×
Red Internacional
La Izquierda Diario

La Esc. de Formación Integral 7-010 de Las Heras recibe a adolescentes y jóvenes entre 14 y 21 años con discapacidad de todo el departamento de Las Heras. Desde el año 2013 , diectivos y docentes, vienen elevando distintos reclamos porque la escuela no esta en condiciones para las necesidades de sus estudiantes.

Jueves 4 de marzo | 00:00
Escuela de Formación Integral de Las Heras en paro por condiciones para la presencialidad - YouTube
¿Vuelta a las aulas? La docencia de pie en todo el país - YouTube

La Escuela de Formación Integral del barrio Módica de Las Heras es una de las dos escuelas de esta modalidad con la que cuenta el departamento, la otra escuela queda en Uspallata. Ésta, al ser céntrica, es la que recibe más estudiantes. Su matrícula ha crecido pero las instalaciones no son adecuadas para la presencialidad, tan necesaria para los y las estudiantes, y mucho menos se cumple con los requerimientos necesarios para que alumnos con discapacidad tengan un real acceso a la educación en las mejores condiciones.

"No tenemos las condiciones para volver a la presencialidad. Una matrícula de 103 estudiantes, 3 aulas taller, 26 sillas y 2 baños, la escuela se llueve, se corta la luz. Las condiciones son muy malas para poder recibir a los estudiantes" comenta Carla Pavone, trabajadora social de la EFI. "Nuestro reclamo está centrado en que la presencialidad tiene que volver pero en estas condiciones no", agrega Germán Mercado, psicólogo de la institución.

Te puede interesar: Laura Espeche: "Las y los trabajadores de la educación dimos una enorme muestra de fuerza y valentía"

En estas condiciones volver a la presencialidad es muy difícil. Las escuelas EFI no cuentan con edificio propio, les prestan establecimientos pero no están en condiciones, las meriendas "dan vergüenza, sólo medio bollo de pan con una feta ínfima de queso. Para que haya inclusión real necesitamos presupuesto" comenta la trabajadora social. Esta situación es agravada por la pandemia y por las condiciones sociales de la comunidad, más allá de ser adolescentes y jóvenes con discapacidad, tienen necesidades básicas insatisfechas.

"Una matrícula de 103 estudiantes, 3 aulas taller, 26 sillas y 2 baños, la escuela se llueve, se corta la luz. Las condiciones son muy malas para poder recibir a los estudiantes", comenta Carla Pavone, trabajadora social de la EFI

Se destaca una participación activa de los padres y madres de los estudiantes en el reclamo que hacen las y los docentes y directivos del establecimiento. Nilda, madre de uno de los alumnos que asisten a esta EFI, dice en un video difusión realizado por el SUTE "es doloroso las condiciones en que trabajan en este colegio". En el mismo video se muestra que no se puede ni garantizar el distanciamiento ya que las aulas son muy pequeñas y el escaso presupuesto asignado para elementos de higiene contra el COVID, librería y limpieza.

También podes leer: [Especial] Toda la cobertura del paro de las y los trabajadores de la educación en Mendoza




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias