×
Red Internacional

Pandemia e imperialismo.Estados Unidos ayuda a India contra el coronavirus mientras acapara millones de vacunas

La administración de Biden está bajo presión para ayudar al mundo contra la oleada fuera de control de coronavirus. Suministrará productos terapéuticos, kits de prueba, ventiladores y equipo de protección a India, pero no enviará ni una vacuna de las millones almacenadas ni tampoco liberará las patentes.

Salvador Soler@SalvadorSoler10

Lunes 26 de abril | 13:01

El gobierno de Biden, bajo una presión cada vez mayor para abordar una oleada devastadora del coronavirus en la India, dijo el domingo que había levantado parcialmente la prohibición de exportar materias primas para vacunas y que también suministraría a la India productos terapéuticos y kits de prueba de diagnóstico rápido, ventiladores y equipo de protección personal.

El anuncio, que significa un cambio abrupto para la administración, se produjo después de que Jake Sullivan, asesor de seguridad nacional del presidente Biden, realizara una llamada más temprano el domingo con Ajit Doval, su homólogo en India, y como el gobierno indio informó más de 349.000 nuevas infecciones, un récord mundial por un solo día. Emily Horne, portavoz del Consejo de Seguridad Nacional, dijo que Estados Unidos había “identificado fuentes de materia prima específica que se requiere con urgencia para la fabricación india de la vacuna Covishield”, la versión producida en India de la vacuna AstraZeneca.

Te puede interesar Por qué el récord de contagios en India se puede convertir en una amenaza para el mundo

La situación en India está desesperando al mundo. El país está presenciando quizás la peor crisis que ha sufrido cualquier otro desde que comenzó la pandemia, con hospitales desbordados y personas desesperadas muriendo en las filas esperando para ver a los médicos, y cada vez hay más pruebas de que el número real de muertos es mucho más alto de lo que se informó oficialmente. Las autoridades dicen que se están agotando desesperadamente los suministros, incluido el oxígeno y el equipo de protección, ya que se cree que una nueva variante de doble mutación está detrás de un aumento en los casos.

Esta situación en India no puede sorprender a nadie. En India viven 1,300 millones de personas, la mayoría en situación de hacinamiento, condiciones de infraestructura precaria y un sistema de salud ya colapsado. Los indicadores a principios de la pandemia ya mostraban que la India podría convertirse en uno de los principales focos mundiales. Hoy no sólo se ha confirmado ese pronóstico, sino que además se han descubierto variantes de "mutación doble".

Muchos indios están frustrados de que su país, el mayor productor mundial de vacunas, esté tan atrasado en su propia campaña de vacunación. Menos del 10 %de los indios han recibido siquiera una dosis, y solo el 1,6 % están completamente vacunados, según una base de datos del New York Times. A pesar de que India está produciendo dos vacunas en su propio suelo siendo el mayor exportador de las mismas, recientemente tuvieron que dirigir parte de su producción hacia el propio terreno una vez que la situación se convirtió en catastrófica.

Sin embargo, incluso cuando la semana pasada circularon por todo el mundo imágenes horribles de hospitales agotados y de sitios de cremación masiva, los funcionarios de la administración fueron retrocedido a medida que aumentaba la presión para que Estados Unidos ampliara sus esfuerzos para combatir el aumento en India. Mientras que el presidente Biden asumió el cargo prometiendo restaurar el lugar de Estados Unidos como líder en salud global, y ha dicho repetidamente que la pandemia no se detiene en las fronteras de la nación, ha hecho poco y nada en relación a eso. Sólo son medidas que no atacan realmente el problema de fondo.

Te puede interesar: “Guerra por las vacunas”: frente a la irracionalidad capitalista, anulación de las patentes y vacunas para todo el mundo

Biden parece continuar la política del “América First” de Trump, respondiendo a los productores estadounidenses custodiando sus ganancias en todo el mundo. Antes de exportar vacunas quiere que la totalidad de los estadounidenses hayan sido inoculados. Sin embargo es algo que podría resolverse si las patentes fueran liberadas a nivel mundial permitiendo que cada país tenga la posibilidad de producir y administrar vacunas de manera rápida, gratuita y efectiva. Pero las ganancias y la carrera por el control del negocio de la pandemia es una tarea de primer orden para el establishment norteamericano.

