×
×
Red Internacional

Compartimos el descargo en primera persona, del docente, delegado, separado de su cargo, pasando por arriba de derechos laborales y fueros sindicales por realizar una denuncia.

Maximiliano KevorkianDelegado Lista marrón, Suteba.

Viernes 19 de noviembre | 14:19

Separado por denunciar

Hace aproximadamente un mes, me separaron de mi cargo como docente. En octubre, jóvenes de mi escuela me dicen que estaban sufriendo manoseos, y diferentes situaciones de abusos dentro de la institución, por parte del directo del establecimiento.

Motivo por el cual según la guía para la intervención en situaciones conflictivas en el escenario escolar (1) acudo al EOE y luego realizo una exposicion civil sobre esto. Dicha exposición se hizo en la fiscalía de San Martín y que ellos dirijan la investigación.

(1) Guía para la intervención en situaciones conflictivas en el escenario escolar:

Guia Para La Intervencion en Situaciones Conflictivas y de Vulneracion de Derechos en El Escenario Escolar... by Redes La Izquierda Diario on Scribd

A los 7 días, el inspector de secundaria me informa que me tiene que separar del cargo porque había una denuncia contra mi persona, en la cual se me acusaba de hostigamiento a una preceptora del turno que es contrario al que yo concurro. De más está decir que en ningún momento hostigué ni siquiera me referí a esta persona más que con un “buen día” de forma general cuando nos cruzamos 2 minutos a la salida. Incluso la denuncia se refiere al día 7 de octubre de este mismo año, cuando concurrí a la escuela por la jornada de formación y no compartimos espacio físico, habiendo sobrados testigos de esto.

El problema que también acarrea esto es lo que le enseña a las pibas, cada vez que se animan a hablar: si denuncias, hay represalias. Cuando se animaron a hablar conmigo, me manifestaron que uno de sus miedos era que "se la agarren conmigo".

Yo les dije que ese no era un inconveniente, primero porque es mi responsabilidad como docente cumplir con la normativa, y segundo soy Delegado Gremial de la escuela y parte de la Agrupación Marrón (Pts + independientes en el Frente de Izquierda) quienes defendemos la educación pública y la educación sexual integral. Por lo cual mi responsabilidad es doble.

El hecho es muy claro, a los que damos espacios A la ESI, como sostiene la reglamentación vigente para que puedan expresarse los abusos, y problemáticas somos perseguidos, incluso si tenemos fueros.

Dejando además, sin representación sindical a los y las trabajadores de la escuela, un claro ataque a la organización.

Defendamos los espacios de ESI

Un ataque de este tipo, es un ataque (uno más) contra la educación sexual integral, un espacio más que necesario (como se mostró con las decenas de relatos que surgieron luego de la denuncia, por parte de alumnas, ex alumnas y padres).
Es por esto que vamos a impulsar un petitorio para la reinstalación inmediata de mi cargo en la institución, de dónde nunca debería haberme ido. Y que se deje de atacar la organización de trabajadores y estudiantes, pero sobre todo, defender el espacio de reflexión de ESI.

El caso tomó estado público, obviamente mi separación implicó un escándalo momentáneo. Recibí el apoyo de decenas de estudiantes, ex estudiantes, madres y padres de la comunidad educativa, compañeros y compañeras docentes y no docentes de la escuela en cuestión y de otras en las que me desempeño como profesor, lo cual hago hace más de 11 años.

Estoy fuera del trabajo que amo, por el cual me levanto feliz yendo todos los días en bicicleta al encuentro de mis estudiantes. Donde no sólo tenemos clases de arte, sino que utilizamos el tiempo mientras trabajamos para hablar mucho de la ESI, de sus derechos y todo lo que pueda servir para que sean sujetos y se organicen por sus derechos.

Al principio en una biblioteca, sin nada que hacer y ahora con tareas administrativas en la escuela de artes visuales Antonio Berni, algo totalmente distinto a la tarea del docente para la cual me forme y capacite.

No es la primera vez

Como parte de la Lista Marrón no es la primera vez que sufrimos estos ataques. Aunque acá hay un agravante, porque se está denunciando un abuso sexual de parte de un adulto a estudiantes.

Vivimos en un mundo machista que constantemente hace caso omiso, rechaza o minimiza las denuncias de las víctimas de acoso y/o abuso y la escuela debería ser un lugar en el que las y los estudiantes puedan hablarlo y sentirse seguros/as, sabiendo que sus docentes, su equipo orientador, y todo el personal de la institución no solo las escuchen y contengan, si no que tomen cargos en el asunto. Peleamos porque esto sea así, y no vamos a callarnos si esto no sucede.

Pasan los días y sigo fuerte, con el apoyo de docentes, estudiantes y sus familias, peleando por mi reincorporación inmediata a mi lugar de trabajo donde soy delegado y estoy desplazado de forma totalmente ilegal.

Sumate a Firmar el Petitorio




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias