×
×
Red Internacional

Durante los dos primeros meses del año la inflación acumula valores del 10 % y 19 % en los rubros de alimentos-bebidas y en el transporte-comunicaciones. Se viene una nueva suba de combustibles y aumentos en luz y gas. Defender el poder de compra de salario y jubilaciones exige salir de la tregua con los gobiernos por parte de los sindicatos.

Sábado 13 de marzo | 17:42

La inflación es cada vez más un problema que los gobiernos no pueden resolver, más allá de sus declaraciones de intención.

El informe publicado por la Dipec indica que en febrero la inflación fue del 3,3 % en Jujuy, al igual que en el NOA, mientras que a nivel nacional fue del 3,6 %.

En febrero en los rubros, “alimentos y bebidas” la inflación fue del 3,6 %, en “equipamiento y funcionamiento” del hogar 4,7 % y en “transporte y comunicaciones” del 6 %.

El acumulado entre enero y febrero en la provincia es del 9,5 % y en rubros como alimentos y bebidas llega al 10,2 % y en transporte y comunicaciones a un 19 %. En este último rubro inciden los aumentos de tarifas aprobados a los empresarios de colectivos, en particular los que operan en la capital jujeña.

Para marzo, la suba de la tarifa de luz del 10 % y del agua del 20 %, sumadas a los anuncios de subas en los combustibles, agregará más leña al fuego.

Claro está, este fenómeno económico se descarga día a día sobre la clase trabajadora quitando poder de compra a los salarios y jubilaciones, a la vez, que contribuye a mejorar las ganancias de los grandes grupos económicos que pueden incidir en la formación de precios.

Solo el sector estatal con los docentes recibiendo un aumento en marzo del 12 % cuando la inflación acumulada llegó al 9,5 % entre enero y febrero. En todo 2020 la pérdida fue de un 14 % de su poder de compra. Además hay que recordar que la caída del poder adquisitivo del salario viene en forma sistemática desde 2016, siendo los estatales e informales, los más perjudicados.

La única forma de defender el poder de compra de la clase trabajadora es implementado una claúsula gatillo que ajuste mes a mes el salario y pelee por elevar los subsidios y programas a los desocupados a 40 mil pesos. Esto requiere que los gremios rompan la tregua con los gobiernos, impulsen asambleas y un plan de lucha unificado de ocupados y desocupados.

Frente al desabastecimiento de mercaderías en las grandes cadenas de supermercados, se necesita instrumentar desde los sindicatos y organizaciones sociales, un control de precios y stocks para evitar la especulación.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias