Cultura

MÚSICA

Ennio Morricone, un imprescindible del cine

A los 91 años falleció el compositor de las melodías más memorables de la historia del cine.

Josefina García

Trabajadora de call center y estudiante

Miércoles 8 de julio | 19:32

El cine como disciplina artística es una de las más nuevas. Comenzó en los últimos años del siglo XIX cuando solo se veían algunas imágenes en movimiento de forma muy rudimentaria alcanzando su gran desarrollo en el siglo XX y sigue hasta la actualidad. Para poder lograr una película o un corto se necesitó del gran avance de la tecnología para que un conjunto de imágenes pudiera mostrar movimiento y algún pianista pueda meternos aún más en las situaciones que se presentan en las escenas. Obviamente con el correr del tiempo y el avance de la tecnología esto evolucionó hasta el día de hoy, donde cuando el cine está abierto y se puede manguear un 2X1, está la posibilidad de ver en una megapantalla de diez por cinco metros en 3D con parlantes holofónicos y toda la parafernalia.

Un género que nace a partir de la existencia del cine es el Western. Aunque no fue la primera del mismo, “El bueno, el malo y el feo” de Sergio Leone estrenada en 1966, es una película que a pesar de durar tres horas y casi no tener diálogo es totalmente cautivadora. El cowboy con el sombrero fumándose sus cigarrillos, las miradas, la cámara captando todo el ambiente del lejano oeste. Un aspecto esencial es esa melodía que siempre aunque se escuche totalmente fuera del contexto de la película y aunque no se haya visto la película siempre nos va a hacer pensar en el lejano oeste y todos sus componentes. Luego fue usada en la conocida publicidad de cigarrillos “Camel” y citada en varios programas de TV. La persona que lo compuso es Ennio Morricone.

Ennio nació en Roma en 1928 y desde muy chico empezó a tocar la trompeta. A los 12 años ya había compuesto su primera melodía. Esta semana falleció a los 91 años y será recordado como el más grande compositor de bandas sonoras de Hollywood e Italia. Antes de morir lo anunció en una carta donde confirma el amor a su esposa que lo ayudaba en la selección de sus composiciones para las películas y a sus hijos además de algunos amigos. Hizo la música de “Cinema Paradiso” (1988) de Tornatore que es un homenaje al cine con un sonido épico y melancólico. Hizo la música de la película "La biblia" de John Huston (1966) que se podía encontrar en algún canal de televisión un domingo por la tarde, así como trabajó en varias películas con Pier Paolo Pasolini como “Saló, o los 120 días de Sodomía”(1975) y “Teorema” (1968), con Bertolucci en “Novecento” (1976). Mostrando toda su destreza para componer hizo la música también de “Los intocables” (1987) de Brian De Palma y “Kill Bill” (2004) de Tarantino. También compuso la música de la película “Sacco y Vanzetti” de Giuliano Montaldo (1971) y “La clase obrera va al paraíso” (1971) de Elio Petri. Además realizó composiciones para documentales y videojuegos.

Fue premiado a lo largo de su carrera por dos premios “Grammy”, tres “Globos de Oro”, cinco “BAFTA”, diez “David de Donatello”, once “Nostro d’argento”, el premio de “Música Polar” en 2010 y dos “Oscar” de los cuales uno fue a su carrera honorífica.

Es el autor y director de las melodías imprescindibles que hicieron del cine esa composición integral de imagen y sonido donde la música encierra también parte de la trama. Sus grandes obras tienen la capacidad de trasladar al espectador directamente hacia otro lugar ese lugar de los sueños, los deseos, la aventura y el desconcierto que es muchas veces el cine mismo. Es probable que si Morricone no hubiese sido parte de todas estas experiencias el cine no sería hoy tal como lo conocemos.

Dejamos cinco bandas sonoras para escuchar:

Cinema Paradiso

The good, the bad and the ugly

Kill Bill

Los intocables

La clase obrera va al paraíso







Temas relacionados

Música   /    Cine   /    Cultura

Comentarios

DEJAR COMENTARIO