Política

NACIONAL

"Entrega de soberanía": polémica por la licitación de la hidrovía

Se trata del control de la ruta por donde se exporta el 75 % de la producción nacional. Hasta sectores del oficialismo hablan de una “entrega de soberanía” a favor de las multinacionales.

Lunes 1ro de febrero | 13:51

El 26 de noviembre del 2020 se dió a conocer el decreto 949/2020. Ese día el país se encontraba conmocionado por el fallecimiento de Diego Armando Maradona, sin embargo las repercusiones sobre el mismo tardaron en salir a la luz. Se trata de un decreto que permite una nueva licitación sobre el dragado, balizamiento, operación, control y mantenimiento de la Hidrovía que comprende a la “Vía Navegable Troncal comprendida entre el km 1238 del Río Paraná, y la zona de aguas profundas naturales en el Río de la Plata exterior hasta la altura del kilómetro 239,1 del Canal Punta Indio utilizando la ruta por el Canal Ingeniero Emilio Mitre, adjudicada hasta el 30 de abril de 2021 a la empresa Hidrovía S.A.". La licitación estará a cargo del ministro de Transporte, Mario Meoni, un lugarteniente de Sergio Massa.

La historia

Como gran parte de los procesos de entrega de la soberanía nacional se puede ubicar un punto de quiebre en los ’90, bajo la presidencia de Carlos Saúl Menem,el hoy senador por el Frente de Todos. En el año 1995 le otorgaron la concesión del dragado del río Paraná entre Santa Fe y el Océano Atlántico a la empresa Hidrovía S.A., sociedad de capitales belgas y argentinos. La fórmula incluía subsidios por US $40 millones al año y suculentas ganancias.

Se trata de una nueva licitación del control de la ruta por donde se exporta el 75% de la producción nacional, que conecta con Brasil, Paraguay y Uruguay. Es un negocio que, como salió a la luz con el caso Vicentín, no solo mueve miles de millones de dólares en manos de un reducido grupo de multinacionales, sino que es una de las vías por donde se realizan todo tipo de contrabandos, tráficos, triangulaciones y estafas al fisco. Lo que se dice un verdadero monopolio privado del comercio exterior.

Te puede interesar: El comercio exterior, un asunto demasiado serio para dejarlo en manos privadas

Es que por esa cuenca circulan las riquezas que manejan los Vicentín, Cargill, Cofco Dreyfus y Bunge. Estas empresas ya manejan sus propios puertos, lo que buscan ahora, y les estaría servido con este decreto, es facilitar su ingreso y egreso vía el puerto de Montevideo, Uruguay.

La entregada es tal que el mismo Horacio Tettamanti, ex subsecretario de Puertos y Vías Navegables, en conversación con Rosario Plus sostuvo que “esto es parte del Consenso de Washington que entregaba a la Argentina el rol de dejar el agua para entregárselo a las multinacionales”. El ex-funcionario fue uno de quienes salió al cruce del decreto presidencial en diversas entrevistas, señalando que “Macri liquidó la soberanía normativa y el remate final lo hace Fernández. Macri entregando la canalización de aguas profundas de Montevideo, que lo entroniza como el puerto troncal no solo de la Cuenca del Plata sino del Atlántico Sur, y finalmente termina la tarea Fernández con el decreto 949 de este año”.

De hecho, en las declaraciones a la radio perteneciente a la Universidad Nacional de Lanus, calificó la iniciativa de Alberto Fernandez como “una de las claudicaciones geopolíticas más graves de la historia Argentina después de la capitulación en Puerto Argentino en la guerra de Malvinas”.

Para Tettamanti “es un decreto muy quirúrgico y preciso, que no se redactó en Argentina, se nota que está redactado en el exterior. Cuando define que la navegación Argentina en el Río de la Plata se hace por el kilómetro 239 (que es la boya frente al puerto de Montevideo), ya prácticamente condena a la Argentina a ser un país Mediterráneo de cara al futuro, que es el viejo objetivo de las multinacionales, que la argentina no maneje la cuenca del plata”

El equipo de los que siguen ganando

Los grandes ganadores serían los mismos que vienen atacando el nivel adquisitivo de las y los trabajadores y sectores populares en Argentina, quienes especulan con los precios de los alimentos, el dólar; quienes han logrado quitas de impuestos y aumentar sus ganancias incluso en pandemia: los agronegocios, exportadoras, las bolsas de comercio, las cámaras portuarias y las empresas que apuestan a las concesiones de las obras.

El responsable directo de este área es Leonardo Cabrera Domínguez, subsecretario de Puertos y Vías Navegables. Meoni fue quien designó a Cabrera Dominguez quien, según informó hoy el periodista Adrián Murano, llegó al cargo luego de su experiencia como empleado de la multinacional granaria Dreyfus. Parece que los llamados “conflictos de intereses” no se terminaron con el macrismo.

Estas decisiones no están separadas de los problemas cotidianos que vivimos las mayorías. Hoy la inflación carcome los ingresos, atacando con especial fuerza el precio de los alimentos, lo que afecta a las familias de menores ingresos en mayor medida. Gran parte de esta suba de precios está dada por la dolarización de los mismos, atados al precio del dólar para que un pequeño sector conformado por grandes terratenientes, pools de siembra y exportadores hagan fortunas. Para colmo aumentan sus ganancias evadiendo impuestos, total, son ellos quienes manejan sus propios puertos.

El gobierno de Fernandez no solo parece estar bien dispuesto a retroceder cada vez que algunos de estos grandes ganadores amenaza con ofenderse, también parece dispuesto a seguir con la entrega de los recursos nacionales en su favor.







Temas relacionados

Hidrovía   /    menemismo   /    Frente de Todos   /    Sergio Massa   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO