Sociedad

SALUD EN CRISIS

En el hospital modular de Hurlingham no pagan salarios desde enero

En medio del escándalo de las vacunas VIP, en el municipio de Hurlingham , quienes trabajan en el hospital Modular creado para la atención de COVID positivo, denuncian que no cobran sus salarios desde el mes de enero. En una disputa entre el ministerio de Salud de Nación y el Municipio.

Lunes 22 de febrero | 20:12

Pasó el mes de enero y febrero está llegando a su fin, y quienes trabajan en el Hospital Modular de Hurligham, aún no han recibido el pago de sus salarios de estos dos meses trabajados.
Tras sus reclamos, les dieron la promesa que a principios del mes de marzo comenzarían a pagarle parte de sus salarios adeudados y que para fines de marzo se regularía la situación, lo que no pudieron decirles es si continuarían trabajando allí.

Cuando comenzó la pandemia, se construyó detrás del UPA un hospital modular que actuaría como refuerzo para la atención de pacientes COVID positivos, no solo del distrito de Hurlingham, sino también de pacientes derivados de otros municipios.
Estos hospitales modulares fueron presentados con bombos y platillos como parte de la recomposición en infraestructura en el sistema sanitario para afrontar la crisis sanitaria que estaba en puerta, para Mayo habían finalizado su construcción y finalmente fue inaugurada para finales de ese mes. Esta desinversión de la que hablaron tanto, haciéndola recaer en la gobernación de Vidal, nada nombraba los años que han pasado que viene afectando el sector salud, no solo a nivel infraestructura, sino también en condiciones laborales.

Recordemos que al momento de la inauguración del modular, en el distrito de Hurlingham, solo se contaba con 6 camas de terapia intensiva en el Hospital San Bernardino, y con las camas de terapia intermedia que existían en el UPA, pero no había posibilidad de esa manera de afrontar ninguna crisis sanitaria por mínima que fuera.

Desde la Izquierda Diario hablamos con quienes trabajan en el modular, ya que reclaman salarios adeudados desde el mes de enero y febrero de este año, pero no solo eso, sino que temen por la continuidad de sus fuentes laborales, ya que saben que se han cerrados otros modulares que se inauguraron para la misma fecha, y que fueron trasladados a otras zonas o municipios.

Desde el inicio, el modo de contratación de sus trabajadores y trabajadoras fue por la modalidad de monotributista, y el pago de sus salarios, partía directamente de Nación, del ministerio de salud. Una modalidad de trabajo en la que no contaban con ningún beneficio o derecho. Por esta modalidad de precarización, muy común en el sector salud desde hace más de una década, no tienen contratos de trabajo, ni relación de dependencia con el estado, motivo por le cual, pueden prescindir de su trabajo cuando el “empleador” lo desee.

Por este motivo, tampoco cuentan con pago de aguinaldo ni obra social. Hoy la situación de precariedad se acrecentó cuando al no cobrar, que luego de varios reclamos, les prometieron que en Marzo les pagarían una parte, y a finales de ese mes la otra. Que tendría que ser una acuerdo de pagos entre el municipio y la nación, pero que después de eso no saben cuál será su destino.
Lo cierto, es que el modular solo fue un parche para el inicio de la pandemia, y la disputa de quien se hace cargo de sus trabajadores y trabajadoras.
Varios hacían referencia a los bajos salarios que reciben en el sector de salud que dependen del municipio, cuando trabajaron durante toda la crisis sanitaria sin posibilidades de descanso, rotación y con todo lo que significa el temor al contagio.

El sector de salud, es el que ha sido golpeado por años no solo en que ha quedado de manifiesto a nivel estructura e internación de los hospitales, sino que los salarios se encuentran muy por debajo de la línea de pobreza, lo que las ha llevado al pluriempleo y al aumento de las posibilidades de contagios.

Te puede interesar:Nicolás del Caño sobre los vacunados vip: "Son los privilegiados de siempre"







Temas relacionados

Hurlingham   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Salud   /    Sociedad

Comentarios

DEJAR COMENTARIO