez

En Neuquén les propies trabajadores de los servicios de atención siguen manifestando la falta de presupuesto real para esos espacios, la falta de recursos, de equipos interdisciplinarios, la propia precarización laboral hacia el interior de esos espacios, y la falta de refugios para las mujeres.

Existe 1 solo refugio provincial con 32 plazas, y se destina apenas el 0,6% del presupuesto provincial a programas y obras relacionadas a la violencia hacia las mujeres. Es urgente que la plata vaya para estas necesidades y no para las petroleras, la plata está pero es una cuestión de falta de voluntad política del MPN.

Contra la precarización de la vida

A su vez, las trabajadoras de las fábricas recuperadas siguen siendo un ejemplo, poniendo sus producciones al servicio de las necesidades como la producción de barbijos por parte de las textiles, o los cerámicos para el fondo de huelga de salud, en unidad con los sectores en lucha mientras los propios sindicatos dan la espalda y traicionan a sus trabajadores.

El ajuste también repercute en trabajos en los que somos mayoría mujeres como en Educación, obligadas a volver a las escuelas expuestas a los contagios o a sostener la virtualidad sin conectividad, dispositivos o sin un espacio adecuado en nuestras casas, donde lo pedagógico pierde importancia, y muchas incluso teniendo que buscar otros trabajos porque el sueldo no alcanza. También son decenas de estudiantes expulsades de sus lugares de estudio.

Hay que recuperar los sindicatos y centros de estudiantes como espacios de organización desde las bases e independientes de los gobiernos. Y por eso también, será parte de la exigencia de las mujeres en esta fecha que convoquen a movilizar para que todas podamos participar.

Porque no queremos #NiUnaMenosSinVivienda es que seguimos de pie junto a las mujeres y familias de las tomas, exigiendo tierra para vivir y un plan de obras públicas en función de estas necesidades urgentes en plena pandemia. No vamos a naturalizar que hayan decenas de familias sin una vivienda digna, arriesgando sus vidas, sin luz, agua o gas teniendo a metros yacimientos petroléros.

Seguimos exigiendo también la aparición con vida de Tehuel este jóven trans que representa la violencia más dura contra los sectores de la disidencia, que aún con Ley de Identidad de género, Ley de cupo laboral trans que le arrancamos al gobierno, es papel mojado. Estamos artes de los trans y travesticidios, del maltrato del propio Estado que les expone a los peores trabajos, si es que consiguen, a la violencia policial en las calles, a la estigmatización constante.

Las innumerables situaciones de violencia a la que estamos expuestes bajo este sistema capitalista y patriarcal, y la bronca que nos atraviesa todos los días ante la falta de políticas reales de los Gobiernos tienen que ser el motor que nos movilice este 3J en las calles.

En todo el mundo, resurgen levantamientos masivos contra los planes de ajuste de los gobiernos, contra las condiciones sanitarias deficitarias para hacer frente a la pandemia,que tienen como consecuencia la vida de las familias trabajadoras. Entre esas movilizaciones volvemos a ver a las mujeres también al frente, como en Palestina, donde son quienes organizan gran parte de las tareas de resistencia frente a la violencia del Estado de Israel, o en nuestro propio continente como en Chile, Colombia, Brasil.

No dejes de leer: ¿Dónde están las feministas?

Por eso, se actualiza más que nunca la perspectiva de que el movimiento de mujeres no solo pelee por mantenerse movilizado sino por unir sus fuerzas a las de estas mujeres que en todo el mundo están a la cabeza de los procesos más avanzados de la lucha de clases y de la clase trabajadora con capacidad de paralizar el corazón del capitalismo.
En la pelea de todos los derechos que tenemos por conquistar pero, especialmente en la pelea por terminar con toda forma de explotación y opresión, apoyarnos en la fuerza de les trabajadores ocupades, desocupades, precarizades y les jóvenes estudiantes organizades de manera activa en las calles y todos lados, para arrancar todos nuestros reclamos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias