×
×
Red Internacional

El Círculo Rojo. Estabilidad económica y turbulencias políticas ¿qué está pasando en Bolivia?

La inflación baja y el crecimiento económico no pueden evitar las internas del MAS y que la derecha retoma las calles ¿Cuáles son las disputas y qué expresan?

Diego Sacchi@sac_diego

Escuchá esta nota
Viernes 26 de agosto | 09:25

De esos temas hablamos en la columna sobre noticias internacionales del programa de radio El Círculo Rojo, que se emite todos los jueves de 22 a 24 hs por Radio Con Vos.

Bolivia, el país vecino está viviendo una situación bastante particular.

Es puesto como ejemplo por la baja inflación, de 1,2% en el primer semestre del 2022, mientras en Argentina se acumulaba el 36,2%, y por la estabilidad económica, combinada con crecimiento y una balanza comercial con superávit.

Si miramos estos números parece que la situación del país es tranquila, pero en el medio se agudiza el conflicto cocalero, se encienden las internas del partido oficialista el MAS y la derecha aprovecha para salir a las calles.

Esa crisis en el régimen político dejó a la derecha y el bloque golpista sumamente fragmentado, pero también abrió disputas en el partido de gobierno.

En este contexto hay que ubicar varios hechos políticos:

Por un lado las manifestaciones de la derecha, que bajo la excusa de cuestionar la postergación del Censo Nacional de Población y Vivienda utilizan cualquier cuestión en un conflicto anti gubernamental para condicionar al gobierno e imponer condiciones de negociación.

El otro hecho es la disputa en el MAS generado por la intención de Evo Morales de ser presidenciable en 2025, lo que fue calificado por sectores opositores al expresidente como un intento de golpe de estado al interior del partido. Por su parte Evo Morales ha presionado al gobierno de Arce para el cambio de ministros y viceministros, amenazando con utilizar la bancada parlamentaria oficialista como expresión de una nueva oposición al gobierno de Arce.

Para entender mejor qué está pasando hay que tener en cuenta un dato: el golpe de estado del 2019, además de sacar a Evo Morales del gobierno y llevar adelante una violenta represión, dejó una profunda crisis en el conjunto de las instituciones estatales, particularmente la Policía, las Fuerzas Armadas y el aparato judicial.

Se cuela un tercer hecho, las protestas de los cocaleros. Estas manifestaciones responden a una división que impuesta por los gobierno de Evo Morales que, para cumplir con la llamada “lucha contra el narcotráfico”, mantiene a sectores que producen coca en la ilegalidad.

Decía al principio que la situación económica se mantiene estable, pero comienzan a crecer las demandas sociales, algo que se expresa por ejemplo campesinos de Achacachi, el quinto municipio más poblado del departamento de La Paz, amenazan con retirar apoyo al Gobierno si no satisface demandas locales de desarrollo.

Lo que empezamos a ver es la contradicciones del nuevo gobierno del MAS, que se ha reducido a la mera administración del Estado sin nada nuevo que ofrecer, ante la creciente dependencia de capitales extranjeros.

Te puede interesar: Entrevista. Bolivia entre la estabilidad económica y la crisis política




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias