×
×
Red Internacional

El gigante del Sistema Solar tiene muchos secretos para contar

Emiliano Martínez ViademonteProfesor de Biología y Física | Agrupación Marrón de SUTEBA

Miércoles 6 de octubre | 18:57
Fuente de la imagen: NASA/SDO/AIA/HMI/Goddard Space Flight Center

¿Quién no disfruta la calidez y suavidad de los rayos de Sol en una linda tarde de primavera?

Esta estrella es la principal fuente de energía de nuestro planeta y posibilita casi todas las formas de vida en la Tierra.

Ahora bien... ¿es una bola de fuego? ¿acaso no es esa la pregunta que nos trae aquí?

Comencemos por conocer el Sol

Según estudios científicos la masa de esta estrella es el 99,86% del total del sistema solar, del cual nuestro planeta Tierra forma parte y que en comparación su masa es una aguja en un pajar; o sea insignificante.

Esta estrella, no es de las más grande conocidas hasta ahora en el Universo; tampoco la más chica.

Fuente de la imagen: NASA/SDO/AIA

Se estima que se encuentra en la mitad de su "vida" formada hace más o menos 4500 millones de años. Calculando tu edad es realmente mucho tiempo. Vio aparecer y desaparecer a los dinosaurios, y también a los animales anteriores a ellos. Sin embargo tampoco está cerca de lo que se estima el origen del universo.

Esta compuesta principalmente de hidrógeno, y helio (quizás lo recuerden de los globos que se elevan por el aire o de hacer esa voz graciosa en presencia de este gas), dependiendo de la capa (sí, su interior está dividido por capas, como la cebolla) que se analice.

Y... ¿es una bola de fuego?

Basándose en la definición científica del fuego, "calor y luz producidos por la combustión" (según la Real Academia Española), no habría tal combustión, para la que se necesita un combustible, oxígeno (llamado también comburente) y una energía de activación (una chispa bien podría ser), sino que toda su energía se produce por reacciones nucleares.

¿Reacciones nucleares como en la planta atómica de Los Simpson? No, en las plantas atómicas son reacciones de fisión nuclear, en donde un átomo se divide en dos átomos liberando energía como podría ser la térmica (calor). En el caso del Sol, sucede el proceso inverso, los átomos se fusionan para formar uno más pesado y en el proceso también se libera energía.

Te puede interesar: Fusión nuclear: hallazgo histórico en 4 preguntas

En el caso del Sol, lo que hay es la "unión" de átomos de hidrogeno para formar helio, lo que libera gran cantidad de energía térmica y lumínica.

Estas manifestaciones de la energía son las que viajan a través del espacio hasta llegar a la Tierra y proveernos de luz y calor, y con ello la vida.

Un cuarto estado de la materia

La cantidad de temperatura en el Sol, que es muuuy alta, hace que la materia se encuentre en un estado de los más nuevos descubiertos. Siempre en la escuela se estudió el estado sólido (un ejemplo el hielo), el líquido (un ejemplo el agua) y el gaseoso (un ejemplo el vapor del té); un cuarto estado se suma ahora a la lista llamado plasma.

El plasma se produce cuando la cantidad de temperatura (que sería el movimiento de las partículas) es tan grande que algunas partes del átomo se separan momentáneamente. Entonces, estas partes con carga eléctrica negativa, los electrones, circulan libremente mientras el núcleo (o centro del átomo) queda cargado positivamente.

Según estudios, el 99% de la materia visible del Universo sería plasma. Dato de color: los rayos de las tormentas también se encuentran en estado plasmático.

Fuente: Wikipedia | John R. Southern from Toronto, Ontario, Canada

Hasta aquí llegamos con nuestra CurioCiencia de hoy. Te invitamos a dejarnos en los comentarios que te gustaría leer en la próxima. ¡Saludos!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias