×
×
Red Internacional

Cantado.En el Día de la Industria: las patronales pidieron más flexibilización laboral y menos impuestos

En el acto principal de la UIA, su titular Funes de Rioja exigió que no suban los impuestos, y “adecuación de las relaciones laborales”, es decir una reforma laboral. No asistió ni Fernández ni el ministro Kulfas, pero el funcionario Schale destacó los ATP y los subsidios que embolsaron los empresarios.

Jueves 2 de septiembre | 20:00
Foto: UIA.

Schale, en representación del gobierno nacional, y Funes de Rioja, titular de la UIA, fueron los principales expositores del acto por el Día de la Industria, que se celebró este jueves en la planta de la empresa Cerámicas Alberdi, en el partido bonaerense de José C. Paz.

Las patronales presentaron su pliego de demandas habitual, mayor flexibilización laboral y pagar menos impuestos. Funes de Rioja afirmó que “no suban los impuestos en las provincias y las tasas municipales”, y la necesidad de financiamiento, en especial de capital de trabajo para las pymes, consideró que generar empleo formal en la empresa privada requiere una “adecuación de las relaciones laborales a la realidad”. Es conocido que el empresario promueve una reforma laboral.

En el mismo sentido, Paolo Rocca, presidente y CEO de Grupo Techint pidió “la reducción de la presión impositiva” y sostuvo que “debería crear las condiciones para que el empleo privado y los inversores vuelvan a apostar por la Argentina de forma significativa, porque las dimensiones de la pobreza y la pérdida en la calidad educativa ha sido muy importante”. Durante el macrismo hubo una reforma tributaria que redujo los impuestos para las patronales, y sin embargo la desocupación aumentó.

Te puede interesar: Radiografía de los dueños de Argentina: ¿por qué son responsables de la decadencia nacional?

Para Rocca, “no se resuelve la pobreza y el desempleo como el que tiene la Argentina con empleo público o con planes, se resuelve creando condiciones de confianza en las cuales la gente que abre una pequeña actividad o los que prestan un servicio de pequeña dimensión a las empresas, decidan moverse con inversiones hacia adelante y crear empleo privado”. ¿Cuáles son esas condiciones de confianza? “Para crear esa condición de confianza, debemos reducir los desequilibrios, la brecha y el nivel de inflación. El acuerdo con el Fondo, a mi juicio, en algún momento, sería uno de los factores que contribuyan a todo esto”, agregó Rocca. Es decir, para el empresario es necesario un mayor ajuste y cerrar un acuerdo con el FMI, una hipoteca de al menos 10 años y que incluirá las contrarreformas: laboral, previsional y tributaria .

El empresario festejó que Ternium está operando a niveles históricos. Es decir, mientras la pobreza aumenta Rocca sigue ganando. Se recuerda que el empresario fue beneficiado por el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción (ATP), pero luego devolvió el monto asignado ante las restricciones que dispuso el Gobierno como que no podrían realizar por más de dos años una serie de operaciones en el mercado de capitales, como recomprar acciones o adquirir títulos en pesos para su venta en moneda extranjera o distribuir utilidades. Es decir, mucha crisis no tuvo si prefirió devolver el dinero.

Beneficios a los empresarios

Al acto de la UIA, el ministro Matías Kulfas envió a su segunda línea, el secretario de Industria, Ariel Schale, y la secretaria de Comercio Interior, Paula Español. El funcionario comenzó su discurso manifestando "les traigo el saludo de nuestro ministro, que no puede estar por cumplir exigencias de agenda presidencial, pero saben que siempre estamos, y seguiremos presentes".

Schale señaló que “los industriales no asumieron el rol de ser protagonistas. No vamos a ser un país industrial si nuestros industriales no son actores relevantes en ese proceso. La dirigencia industrial tiene que ser funcional a un modelo de desarrollo, hay que jugarse”. A pesar de sus declaraciones, el Gobierno benefició a las grandes empresas, el mismo funcionario destacó en su discurso los subsidios, créditos y el programa de ATP que pagó los salarios, y que en muchos casos las empresas lo destinaron para la compra de dólares o para el pago de los honorarios de sus gerentes. También se los premió con reducción de las contribuciones patronales, que en el caso de algunos sectores continúan hasta hoy como el sector salud.

Por su parte, el presidente Alberto Fernández encabezó la celebración por el Día de la Industria en la provincia de Chaco. El mandatario estuvo acompañado por el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, y los ministros Claudio Moroni, Matías Kulfas, de Trabajo y Desarrollo Productivo, respectivamente, además de la vicegobernadora Analía Rach Quiroga, entre otros funcionarios y dirigentes.

Fernández señaló que la industria es "central para el desarrollo" de un país y afirmó que con esa actividad "ganan todos" los sectores de la sociedad, al encabezar la celebración por el Día de la Industria en la provincia de Chaco.

El presidente defendió los beneficios impositivos a los empresarios como la reducción de las contribuciones patronales, créditos, entre otros.

El sueño eterno de los empresarios

En una reciente entrevista a Funes de Rioja en Letra P el empresario afirmó que “se necesita una normativa para no tener miedo a contratar con empleo formal”. Ante la pregunta de si va a avanzar con una reforma laboral, respondió “hay cosas que, a futuro, hay que mirarlas distinto. Qué vamos hacer para que haya más trabajadores, las cargas sociales, los costos laborales no salariales, con la productividad”.

En cada ocasión que puede De Rioja insiste con una reforma laboral. El argumento que se repite para justificar las reformas laborales es que permitirían la creación de empleo. En el país son conocidas las consecuencias de la reforma laboral de los 90, una década que dejó un aumento de la desocupación y la precarización laboral.

Durante los años siguientes a las reformas flexibilizadoras del menemismo, los trabajadores perdieron su participación en el ingreso. La contracara fue una suba de la participación de las ganancias en el ingreso nacional. Lo que sucedió es que subió la explotación de la fuerza de trabajo gracias a la flexibilización laboral. Este es el objetivo de las patronales, más explotación.

Hay que rechazar esa salida patronal a la crisis. Para terminar con la desocupación y con la precarización laboral, el Frente de Izquierda Unidad propone la reducción de la jornada laboral y el reparto de las horas de trabajo entre todas las manos disponibles para que trabajemos menos y trabajemos todos.

Te puede interesar: Reducción de la jornada laboral y trabajo para todes: claves del debate




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias