Géneros y Sexualidades

NI UNA MENOS

En Bahía Blanca cientos de mujeres nos movilizamos exigiendo justicia por Ursula

Tras el femicidio de Ursula Bahillo en la localidad de Rojas a manos de un policía de la bonaerense y la represión a quienes se movilizaron para exigir justicia frente a la comisaría, en todo el país se replicaron masivas movilizaciones para seguir levantando la consigna de Ni Una Menos.

Jueves 11 de febrero | 13:43

Alrededor de 400 personas se convocaron el día de ayer en Bahía Blanca en una nueva exigencia de justicia al grito de Ni Una Menos. El caso de Ursula cobró relevancia nacional no únicamente por ser el femicida un efectivo de la bonaerense con 18 denuncias previas y una restricción perimetral cuya denuncia de violación no fue tomada por la comisaría de la mujer, sino además por haber respondido con una brutal represión que terminó con una amiga de la joven herida en un ojo.

En la movilización se hizo escuchar la denuncia de responsabilidad del Estado, con la figura de Sergio Berni y la exigencia de su renuncia en el centro de las demandas. Tras un año de envalentonamiento policial durante la cuarentena (la misma policía que reprimió, torturó, desapareció y asesino cientos de personas, entre los que se encuentra el caso aún impune de Facundo Castro), e inmediatas respuestas por parte del gobierno de Kicillof a las extorsiones de la bonaerense por aumento salarial y presupuestario, la bronca frente a la desidia con la que nos encontramos las mujeres y el encubrimiento de los efectivos como una política sistemática no tardó en dirigirse hacia las autoridades estatales como constantes garantes de la impunidad.

"La vida, los derechos y las libertades de las mujeres, lesbianas, travestis, trans y no binaries, no se cuidan con presupuestos recortados, políticas vaciadas y trabajadoras precarizadas. No alcanzan las leyes si no se cumplen. No alcanzan los cursos si no hay una conciencia social con perspectiva de género. No alcanza con que nos pidan que denunciemos si la policía es cómplice y también nos prostituye, nos viola, nos golpea y nos desaparece" manifestaba una referente del movimiento de mujeres.

De la misma manera se hizo presente también la demanda por un Plan Nacional de Emergencia contra la violencia hacia las mujeres, respecto al que se presentaron reiterados proyectos sin obtener respuesta. Desde 2015, al calor del primer Ni Una Menos, la izquierda viene exigiendo que se declare la emergencia nacional en violencia de género e impulsa junto a referentes del movimiento de mujeres y legisladoras del PTS en el Frente de Izquierda el proyecto contra la violencia hacia las mujeres.

Es fundamental que redoblemos nuestras fuerzas movilizadas en las calles para continuar denunciando a los responsables y conquistando medidas integrales de protección a las mujeres.







Comentarios

DEJAR COMENTARIO