×
×
Red Internacional

Según el Indec tuvieron una suba interanual del 74,2 % frente a un incremento del 78,5 % de los precios. Para defender el poder adquisitivo del salario se necesita una actualización automática mensual según el índice del costo de vida. Los trabajadores del neumático mostraron un camino de lucha para avanzar en ese camino.

Escuchá esta nota
Lunes 31 de octubre | 22:18

Mientras las grandes patronales siguen realizando ventas por miles de millones de dólares, los trabajadores pierden día a día poder de compra con sus ingresos. Durante agosto, los salarios volvieron a perder frente a la inflación, según índice de salarios que publica todos los meses el Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (Indec). En el octavo mes del año el aumento promedio de los sueldos fue sólo del 6,5 %, debido a la suba del 6,7 % (8,1 % los privados y 4,2 % los públicos) en los salarios registrados y 5,4 % en los informales; quedando por debajo de la inflación que fue del 7 %.

Son los informales quienes más pierden frente a la inflación en el acumulado interanual, pues frente a una inflación del 78,5 %, solo aumentaron un 63,4 %, en tanto que los privados registrados alcanzaron el 76,5 %y los públicos 76,4 %. En el promedio de todos los sectores la pérdida es de 4 puntos porcentuales ya que registraron una suba del 74,2%.

Sergio Massa en una entrevista realizada por El Destape, este lunes volvió a reconocer que la situación es crítica. El ministro de Economía afirmó que: “Tenemos que recuperar el ingreso y te diría que es la deuda más grande del Frente de Todos, es la deuda más profunda de nuestro contrato con la ciudadanía en 2019, la pérdida de poder de compra de los salarios”.

El Gobierno sigue prometiendo que habrá una recuperación de los salarios reales, pero la misma nunca llega. Por el contrario, desde diciembre de 2019 se observa un retroceso del 4,2 % en el índice de salarios que elabora el Indec, contrastado con la inflación, deteriorando el poder adquisitivo. Pese a los debates internos, el conjunto del Frente de Todos incluido Máximo Kirchner, votó el Presupuesto 2023 que implica una profundización del ajuste que afecta a las grandes mayorías.

Intentando justificarse, Massa expresó que: "Entre Macri y la pandemia, el asalariado perdió 23 puntos de poder de compra. Pero si no tenés fortaleza, sin estabilización de reservas, en el plano fiscal, si no se recomponen los músculos del Estado, no se puede tirar una piña para subir los ingresos". La pandemia terminó y la facturación de los empresarios continua aumentando, $ 41.000 millones, según los datos del centro CIFRA-CTA, pasaron de manos de la clase trabajadora a los grandes capitalistas bajo la gestión del Frente de Todos que ya está por cumplir 3 años. El Gobierno optó por privilegiar el pago de la fraudulenta deuda externa, aceptando el plan de ajuste del FMI, haciendo que los trabajadores sean los que paguen el costo.

La Junta Interna de ATE Indec calculó que la canasta de consumos mínimos al 31 de septiembre fue de $ 205.000. Eso es lo que como mínimo debería ganar un trabajador o trabajadora. Frente a la suba de precios que deteriora los salarios y jubilaciones, al tiempo que engrosa los bolsillos de los grandes empresarios como los del sector alimenticio, la izquierda propone cuatro medidas: aumento de emergencia para recuperar lo perdido, reapertura de paritarias, salario que cubra la canasta familiar, cláusula gatillo automática ante la suba del costo de vida.

El Gobierno y los empresarios vienen utilizando la inflación para hacer caer los salarios de los trabajadores, para revertir esta tendencia es necesario llevar adelante un plan de lucha del conjunto de los asalariados. Los trabajadores del neumático mostraron como mediante la huelga y las movilizaciones es posible romper el techo salarial que se busca imponer.

Te puede interesar: Cortes por toda la Ciudad de Bs. As. de residentes, concurrentes y trabajadores de la salud


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias