×
Red Internacional

Colapso sanitario.En el Hospital Municipal de Bahía Blanca tienen que elegir a quién salvan y a quién no

Producto del colapso sanitario, no alcanzan los recursos del hospital público para las personas que necesitan asistencia respiratoria en terapia intensiva en el marco de la segunda ola. En la región la situación también es crítica. Siguen sin tomarse medidas de fondo ante el aumento de los contagios. Es necesaria la mayor unidad para pelear por una salida.

Miércoles 28 de abril | 17:17

En la mañana de este miércoles 28, Pablo Fernández Keller, jefe del Departamento de Especialidades Clínicas , explicó a La Brújula el protocolo que se aplica para asignar un respirador en momentos en que la terapia intensiva del Hospital se encuentra colapsada. Señaló que se asignan los respiradores en función de qué paciente tiene más chances de sobrevivir.

Una situación totalmente brutal que, como el mismo médico señalaba, “muestra la realidad del hospital”. El jefe de Terapia Intensiva del Municipal también señalaba al diario La Nueva este protocolo para situaciones límite, llamado triage, y que obviamente “tomar esas decisiones es muy duro para cualquier profesional que se vea involucrado en este proceso".

Te puede interesar: Segunda ola. Bahía Blanca: detectan la cepa de Manaos, más contagiosa, en medio de la crisis sanitaria

En la región la situación es preocupante: el secretario de salud de Pigüé ya informó que el sistema de salud se encuentra colapsado, y en varias localidades ya la ocupación de camas de terapia intensiva del sistema público se encuentra al límite. Días atrás, el intendente de Monte Hermoso en una entrevista radial también reconocía que si bien tienen respiradores en la ciudad, carecen de médicos intensivistas, por lo cual no pueden utilizarse. En Coronel Rosales también el sistema de salud se encuentra colapsado.

Las y los trabajadores de salud de Bahía Blanca ya habían emitido en las últimas semanas dos comunicados exigiendo medidas urgentes ante el embate de la segunda ola, pero la situación sólo parece agravarse sin niguna medida concreta de parte de los gobiernos provincial de Kicillof y municipal de Héctor Gay, de Cambiemos.

Te puede interesar: Trabajadores de salud y educación de Bahía Blanca siguen exigiendo medidas urgentes

Tanto estos gobiernos como el nacional de Alberto Fernández son responsables de haber llegado a esta situación límite, en donde muchas personas no podrán recibir la atención médica que necesitan, y en la que se somete al personal de salud a una experiencia terrible que no deberían atravesar. Es urgente que envíen personal de salud desde provincia y nación para reforzar el sistema local totalmente colapsado.

Esto es resultado de no haber tomado medidas de fondo que afecten los grandes intereses económicos para tener los recursos sanitarios necesarios, más personal de salud con mejores condiciones laborales y tampoco haber centralizado el sistema de salud público y privado, lo que permitiría organizar eficientemente los recursos. En lugar de eso, la semana pasada el municipio planteaba que iba a duplicar el pago por cada paciente de covid a las clínicas privadas, llegando a $42.000. La salud no puede seguir siendo un negocio en este contexto.

Te puede interesar: Paro docente en Bahía Blanca: exigen suspender la presencialidad y recursos para la virtualidad

Durante las últimas semanas hubo distintas manifestaciones y medidas de lucha en la ciudad por parte de docentes y trabajadores precarios y desocupados exigiendo vacunas para todos (mientras la vacunación con dos dosis en la ciudad apenas alcanza el 1,5% de la población), un IFE de $40000 para los hogares que se quedan sin ingresos para poder quedarse en casa, testeos masivos para poder cortar las cadenas de contagios y la suspensión momentánea de la presencialidad escolar, con toda la circulación que esta genera, además de la designacion de cargos para que no haya docentes sin trabajo ni estudiantes sin docentes.

La única respuesta estatal es un bono de $15 mil pesos que no se aplica en Bahía, ya que es para los distritos donde ya se aplicaron nuevas restricciones, y un salario mínimo de absoluta pobreza que ¡recién en 2022! llegaría a $29 mil. Una miseria.

Te puede interesar: Bahía Blanca. Gran Jornada por la unidad de los ocupados y desocupados

Ya se alzan voces en la ciudad que plantean la urgencia de impuestos a las grandes fortunas y ganancias empresarias para tomar medidas sanitarias y sociales acordes a esta situación crítica. A nivel nacional existe el proyecto del Frente de Izquierda, que los partidos mayoritarios se negaron a tratar.

En definitiva, el limitado “Aporte extraordinario” planteado por el gobierno recaudó muchísimo menos de lo que se proponían, y la mitad de eso va a financiar el negocio petrolero del fracking, en el medio de esta emergencia social y sanitaria. En la ciudad, Federico Susbielles, ex candidato a intendente del Frente de Todos y presidente del Consorcio del Puerto, festeja las exportaciones récord que implican miles millones de dólares para las grandes patronales, sin plantear la necesidad de un impuesto a esas ganancias extraordinarias para dar respuesta a esta situación.

Ante el silencio y la inacción de los gobiernos, responsables de este colapso sanitario anunciado, que hace imposible no recordar la situación de paises como Italia el año pasado, es necesaria la organización en cada barrio, escuela y lugar de trabajo, y la unidad de todos los sectores en lucha, junto a las y los trabajadores de la Salud, para imponer medidas de fondo que puedan evitar el enorme desastre hacia el que vamos. La gran pelea de los Autoconvocados de Salud en Neuquen y la coordinación de las luchas del AMBA muestran el camino.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias