×
Red Internacional

La conferencia de prensa de la “Brigada Puma” del SNMF mostró el descontento de las bases con lo acordado por la burocracia de ATE y UPCN con el Ministerio de Ambiente. Una apuesta a la unidad en la lucha contra la precarización y la flexibilización laboral que puede crecer con la coordinación.

Ulises CrauchukCorresponsal Comarca Andina | @ulisescrauchuk

Jueves 22 de abril | 18:38

El miércoles 21 de Abril se realizó una conferencia de prensa en la base del SNMF Las Golondrinas a cargo de los voceros elegídos por las y los trabajadores de la brigada. Como aclaró la nota leída al inicio de la misma, la elección de los voceros tenía por fin evitar “aprietes” o sanciones y represalia por llevar adelante este reclamo. Ante la rebaja salarial anunciada por Recursos humanos del Ministerio este lunes, se declararon en Alerta y Movilización hasta la reunión pautada para este viernes con las autoridades donde definirán las medidas a seguir.

Podes leer: Luego de los incendios el gobierno les baja el sueldo a los brigadistas

La brigada fue creada en el año 1996 en esta localidad, la ley de manejo del fuego 26.815 es la que reglamentación y reconoce sus tareas. Esto es contradicho por el nuevo convenio firmado por ATE y UPCN con el Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sutentable, donde se establece que hasta ahora no existía en el organigrama del Estado, desconociendo el reconocimiento de la carrera profesional que esto implica, destacó Antonio Mella.

Walter Delgado, con 20 años de trayectoria en la brigada, planteó que no están reconocidos como combatientes de incendios forestales pese a poner el cuerpo a cada incendio. Este reconocimiento es extensivo a lo contractual. “De un contrato absolutamente en negro pasamos a un contrato de locación de servicio, luego uno administrativo y ahora el convenio laboral actual que no nos reconoce la función ni nos paga el trabajo de alto riesgo. El piso salarial nuestro es muy bajo, estamos por debajo de la línea de la canasta básica”.

Diego Vargas de ATE Comarca Andina planteó que el convenio refleja a medias una mejora, pero alto riesgo y trabajo insalubre no son reconocidos al negar la existencia misma de la brigada. “cobrábamos un monto no remunerativo en negro cuando dependíamos del Ministerio de Seguridad que nos lo quitan al pasar al Ministerio de ambiente porque dicen que no tienen recursos.” Vargas habló de más de 20 años de contratos precarios y el nuevo convenio iguala hacia abajo con los brigadistas de Incendios, Comunicaciones y Emergencias (ICE) dependiente de la Administración de Parques Nacionales (APN).

Jonatan dijo “la brigada trabajó en Brasil, Chile, Paraguay y en todo el país. Este verano en la comarca la gente nos vio trabajando, por eso pedimos que acompañen nuestro reclamo.” Respecto a los “aprietes” que han sufrido manifestó que “no puede coartarse la libertad de expresar nuestro desacuerdo con este convenio”.

La unidad con brigadistas del ICE quedó de manifiesto con la presencia de algunos de ellos en la conferencia. De algún modo, la política de ajuste del Ministerio unificó a los trabajadores en el reclamo. Pero las condiciones laborales y el desfinanciamiento en medios y recursos son compartidas por brigadistas de todos los servicios.

Desde el Servicio Provincial de Manejo del Fuego (SPMF) de Chubut, vienen peleando por la apertura de paritarias luego de dos años de congelamiento salarial e ingresos de personal por decisión del gobernador Mariano Arcioni. En el caso de la brigada las Golondrinas además, el pedido es por la reconstrucción de la misma, destruida por el incendio del pasado 9 de marzo. Ayer, luego de la conferencia, el terreno podía verse apenas distinto a ese entonces siendo que el Secretario de Bosques, Rodrigo Roveta, anunció la inmediata construcción de la misma.

Lee también: Paritarias. Brigadistas de incendios, otros esenciales descartables para el Gobierno

En el caso del Servicio de Prevención y Lucha de Incendios Forestales (SPLIF) de Rio Negro, el pedido de reconocimiento como trabajo insalubre y un régimen jubilatorio correspondiente, reclamo que comparten con SNMF e ICE, es acompañado por el pedido de insumos, equipamientos y medios no entregados, así como la contratación de más personal ya que los ingresos están congelados hace dos años por la administración provincial de JSRN, hoy comandada por la gobernadora Arabela Carreras.

Mismos problemas, mismos protagonistas

ICE, SNMF, SPMF y SPLIF enfrentan los mismos problemas aunque en diferentes grados y dependiendo de diferentes instancias de gobierno ¿Por qué el reclamo no ha sido en común a los largo de todo este tiempo? Por un lado, la fragmentación del servicio impuesto por la administración estatal es un límite a la unidad ya que las negociaciones se tramitan con diferentes estamentos del Estado, aunque la decisión política de profundizar la precarización es parte del plan del gobierno nacional en su conjunto, mas allá de quién se siente del otro lado del escritorio. Por otro lado, la burocracia sindical, excusada en esta cuestión de organigrama, divide permanentemente a los trabajadores por condiciones de contratación, institución o dependencia. Pero la realidad que hoy viven los brigadistas los llevó a un reclamo común a fines de marzo donde maduró un principio de unidad en la lucha. Este es el temor de la burocracia, que viendo la contundencia y masividad del proceso de auto convocados que enfrenta Quintriqueo de la CTA-ATE en Neuquén, busca a toda costa evitar la unidad desde abajo, planteando la negociación sectorizada, aunque el convenio que firmó es el mismo para todos.

Podes leer: Precarización. Combatientes de incendios: “Arrastramos más de dos décadas de precarización”

De cara al próximo 4 de mayo, día del combatiente de incendios forestales, está planteada una jornada unificada de todos los servicios. Es una oportunidad para que la fuerza unitaria de los brigadistas se exprese en las calles, pero también un llamado a la unidad con los sectores en lucha por salario y condiciones de trabajo dignas, empezando por los esenciales de salud.

Para ello, la auto organización de los y las trabajadoras, independiente de los gobiernos y las burocracias sindicales, tomando decisiones en asambleas donde decidir qué medidas llevar a cabo, no sólo constituye un modo de desenmascarar las maniobras de la burocracia sindical ante los ojos de quienes aún tienen confianza en quienes entregan los derechos de los trabajadores una y otra vez, sino que es la herramienta para construir la unidad con otros sectores en lucha que permita derrotar el ajuste que los gobiernos quieren descargar sobre nuestras espaldas.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias