Internacional

CHILE

En medio de protestas, Piñera visita La Araucanía tras el asesinato de Camilo Catrillanca

El presidente chileno, Sebastián Piñera llegó este viernes a La Araucanía en medio de un fuerte dispositivo policial. Los pobladores lo recibieron con protestas a una semana del asesinato del joven mapuche Camilo Catrillanca.

Viernes 23 de noviembre de 2018 | 15:39

Imagen del presidente Piñera cuando presentó al Comando Jungla, entrenado en Colombia y Estados Unidos, involucrado en el asesinato del joven mapuche.

Piñera llegó en la mañana de este viernes a La Araucanía, en el sur del país, donde hace una semana fue asesinado, en medio de un operativo policial, el joven mapuche Camilo Catrillanca.

En Temuco, capital de la región, se organizaron protestas y los manifestantes rechazaron la presencia del presidente y expresaron su repudio al accionar policial en su represión permanente hacia la comunidad mapuche.

Para sortear las protestas Piñera se rodeó de un fuerte operativo represivo para persuadir a los manifestantes, que de todas maneras salieron a las calles.

La bronca de los habitantes de la región que se expresó durante toda la semana y en el propio funeral de Catrillanca, creció este jueves cuando se confirmó que las balas que asesinaron al joven corresponden a las usadas por el cuerpo de Carabineros.

En una verdadera muestra de cinismo Piñera dijo a los periodistas que "Aquí no podemos caer en ningún extremo. Necesitamos diálogo, colaboración, acuerdos pero con aquellos que están dispuestos a que (...) se haga en paz". Y siguió "Aquellos que creen que la vía es la violencia y que quieren imponer por la fuerza y la violencia, sin respetar a nada ni a nadie, sus ideas, van a ser combatidos con toda la fuerza y el rigor de la ley".

Es decir que el viaje del presidente no solo no tuvo el objetivo de hacerse responsable por el accionar de las fuerzas represivas, sino que fue aprovechado para redoblar el discurso de odio y estigmatización del estado chileno hacia la comunidad mapuche.

El joven de 24 años murió baleado cuando la policía entró a terrenos de una comunidad indígena persiguiendo un supuesto auto que había sido robado en una ciudad cercana. Tras negar la existencia de grabaciones sobre el operativo, se descubrió que los agentes destruyeron un video clave del incidente.

La muerte de Catrillanca provocó la renuncia de dos oficiales de alto rango de la policía y la baja de cuatro agentes por su eventual responsabilidad. También le costó la salida del gobernador regional y desató protestas en la capital y en la Araucanía.

Durante su visita, Piñera se reunió con miembros de la iglesia católica y autoridades locales, pero evitó encontrarse con la familia del joven fallecido.

Una verdadera muestra del objetivo del viaje y de la alianza entre la Iglesia y el Estado con el fin de pasivizar y calmar los ánimos, al mismo tiempo que mantienen el discurso de criminalización sobre el pueblo mapuche.

Las manifestaciones continuarán durante la tarde de este viernes en distintos puntos de la ciudad donde se convoca a una marcha por el día contra la violencia hacía las mujeres, y donde también estará presente el repudio al asesinato de Camilo Catrillanca.







Temas relacionados

Camilo Catrillanca   /    Comunidad mapuche   /    Araucanía   /    Chile   /    Sebastián Piñera   /    Pueblo Mapuche   /    Mapuche   /    Internacional

Comentarios

DEJAR COMENTARIO