×
×
Red Internacional

Ultra reaccionario. En un último mensaje el vice de Bolsonaro elogió su gobierno y prometió una fuerte oposición

Se trata del general retirado del ejercito de Brasil, Hamilton Mourão, que fue pilar del apoyo de los militares al gobierno del ultra derechista Jair Bolsonaro.

Domingo 1ro de enero | 14:07

En la última noche del año, el vicepresidente de Bolsonaro y senador electo por Río Grande do Sul, Hamilton Mourão, hizo el último pronunciamiento de su gobierno, en lugar de Bolsonaro que estaba en un resort de lujo en Miami.

Te puede interesar Bolsonaro emitió su último mensaje y se fué en el avión presidencial a Estados Unidos

En su discurso por canales de TV, hizo elogios a su propio gobierno, con varias declaraciones falaces, atacó al gobierno entrante de Lula-Alckmin y llamó a la pacificación de sus bases, que se encuentran movilizadas desde las elecciones, pero con un discurso aún dudoso.

Habló de la Amazonia, con un discurso falaz diciendo que el gobierno buscaba “reducir la deforestación”, mientras fue su propio exministro y futuro diputado, Rodrigo Salles, quien definió que su gobierno quería “dejar que pase el ganado", aludiendo a su política de reducir la fiscalización.

Luego, defendió la reforma previsional, que mantuvo los privilegios de los militares y los altos mandos del poder judicial, mientras dejaba a cinco millones de personas esperando para jubilarse.
Finalmente, pidió la desmovilización de los acampes bolsonaristas que vienen pidiendo una intervención militar para evitar que asuma Lula, pero prometió que hará una fuerte oposición y defensa del destino manifiesto para un Brasil liberal. Este tipo de discurso sólo ha servido para legitimar varios golpes militares en el último siglo en América Latina.

Hoy la extrema derecha, los generales y otros reaccionarios han abandonado el palacio del Planalto, pero mantienen sus posiciones en los gobiernos provinciales, el Congreso, en el poder judicial y otras instituciones. La estrategia de conciliación con los capitalistas y golpistas que guía la política de Lula y el PT, expresada en la fórmula presidencial y el gabinete anunciado, no permitirá derrotarlos, al contrario, solo fortalece a los enemigos de la clase obrera y el pueblo pobre.

Para derrotar a la extrema derecha las y los trabajadores tienen planteado construir una fuerza política desde abajo, que organice a la clase obrera, las mujeres, los negros, los indígenas, la comunidad sexodiversa y la juventud, en forma independiente de cualquier ala de la burguesía, incluido el gobierno electo, exigiendo a las centrales sindicales que rompan con su política favorable al gobierno y organicen un plan de lucha para derrotar y revocar todas las reformas antiobreras.

Te puede interesar Vuelve Lula: ¿Adónde va Brasil?


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias