×
×
Red Internacional

Mendoza. En la Uncuyo más del 50% de les estudiantes trabajan: el triple turno de cursado es una pelea más que vigente

A través del Relevamiento Academico de Estudiantes impulsado por la institución, se conocieron datos que dan cuenta del aumento de estudiantes insertos en el mercado laboral, lo cual está asociado a la profundización de la crisis económica, entre otros números de la desigualdad. Datos que nos llaman a organizarnos contra el ajuste a nivel nacional, por mayor presupuesto universitario y por una universidad de les trabajadores.

Carolina AlvarezEstudiante de Comunicación Social en la FCPyS - UNCuyo

Escuchá esta nota
Martes 30 de agosto | 14:26

A raíz de un censo realizado por la Universidad Nacional de Cuyo a los y las estudiantes desde segundo año, se obtuvieron importantes datos respecto de la situación económica que estamos atravesando, uno de los más importantes fue que un 16,8% más de estudiantes trabajan a comparación del 2020. Esto tiene una relación intrínseca con la falta de becas integrales para el acceso a la educación y con la profundización de la crisis económica. También, aumentó la cantidad de jóvenes que son sostén de familia y las que son madres y padres.

Además, los resultados del Relevamiento Académico de Estudiantes Universitarios arrojan que el 54,2% de los estudiantes no cuentan con trabajos relacionados a sus carreras. Esto claramente se ve reflejado en la oferta laboral disponible para jóvenes, los cuales son en su mayoría empleos informales: gastronómicos, call centers y en las apps de reparto, donde las condiciones de trabajo y los sueldos son muy precarios. La calidad de estos puestos, donde las jornadas de trabajo suelen ser full time, sin ningún tipo de licencia para estudiar, ni por enfermedad, sin cobertura médica, aportes, ni vacaciones lógicamente afectan la trayectoria de las y los jóvenes. Más del 30% de quienes trabajan admiten que su situación laboral incide negativamente en su trayectoria académica.

La necesidad de cada vez más jóvenes por obtener un ingreso que les permita sostener la cursada y ayudar a sus familias se ve afectada por la escasa cantidad de becas Progresar que administra el gobierno nacional del Frente de Todos y los rebuscados requisitos que nos exigen para ser beneficiarios, el 80% del estudiantado no recibieron ninguna beca en el último año.

Precarización, incluso trabajando para la Universidad

Si bien los datos arrojados por el censo estudiantil no especifican cuales son los puestos de trabajos que ocupa ese 52.3% de estudiantes que trabajan, no hay que indagar mucho para dar cuenta de que estos trabajos son en su mayoría informales y precarios; en una provincia donde incluso los profesionales registrados tienen sueldos de miseria, tal como vienen denunciando el personal de salud y los y las trabajadores de la educación que se encuentran llevando a cabo un gran plan de lucha con paros masivos, movilizaciones de decenas de miles y más recientemente la creación de fondos de lucha en varias escuelas.

Fotografía de Belen Sotomayor
Fotografía de Belen Sotomayor

El gobierno de Suárez, promociona algunas ofertas de trabajo joven que son totalmente insuficientes, explotadoras e informales, y que además, solo benefician al empresariado, tales como el programa Enlace. La misma Universidad junto al gobierno de Mendoza ofrecen a estudiantes “la oportunidad” de trabajar en los Centros de Información de SUBE, 5 hs diarias por un sueldo de $17.000 mensuales. La convocatoria fue lanzada en julio con una oferta salarial que es una burla teniendo en cuenta que la canasta básica de junio para no ser indigente rozó los $40.000 (sin contar alquiler) . Estas migajas son administradas por la Secretaría de Servicios Públicos del Gobierno de Mendoza y la Secretaría de Bienes Universitarios de dicha institución.

Te puede interesar: [Video] "Los sueldos en Mendoza son muy bajos y sube todo todos los días"

Vaciamiento sistemático de la Universidad Pública

Ningún gobierno, ni provincial ni nacional, está abocado a revertir la situación de la juventud, es más, siguen ajustando y profundizando medidas económicas que siempre tocan el bolsillo de los trabajadores, a razón de pagarle al FMI. El vaciamiento de la Universidad Pública así como a las escuelas viene siendo sistemático y expulsa a miles de estudiantes cada año. Massa actual superministro, designado a puertas cerradas por Alberto y Cristina, desde que asumió a su cargo se ha encargado de tijeretear ferozmente sobre los derechos de niñas, niños, jóvenes y estudiantes que intentan estudiar, así como con tarifazos a los servicios esenciales de las mayorías trabajadoras.

La semana pasada mediante una resolución oficial Sergio Massa redujo los fondos disponibles en $ 50.000 millones para educación, en $ 10.000 millones para salud y en $ 50.000 millones al programa Procrear. Afectando la construcción de jardines infantiles públicos, que son una demanda urgente de cientas de pibas que desean estudiar pero las tareas de cuidado se lo dificultan. Así como también recortando prácticamente en su totalidad al programa Conectar Igualdad para lo que resta del año.

Estas medidas tomadas por el ministro del Frente de Todos contra la salud y la educación, solo agudizan una realidad que desde principios del ciclo lectivo se nota fuerte en las facultades. Incluso antes del ajuste de Massa, el Gobierno Nacional viene “ahorrando” pesito a pesito para pagarle al FMI, destinando montos inferiores a los correspondientes. Hasta el mes de mayo se ejecutaron $55.051 millones menos de los presupuestados para las universidades, según datos de Presupuesto Abierto y el Ministerio de Economía. Se ahorran la plata de las becas que necesitamos, de posibles mejoras edilicias, de los sueldos docentes, del triple turno de cursado que no tenemos, de los jardines infantiles y el anhelado boleto educativo gratuito.

Los planes del FMI y el gobierno por achicar el déficit fiscal no se conforman con este ajuste, sino que también pretenden poner las universidades al servicio de sus intereses llevando a cabo auditorías y controles de los planes sociales, persiguiendo a los que menos tienen.

Sus planes y los nuestros

Del otro lado de los ataques, se encuentra la resistencia: les estudiantes no queremos ser la policía del FMI. Miles de jóvenes en nuestras facultades tienen un profundo interés por ser críticos con la desigualdad vigente y aportar desde sus profesiones a revertirla.

Por eso consideramos de suma importancia, que el conjunto de estudiantes de la UNCuyo le exija a los Centros de Estudiantes y a la FUCuyo que estén a disposición de las luchas de trabajadores contra el ajuste en salud y educación, contra los planes extractivistas de saqueo, en defensa de los salarios y de nuestro acceso a la educación; que se pongan a la cabeza para enfrentar las medidas económicas que vienen tomando los gobiernos.

Desde la Juventud del PTS, la agrupación Izquierda al Frente y Pan y Rosas venimos peleando por otro modelo de universidad, al servicio de los intereses del pueblo trabajador y los más golpeados por la crisis. Es por esta razón queinauguramos el Centro de Profesionales por los Derechos HUmanos (CEPRODH) en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales de la UNCUYO, se trata de “la posibilidad y necesidad de que haya muchos compañeros y compañeras profesionales que puedan poner sus conocimientos al servicio de todas las peleas que dan los trabajadores y trabajadoras, las mujeres, contra la impunidad, contra la represión, es muy importante en este momento particular" como expresó Nicolás del Caño en la charla junto a Myriam Bregman y cientas de trabajadoras, trabajadores y estudiantes de distintas unidades académicas de la provincia.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias