×
×
Red Internacional

La Izquierda Diario dialogó con enfermeras porteñas este 12 de mayo, en el día de la Enfermería y en el marco de protestas de trabajadores y organizaciones de desocupados.

Natalia LarisEnfermera

Viernes 13 de mayo | 15:08

Este 12 de mayo fue un día muy particular a diferencia de los últimos años. El jueves, desde la mañana todo el radio del microcentro estaba movido. En la Legislatura porteña cientos de docentes estaban reclamando contra la modificación del estatuto docente y se esperaba la llegada de las organizaciones de trabajadores desocupados hasta Plaza de Mayo. Frente al Obelisco, un grupo de enfermeras, algunas del Hogar San Martín, realizaban una actividad. Conocidas de las marchas de enfermería, de los acampes, de compartir mates en una plaza también, ¿por qué no? Ellas, se liberaron unas horas del trabajo y quizás también de las obligaciones que les toca a las mujeres en la vida y una vez más salieron a la calle. “Siempre salimos a marchar”, decían.

La Izquierda Diario (LID) - ¿Por qué luchan las enfermeras?

T - Estamos luchando, reclamando un salario justo y también el pase a carrera profesional. Que nos reconozcan como profesionales, porque no somos descartables.

O - Es por aumento salarial, porque ahora está por debajo de la canasta básica familiar, y por el pase a la carrera profesional. Nos corresponde porque estudiamos una carrera de 5 años, tenemos derecho a eso.

Te puede interesar: Día Internacional de la Enfermería: ¿cómo es ser enfermera hoy?

Se refirieron a la marea blanca del 2018, una lucha de miles de enfermeras/os de la Ciudad, que se organizaron en asambleas interhospitalarias para pelear por el reconocimiento profesional, todavía tenían el recuerdo fresco en su memoria. Ahora nuevamente se presentó una iniciativa popular, con más de 40.000 firmas para que la Legislatura porteña apruebe el reconocimiento profesional para enfermería. Las y los trabajadores junto a vecinos de la Ciudad ya se pronunciaron, pero al gobierno de Larreta no le gustan los derechos adquiridos de los mismos.

El intercambio con ellas, se produjo en medio de banderas de enfermería, ya que había varias convocatorias para ese día a la Legislatura de la Ciudad. Convocaron ALE (Asociación de Licenciados de Enfermería) y SITRE (Sindicato de Trabajadores de Enfermería). Lo hicieron en diferentes puntos, a metros de distancia y en diferentes horarios, como siempre, por separado y con muy poca concurrencia. Había circulado un flyer de ATE, llamando a movilizar, pero estuvo ausente al igual que SUTECBA. "En el Hogar los delegados de SUTECBA, no hacen nada y están hace mucho tiempo. Entran al servicio, miran, escuchan, se van y todo sigue igual. Deben estar arreglados con los del gobierno" decía R.

Hablaban de lo distinto que sería si pararan todos los hospitales y confluyeran con las y los trabajadores desocupados y docentes.

“Los desocupados reclaman algo que necesitan. En realidad, todos necesitamos trabajar, porque tenemos la necesidad de estar bien, poder comer, vestirnos. Es un derecho. Así que yo los apoyo. Necesitan un trabajo digno y nosotras también”, decía una de ellas. T agregó que, “así como los enfermeros estamos mal pagados, los docentes también están pasando por lo mismo y las mismas situaciones. A ellos también no les reconocen sus horas de cátedra. Hay que unirnos en esta lucha hasta que nos escuchen”.

El Hogar San Martín, donde ellas trabajan, queda ubicado en el barrio porteño de La Paternal y depende del Gobierno de la Ciudad.

LID - ¿Cómo se trabaja en el Hogar?

R - Las condiciones son bastante horribles. Muchas veces no tenemos insumos, faltan medicamentos, faltan un montón de cosas. Nos las arreglamos como podemos y eso influye en que baja la calidad de atención al paciente. Porque al no tener insumos, ni medicación, ni los elementos que hacen falta, la calidad de atención que se puede brindar es baja. No se puede hacer magia. Por más que uno ponga toda la voluntad del mundo para atender bien, como corresponde y como el paciente se merece, no se puede. Eso lo tiene que garantizar la gente de arriba que no nos dan nada.

T - Llegamos a la decadencia de no tener tiras reactivas. Todos los días tenemos que buscar por todos lados tiras reactivas para poder hacer Hemoglucotest a los pacientes. Y si no lo hacemos, ¿qué pasa? Angustia demasiado esta situación. Te pones del otro lado, no me gustaría ser un paciente y que me pase esto. Entonces, como te digo, hay muchas falencias. Nos han llegado a faltar las soluciones fisiológicas. No hay. Usamos unas donaciones que estaban vencidas hace poco para hacer curaciones.

R - Lo edilicio en los hospitales y en el Hogar es una urgencia. No tenemos baño para los enfermeros, ni duchas suficientes y en condiciones para los pacientes. A veces no hay agua caliente, no hay calefacción. La fumigación no existe porque está todo lleno de cucarachas. O sea, encima que no hay insumos las cucarachas abundan. Todo un combo, que por más que vos trates de cuidar la salud, la cucaracha es una fuente de infecciones. Es un estado de abandono. El Gobierno no hace nada para mejorar todo lo que hay que mejorar. No sé dónde se van los reclamos porque no nos escuchan. Se hacen los sordos y miran para el otro lado.

LID - ¿Qué significa el reconocimiento profesional de enfermería para la salud pública?

X - Por ejemplo, yo ahora, como enfermera, tengo que tener dos laburos para poder tener un mejor sueldo y una mejor calidad de vida, que es lo que nos corresponde. Si el sueldo alcanzara, tendría un solo trabajo, no estaría tan cansada y podría brindar mejor atención a los pacientes. Cuando salís de un trabajo a otro, en ese otro trabajo, baja la calidad de atención porque estás cansada. Encima no tenes los insumos y todo lo que hace falta. Entonces se hace un combo y a veces, colapsan vos y el paciente que también exige y no sabes cómo contenerlo. Pasamos mucho estrés. Si tuviésemos un mejor sueldo, en vez de dos o tres trabajos tendríamos uno solo. Entonces la cosa cambia y tu humor también.

Las enfermeras estudiantes o recién recibidas, trabajan turnos de 12 horas, por $ 200 la hora, experiencia que les toca a muchísimas. ¿Cuántas horas de descanso tendrían si implementaran turnos de 6 horas con un salario igual a la canasta básica? Ni hablar de los puestos de trabajo con derechos y sin superexplotación que se podrían generar para saldar, de una vez por todas, la falta de enfermeras/os en este país. Se despidieron contentas de haber compartido un ratito de su batalla, intercambiando por el tiempo que les roban, la calidad de vida y de salud para ellas y sus pacientes, de charlar y compartir pensamientos que tienen que ser escuchados.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias