×
×
Red Internacional

Salió a la luz un decreto del año 2021, en el cual el gobernador Gerardo Morales exime de impuestos provinciales a la firma Productora del Noroeste S. A., dueña del Ingenio La Esperanza. Una historia de multiples y millonarios beneficios.

Miércoles 1ro de junio | 17:01

Mediante el Decreto-Acuerdo N° 4490/21, Morales le otorgó a la familia Budeguer, dueña del Ingenio La Esperanza, lo que ellos llaman “incentivos fiscales”, que no son más que el perdon de impuestos por montos millonarios.

En concreto la empresa no abonará el Impuesto de Ingresos Brutos para la actividad de “cultivo de caña de azucar” y “Venta al por mayor de Azucar”. Si contemplamos que esas actividades estan gravadas por el 4% de las ventas (sólo contabilizando el concepto ventas de azucar, para una facturación superior a $2 mil millones), y que la facturación estimada anual del grupo es de $ 4.618 millones (según informe empresarial Nosis) el monto anual “perdonado” seria de aproximadamente $184 millones por año (pudiendo ser menor, en caso de contabilizar la venta de alcohol de forma desagregada u otros productos no informados). Es el equivalente al bono que orotgo el gobierno para 10.000 jujeños.

Por si fuera poco, el decreto establece que la firma no pagara ese tributo por 10 años, hasta 2031, por lo que serian miles de millones de pesos lo que no recaudaria el Estado. ¿Cuanta viviendas podrían contruirse con los miles de millones de pesos que Gerardo Morales le “regala” a la familia Budeguer? Recordemos que el impuesto a los Ingresos Brutos es abonado por todos los ciudadanos cuando compran en kioscos, almacenes o supermercados, y tambien lo tienen que abonar mes a mes miles de monotributistas de la provincia.

Pero no es el único tributo que no va a pagar los empresarios amigos de Gerardo Morales: tampoco abonará, durante 10 años, el impuesto a los Sellos. Este impuesto es el que todos aquellos que firman un contrato o realizan una transferencia de bienes tienen que pagar, por ejemplo un contrato de Alquiler. Si consideramos que el Ingenio La Esperanza está en proceso de re-estructuración por la compra de la quiebra, podemos darnos una idea de lo que pueden ahorrarse en este concepto. Por si fuera poco la empresa no realizará pago alguno por Impuesto Inmobiliario, beneficiandose por una suma millonaria ya que la compra incluyo 70.000 hectareas de tierra fertil.

Mientras el pueblo trabajador tiene que realizar cada vez esfuerzos mayores para pagar los aumentos de todos los impuestos y servicios, Gerardo Morales quita todo tipo de impuestos provinciales a los empresarios millonarios. De esta forma el gobernador busca copiar la doctrina económica de Javier Milei, premiando a empresarios y castigando a los trabajadores con tarifazos.

Una historia que empezó con la fraudulenta venta del Ingenio La Esperanza

Pero la relación de negocios entre Gerardo Morales y la familia Budeguer no comenzó ahora, sino que se puede remontar al traspaso del ingenio a la firma Productora del Noroeste S. A., de la familia tucumana Budeguer, por una suma irrisoria de U$S 50 millones. Según se denunciara en este diario oportunamente, eso significaba apenas un 57% del valor del Ingenio, es decir, una ganga digna del mejor Hotsale.

Pero ademas de beneficiarse con un precio irrisorio, la familia Budeguer accedió al pago en cuotas de U$S 40 millones, a 15 años y sin ningún tipo de intereses, lo que en su momento significó un ahorro de U$S 688,754,38 sólo en concepto de intereses. Por si esto fuera poco, la empresa podría no pagar las cuotas o reducirla, en el caso de que declare inversiones de capital en el Ingenio. Recordemos que fue justamente la puesta en producción sin las inversiones necesarias lo que provocó la explosión de un tanque de alcohol que significo la muerte de 8 trabajadores. El gobierno ademas de beneficiar económicamente a la familia empresaria, les dió impunindad sin investigar la responsabilidad empresarial.

Por último, el Juez de la quiebra, Juan Pablo Calderon, le permitió el despido de los 617 trabajadores abonando sólo el 50% de la indemnización (el otro 50% lo abonaría el Estado), para luego contratar una parte sin antigüedad ni categoria y tercerizar otra parte de la producción. Según el informe empresarial citado, la firma indica tener apenas entre 260 y 280 trabajadores bajo su cargo.

No hay dudas que para Gerardo Morales la prioridad son los negocios de los empresarios amigos, a quienes le genera todo tipo de facilidades e “incentivos” para que sigan multiplicando sus fortunas, mientras para el pueblo trabajador hay paritarias a la baja, tarifazos y precarización laboral.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias