×
Red Internacional

El DNU de Alberto Fernández suspende las clases presenciales en AMBA, contraatacó la justicia amiga de Larreta que quiere las escuelas abiertas. Una guerra que nada tiene que ver con la realidad de las familias y docentes. Queremos luchar por las demandas de las que nadie habla: la situación de las familias y trabajadores que concurren a la escuela pública. Este 27 de abril nos movilizamos al consejo del salario junto a los sectores en lucha.

Marilina AriasDocente CABA Miembro del Consejo Directivo de Ademys

Jueves 22 de abril | 15:41

Ayer, en la puerta de la escuela 7 de Villa Lugano, se convocaron docentes y familias para visibilizar las demandas de la comunidad educativa. Tuvo gran repercusión en los medios porque el debate sobre la educación está en el ojo de la tormenta. El DNU del gobierno nacional es una improvisación total. El ministro de educación Trotta, desaparecido. Larreta y Acuña, que bajaron el presupuesto educativo a niveles históricos, que no garantizaron alimentación saludable, que no brindaron equipos y conectividad gratuita en toda la pandemia, se llenan la boca hablando de la importancia de la educación. Sobre los miserables planes de vacunación para trabajadores esenciales, se tiran la pelota.

Ni Gobierno Nacional, ni Gobierno Porteño

Los carteles con los reclamos de docentes y familias no mienten: planes de vacunación, conectividad gratuita, licencias pagas, IFE para las y los trabajadores sin ingresos o precarios. Si miramos la realidad desde abajo, vemos que, en medio de una crisis social y económica extraordinaria, el gobierno de Alberto Fernández, su ministro Trotta y el gobierno porteño no se molestaron en anunciar medidas de urgencia y de fondo para paliar los padecimientos de amplias mayorías que llevan a sus hijos e hijas a la escuela pública.

Nos preocupa mucho la educación. Pero una escuela que deja de lado lo social para solo discutir si su pedagogía será virtual o presencial, anula toda perspectiva crítica. No se puede debatir qué educación necesitamos sin decir que hay contagios en las escuelas, que se nos mueren compañeros docentes, auxiliares, y hasta nuestros pibes se contagian, que sus familias están aisladas, a veces sin conseguir lugares para internarse, ni camas de terapia, que viajan en un transporte público atestados y que los casos llegan a 30.000 por día.

Las cifras que conmueven los muros de las escuelas

Durante el 2020 se perdieron más de un millón de puestos de trabajo y una familia tiene que ganar más de $2.000 por día para no ser pobre en la Ciudad. Por la pandemia, el 70% de las familias se endeudó, usó ahorros, vendió pertenencias o redujo el consumo. La pobreza es 42% en el país y son 6,3 millones de pobres. Y con 15,2 % -1,9 millones- encabeza la lista de indigencia de todo el país. Acá están las familias de nuestra escuela, acá están nuestros pibes y pibas.

Ningún gobierno da respuesta y ningún medio los interpela para preguntar qué medidas van a tomar frente a esta situación. El DNU que decretó Alberto, como manotazo de ahogado ante el colapso de la segunda ola, no fue acompañado por ninguna medida social ni sanitaria; en la Ciudad, el capricho de la presencialidad de Larreta y la derecha cambiemita tampoco tiene en cuenta la crisis sanitaria, ni social, ni educativa. No sólo dejaron sin vacantes a más de 20.000 alumnos y alumnas por año, sino que ajustaron sistemáticamente el presupuesto educativo. La gestión de Larreta comenzó en 2016 con un presupuesto en educación del 22% y lo fue recortando en un punto porcentual promedio cada año. Lo que asignaron para este 2021 representa un miserable 17,18% del total de la Ciudad, el presupuesto educativo más bajo en la historia de su gestión.

Hay que decirlo claramente. La virtualidad de Alberto sin otras medidas es una expulsión masiva de las familias de las escuelas. Y la presencialidad de Larreta sin vacunas y otras medidas, atenta contra la salud y la educación. De la justicia tampoco se podría esperar nada, ¿qué hace al respecto?, ¿está peleando contra la pobreza infantil?, ¿está sancionando a los laboratorios que se llevan las vacunas afuera? ¿Por qué ahora y de repente tanta expectativa en la corte suprema de justicia? ¿A dónde quedó la reforma judicial? ¿Cuál es la medida en el DNU de Alberto que ataca esta injusta y profunda desigualdad social? En síntesis, la justicia es de clase.

Haz lo que yo digo… pero no lo que yo hago

La jueza que produjo el fallo a favor de Larreta, la camarista porteña Nieves Macchiavelli, que es hermana de Eduardo Macchiavelli, secretario de Ambiente del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, fue votada además por sus legisladores afines, por el propio peronismo porteño. Luego llega el fallo. Luego, se rasgan las vestiduras y hacen una campaña contra esta jueza, que ellos mismos votaron y avalaron. Pero el daño ya está hecho y la derecha hipócrita sale en los medios a hablar de cuánto le importa la educación de nuestros chicos, cuando el año pasado la Ciudad más rica del país los dejó sin computadoras, ni conectividad para la virtualidad.
El Ministro de Educación Nacional Nicolás Trotta no tomó cartas en el asunto. Desapareció luego de la conferencia presidencial y ahora empieza a asomarse pero sin soluciones de fondo. Dice haber sido “desoído” por el propio presidente, en medio de sus paseos junto a la Ministra porteña Soledad Acuña, insistiendo en no suspender la presencialidad pero sin hablar de la necesidad de tomar otras medidas urgentes y sanitarias por fuera de la escuela. ¿Cómo van a resolver el problema del hacinamiento en el transporte? ¿Cuál es el plan de conectividad del gobierno nacional? ¿Cuánto dinero invirtió en construcción y refacción de escuelas? ¡El dinero para todo esto está! pero se la sigue llevando en pala el Fondo Monetario Internacional en concepto de una deuda externa, ilegal, fraudulenta e ilegítima.

¿Y las vacunas?

El jefe de gobierno porteño acusa a Alberto de la falta de vacunas. Es cierto. Pero Larreta privatizó una parte que se van por obras sociales y tuvo su propio vacunatorio VIP. Asistimos a hospitales saturados y no hay camas. Enormes colas para hacerse testeos. Semana Santa y un colapso anunciado. El flamante ministro de Turismo Matías Lammens, ex candidato a Jefe de Gobierno porteño, autorizó en forma totalmente desmedida irse de vacaciones, incluso a Brasil, que luego trajo a la Ciudad la cepa a Manaos.

El plan y las vacunas para las y los docentes aún no llegó y se tuvo que detener. No hay ni fecha ni plan contemplado para que esto ocurra. Ni hablar de las familias, de los trabajadores esenciales donde tampoco el personal de salud se le ha completado su vacunación, y siguen habiendo muertes en trabajadores del Subte.

El potencial para las vacunas está en la Provincia de Buenos Aires, en la localidad de Garín. En el laboratorio del multimillonario Hugo Sigman, amigo del gobierno nacional, se fabrica el componente activo de la vacuna. Pero todo lo que pagó Alberto Fernández se va para el exterior y acá no llegó nada. Una gran estafa con ayuda del gobierno. Si este laboratorio fuera declarado de utilidad pública, como propone el proyecto del Frente de Izquierda, la discusión sería otra.

Te podría interesar: Vacunación docente sin GPS: las vacunas están en Garín, las tiene el empresario Sigman

¿Y las conducciones sindicales?

Las conducciones sindicales afines al peronismo como UTE y ATE en la ciudad, se posicionan en la vereda del DNU de Alberto. Están intentando salvar a alguien que viene en picada. Hasta medidas de fuerza y paro llamaron para “defender la constitución”. Sí, leyeron bien, le hicieron UN PARO A LARRETA, después de meses y meses de pasividad y oídos sordos a las demandas de las y los trabajadores y frente a los ataques que viene habiendo en cada uno de los sectores.

Este paro y esta continuidad, no solo se lo ha impuesto una realidad sanitaria insostenible, sino que también las bases docentes que vienen dando una pelea desde principio de año primero por un regreso seguro a clases, y ahora con el disparo de contagios, por una suspensión temporal de la presencialidad. Decenas de colectivos de familias sacaron sus flyers y se adhirieron a la medida junto a las y los docentes. Vamos por el cuarto día de paro y la cuestión se sigue complejizando.

Alberto dijo “el virus no conoce la GRAL PAZ”, un límite territorial que las conducciones sindicales hacen estandarte. ¿Acaso Baradel no sabe que hay miles de chicos y chicas sin computadoras, ni conectividad gratuita en la Provincia? ¿No sabe que hay miles de docentes del Conurbano que no recibieron vacunas? ¿No sabe que hay miles de familias que dejaron de recibir el IFE y no tienen cómo garantizar quedarse en sus casas durante estos 15 días?

Parece que estos temas “preocupan” a la conducción Celeste cuando se trata de oponerse a Larreta, pero no al Gobernador de la Provincia. La misma conducción Celeste de la CTERA nada ha hecho desde principio de año cuando su ministro Trotta se paseaba por las provincias empujando la presencialidad sin recursos y sin vacunas. Murieron más de 20 docentes en todo el país por Covid, ni una medida de fuerza llamaron desde entonces, cintas negras y jornadas de luto, eso valen las vidas de nuestros compañeros y compañeras para ellos.

Tercera posición: un programa y una salida independiente de las y los trabajadores

Estamos impulsando medidas de fuerza y acción, pero con un programa propio e independiente de los gobiernos. No podemos desligar la pelea en las escuelas de las peleas de las familias. Pero no es solo un flyer o un saludo a la bandera. No peleamos por “la constitución” o por un “DNU”. Sino que peleamos por el conjunto de las demandas de las familias trabajadoras, peleamos en común y queremos organizarnos en común.

Por eso no depositamos expectativas en la salvación de un DNU, ni la Corte Suprema, ni la justicia porteña, no hay salida para las familias trabajadoras de uno u otro lado de la “grieta”. La salida es independiente y confiando en nuestras propias fuerzas organizadas junto a los estudiantes, los auxiliares, los trabajadores y trabajadoras que son las familias de nuestras escuelas y que están en lucha peleando por su sustento como los del Puerto, los que pelean por sus condiciones de trabajo como en el Subte, quienes están defendiendo la salud como en Neuquén.

En esta perspectiva, de coordinar y pelear en unidad, este 27 de abril, desde las 8 AM, vamos a estar movilizando junto a todos los sectores en lucha, llevando nuestras demandas junto a la de las familias de nuestras escuelas que, como nosotros, están dispuestas a pelear por la educación, la salud de sus hijes y por medidas de fondo a la crisis económica y social. Exigimos que las conducciones sindicales de UTE, CTERA, la CTAs estén a la cabeza de pelear por estos reclamos en todo el país.

Te puede interesar: Ademys: Asamblea de 1000 docentes votó movilizar este 27




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias