×
Red Internacional
La Izquierda Diario

Frente a la Casa Rosada, acamparon cientos de enfermeras y enfermeros, desde el viernes 20 hasta el sábado 21. Las y los trabajadores exigen medidas urgentes, y ser escuchados por el presidente que no los recibió. Anuncian que seguirán en las calles.

Domingo 22 de noviembre de 2020 | 20:47

A pesar del calor, decenas de carpas y gazebos se instalaron en la Plaza de Mayo. El día anterior miles se sumaron a la movilización. La lucha por sueldos dignos y contra la precarización continúa y crece. Mientras el gobierno de Larreta, tampoco el Gobierno nacional da respuesta al reclamo que se siente en todo el país, votaron un recorte en el presupuesto a la salud de un 9.4%.

Te puede interesar: Marcha y acampe en Plaza de Mayo del personal de salud por salario y el reconocimiento profesional

En estas jornadas, llenas de trabajadores de la salud, los ausentes fueron los sindicatos mayoritarios, que siguen sin apoyar a los trabajadores que se organizan y salen a luchar desde las bases.

Conversamos con trabajadoras del hospital Vélez Sarsfield quienes compartieron sus reflexiones:

¿Qué conclusiones sacan de esta jornada?

  •  La jornada fue inmensa, a pesar del calor, a pesar de que cuesta salir a las marchas, a concientizar sobre nuestro reclamo. Que no solo en CABA, sino a nivel país. Es una lucha ardua. Si bien una pone expectativas, y cada vez hay más acompañamiento, todavía sigue costando que los colegas se sumen.
  •  A pesar del hostigamiento de cada hospital, y que cuesta que los compañeros se sumen, esto es una lucha de todos. La precarización existe tanto en salud como en educación. ¡Y acá venimos a decir que no! Basta. Que queremos sueldos dignos y trabajar dignamente. Por ejemplo, ahora en la pandemia hay colegas que están contratados que se enfermaron. Supuestamente ahora se terminan sus contratos. Entonces ahora vamos a seguir peleando no solo por sueldos dignos, sino también por condiciones de trabajo. Seguramente como esta pandemia va a seguir, nos vamos a seguir enfermando, nos vamos a seguir muriendo, eso es lo peor.

    ¿Qué mensaje le darían al presidente, acá frente a la casa rosada?

  •  Que nos escuche. Tanto que se escucha ahora que es muy importante pagarle al FMI, que le están dando importancia a eso ahora. Bueno, que escuche a los que nos decían que supuestamente éramos los héroes. Que nos ha abandonado me parece. Y bueno acá estamos vamos a seguir en la lucha. Si no nos escucha vamos a seguir en las calles para tener trabajo digno y sueldos dignos y que una vez por todas el Estado tome conciencia de que la base de un país se forma con la educación y la salud.
  •  Quería agregar también que el señor presidente a la hora de convocar la mesa de las paritarias, que sume también a cada uno de los espacios, no solo a los sindicatos y las asociaciones, sino también a los autoconvocados. Porque fueron los primeros que salieron a las calles, son los protagonistas. Son los primeros que empezaron a salir a hacer visible esto. Que a ellos también los llamen al diálogo, porque son los que se formaron desde las bases.
  •  Queremos que nos escuche, porque nosotros estamos en la primera línea, nos estamos muriendo, y no nos están valorando. Aparte hay otra cosa, por los chicos que se están formando ahora. Nos bajaron medio año de carrera. Nos vamos a recibir con un título medio. Ellos se encargaron de bajar las horas cátedra. Yo le digo al señor presidente, al señor Larreta, a Quiroz que pongan más horas en la carrera si creen que nosotros no somos profesionales, pero que no las bajen. Son una gente hipócrita. Porque en el momento en el que estamos poniendo el hombro, la vida, se nos va la vida, ellos no son capaces de apoyarnos. Nos dicen que no nos quieren ver divididos. ¿Divididos en qué? Ellos no nos quieren incluir, porque no nos quieren pagar. Eso es lo que pasa. Nos quieren seguir teniendo precarizados. Esa es la rabia de muchos de los autoconvocados. Desde la primera línea lo estamos diciendo esto.

    La bronca que crece, y la división y persecución de la que son parte los sindicatos mayoritarios se transforman en un obstáculo, que los trabajadores se plantean superar. Unir lo que intentan dividir los gobiernos y los burócratas, es difícil, como dicen las trabajadoras, pero es la clave para poder ganar.

    La corriente nacional de salud del PTS, propone una serie de medidas para continuar con la lucha y también para que la prioridad no sea pagarle al FMI, sino como lo trabajadores podemos ser parte de una salida integral para que la prioridad sean la salud, la educación y la vivienda digna.




  • Comentarios

    DEJAR COMENTARIO


    Destacados del día

    Últimas noticias