Hasta el domingo, el 28,5 % de los estadounidenses estaban completamente vacunados y el 42,2 % había recibido al menos una dosis, según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades.

"Vamos a empezar asegurándonos de que los estadounidenses están atendidos en primer lugar, pero luego vamos a tratar de ayudar al resto del mundo", dijo Biden el mes pasado, después de comprometerse a proporcionar apoyo financiero para ayudar a Biological E, un importante fabricante de vacunas en la India, a producir al menos mil millones de dosis de vacunas contra el coronavirus para finales de 2022.

Pero los compromisos de Biden solo han llegado hasta cierto punto. India y Sudáfrica han solicitado a la Organización Mundial del Comercio una exención temporal a un acuerdo internacional de propiedad intelectual que daría a los países más pobres un acceso más fácil a versiones genéricas de vacunas y tratamientos contra el coronavirus. La administración Biden está bloqueando esa solicitud.

"La administración de Biden aún puede hacer más", dijo el domingo en un comunicado el representante Ro Khanna, demócrata de California. También pidió a Estados Unidos que libere dosis de la vacuna AstraZeneca, que no está aprobada para su distribución en este país, a India, como lo ha hecho para Canadá y México.

Te puede interesar: Argentina: El Frente de Izquierda exigió declarar de utilidad pública el laboratorio mAbxience

Alrededor de 60 millones de dosis de la vacuna AstraZeneca están almacenadas en Estados Unidos, y Biden dijo este lunes que luego de una revisión de seguridad las compartirá con el mundo. Pero la vacuna se fabricó en la planta de Emergent BioSolutions en Baltimore, donde la producción se detuvo en medio de preocupaciones sobre una posible contaminación.

India es el hogar del Serum Institute of India, con el 60% del mercado es el mayor fabricante de vacunas del mundo. Pero la producción de vacunas se ha quedado atrás de las necesidades de los 1.300 millones de habitantes de la India mientras que las patentes estén bloqueadas para administrar la vacuna dentro del territorio. Ante esto, la administración Biden se resistió hasta el domingo a enviar ayuda. Cuando se le preguntó el jueves por qué Estados Unidos no levantaría su prohibición, Ned Price, el portavoz del Departamento de Estado, dijo a los periodistas que "Estados Unidos, ante todo, está comprometido en un esfuerzo ambicioso, eficaz y, hasta ahora, exitoso para vacunar al pueblo estadounidense".

La resistencia fue recibida con críticas de políticos indios y expertos en salud. "Al almacenar vacunas y bloquear la exportación de materias primas cruciales necesarias para la producción de vacunas, Estados Unidos está socavando la asociación estratégica Indo-estadounidense", dijo en Twitter Milind Deora, un político de Mumbai, una de las ciudades más afectadas.

Te puede interesar: “Guerra por las vacunas”: frente a la irracionalidad capitalista, anulación de las patentes y vacunas para todo el mundo

Ante las presiones internacionales de distintos gobiernos, pero sobre todo ante una amenaza real por el aumento de casos desmedido en la India, es que la administración Biden comenzó a ayudar al país asiático. Se trata de una respuesta diplomática ante un aliado estratégico, intentando mostrar un nuevo rostro al imperialismo norteamericano luego de cuatro años de trumpismo.

Además India es un país clave para la estrategia norteamericana en Asia frente a China. Su acercamiento, que se fue asentando en los últimos años, es imperioso en este sentido para mantener su alianza relativa - ya que India pelea por mayor autonomía del resto de las potencias- . Aunque por el bajo nivel de compromiso, se puede esperar que China o Rusia (aliado histórico de India) hagan lo suyo cubriendo la faltante norteamericana para ayudar al país en resolver la peor crisis de contagios del mundo.

Pero que se necesita concretamente India para enfrentar la pandemia es que se dejen sin efecto las patentes que son el principal freno para una vacunación masiva a nivel mundial. Esto no puede esperarse de sujetos como Biden, para lograrlo los trabajadores deberán tomar el control de las empresas y la producción de vacunas e insumos médicos. Se trata de una lucha política de urgencia para evitar más muertes en todo el mundo.

Te puede interesar: Vacunas: las patentes contra la salud mundial




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias