×
×
Red Internacional

El viernes 29 pasó por Bahía Blanca el candidato a diputado Espert, quien armó un teatro de operaciones para pedir la represión a los reclamos indígenas y reivindicar a la figura de Roca, mientras el gobierno local cambiemita de Gay deja correr la xenofobia y la oposición peronista guarda silencio.

Sábado 30 de octubre | 18:44

Si hay algo que quedó demostrado en la campaña electoral son las derechadas de los autoproclamados libertarios. En el contexto de la ofensiva contra la comunidad mapuche en el sur, la derecha pide pista y los medios hegemónicos abren sus micrófonos.

A tono con sus declaraciones de apoyo a Roca, el candidato a diputado José Luis Espert de Avanza Libertad impulsó en Bahía Blanca el “bautismo ciudadano” del parque Campaña del Desierto, llamándolo Julio Argentino Roca. Con un estilo de colonizador frustrado, armó un teatro de operaciones para expresar con lujo de detalles su violencia contra los pueblos indígenas.

Con una foto de Roca con su uniforme militar bordeado con cintas de la bandera argentina invitó a sus candidatos a acercarse para manifestar su odio con total impunidad. Luego cortó una cinta argentina para inaugurar el parque al grito de “Viva el general Roca y viva la Patria” su sequito de diez nacionalistas gritaban “Argentina, Argentina…”. Entre ellos se encontraba el primer candidato a concejal por Avanza Libertad en Bahía Blanca, Martín Barrionuevo, ese sí de estirpe y trayectoria como oficial de la Armada y ahora de la Marina mercante.

La candidata a concejal por el FIT-U, Daniela Rodríguez, expresó: “¿Se imaginan a este personaje llevando la foto de Roca a su banca de concejal para justificar sus políticas contra los derechos de las mujeres, las disidencias y la juventud?”.

Con un intento de interpelar a los vecinos bahienses, Espert dijo: "Hace tres meses el intendente señor Gay hizo una suerte de consulta popular a ver si querían renombrar este parque ecológico que se llamaba Campaña del Desierto. Los vecinos, redoblando la apuesta como bien bahienses, decidieron renombrarlo no con el nombre medio etéreo ’Campaña del Desierto’, sino con el nombre de aquel héroe que hizo la Campaña del Desierto, Julio Argentino Roca, un estadista extraordinario”.

En su arenga Espert, llamó cobarde al intendente Héctor Gay por no cumplir con la voluntad popular de llamar al parque Roca. Es cierto, el intendente de Juntos, demostrando la seriedad en el tratamiento de temas tan sensibles como fue el genocidio indígena en la región, resolvió a pedido del Concejo Deliberante realizar una convocatoria virtual para el cambio de nombre del parque. El resultado de semejante parodia fue renombrarlo como Roca. Es sabido que muy pocos vecinos y vecinas de Bahía Blanca participaron en esa convocatoria, sino que más bien fue impulsada por los círculos militares, nacionalistas, policías, servicios de inteligencia, milicos frustrados y por las huestes de trolls que apoyan a Espert y Milei. Como consecuencia, el municipio suspendió la convocatoria y el parque se sigue llamando Campaña del Desierto.

Te puede interesar: l 25 de mayo de 1879: la celebración de la “Conquista al Desierto”

Como si fuera una fanfarria militar bien afinada dirigida por el intendente Gay y ejecutada por los concejales de Juntos y del Frente de Todos, todo quedó en la nada. Carlos Quiroga, concejal del Frente de Todos y autodenominado interesado por las cuestiones culturales, que integró la comisión “pro parque”, para variar no propuso ninguna instancia de discusión o debate para, por lo menos, intentar mostrarse con un poco más de sensibilidad por el tema. Luego con el resultado de la convocatoria, se retiró de la comisión. A la oposición del Frente de Todos, ni se les ocurrió escuchar por lo menos a las organizaciones indígenas de la ciudad, menos aún profundizar el debate con especialistas e investigadores de la UNS sobre el tema. Un papelón a tono con los dichos de Fernández “Los argentinos venimos de los barcos”.

Espert aclama a Roca como su mejor soldado: Roca "permitió la recuperación de lo que equivale al 40 % de lo que corresponde hoy al territorio argentino, amenazado por indios, salvajes, y permitió esta epopeya". Diríamos, un “lamebotas” del genocida Roca, pero aggiornado. Retomando el discurso imaginario de Patricia Bullrich sobre la RAM que destiló patria para empoderar a las fuerzas represivas que asesinaron a Santiago Maldonado y Rafael Nahuel, habló de colonización y terrorismo mapuche, llamó a un estado de sitio perimetral y exigió al presidente Alberto Fernández la intervención de las fuerzas federales. En época de elecciones es conveniente que los candidatos se informen. Los Fernández ya mandaron a las tropas represivas a Río Negro.

Nada de casual tiene estos dichos en el contexto actual de racismos, xenofobia y persecución a las comunidades originarias. La finalidad es beneficiar a los grandes terratenientes nativos y extranjeros, al agronegocio, la megaminería y los negociados privados. La libertad a la que se refiere Espert no incluye a ningún colectivo social que defienda sus derechos y luche para conquistar nuevos. Declaman una libertad basada en el orden y el progreso positivista que atrasa más de 150 años.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias