×
×
Red Internacional

Según el registro que lleva el Observatorio Lucía Pérez, 26 mujeres fueron asesinadas en lo que va del año 2022.

Martes 25 de enero | 11:21

Dos de ellas, baleadas por sicarios en la ciudad de Rosario, se presupone que son víctimas de las mafias del narcotráfico, en medio de una ola de crímenes que se cobraron otras víctimas en las últimas semanas.

Cifras del horror patriarcal

La provincia de Córdoba encabeza las trágicas estadísticas con 7 femicidios, de los cuales 6 fueron cometidos por las parejas de las víctimas (uno no ha sido establecido). Siguen las provincias de Santa Fe y Buenos Aires con 4 femicidios en cada una. En el primer caso, se contabilizan los dos cometidos por sicarios en Rosario, pero además los casos de dos jóvenes de 21 y 29 apuñaladas sin que se haya determinado el vínculo de sus victimarios. En la provincia de Buenos Aires, una mujer de 76 años fue asesinada por su hijo y otra de 73 años murió en el hospital municipal de la localidad de Rojas -donde ocurrió a principios de 2021 el femicidio de Úrsula Bahillo- donde había sido ingresada con politraumatismos, lesiones y heridas cortantes. Una mujer de 30 años fue apuñalada por su pareja y otra de 32 años, también apuñalada, por su expareja. La localidad de Zárate se vio sacudida hace una semana, por el crimen de una niña de 8 años que sufrió abusos y asfixia por parte de su hermano adolescente. Otros casos ocurrieron en Chaco, San Juan, Corrientes, Mendoza, La Pampa, Santiago del Estero, La Rioja y Salta, donde tres días después de su asesinato, fue encontrado el cuerpo de una niña wichi de 13 años al costado de la ruta nacional 81.

En el total de los 26 femicidios, como ya señalamos, 2 fueron perpetrados por sicarios. En 9 casos, los femicidas eran parejas de las víctimas. Entre los femicidas se contabilizan también 4 exparejas de las mujeres asesinadas, 4 familiares, 1 conocido de la víctima y hay otros 5 casos en los que aún no se ha hallado al culpable.

El Estado es responsable

Según denuncia la periodista Claudia Acuña, en un informe del Observatorio Lucía Pérez, durante el gobierno de Macri se anunció una inversión de 750 millones de presupuesto para abordar las problemáticas de género, de los cuales el 80% estaban destinados a la construcción de 36 refugios de los cuales solo se terminaron 8 que se habían iniciado en la gestión anterior y se construyó uno más. Además, el informe redactado por Acuña señala que durante la actual gestión del presidente Alberto Fernández, se repitieron los anuncios y también los incumplimientos. Como ya señalamos también en La Izquierda Diario, el ministerio de Mujeres, Géneros y Diversidad encabezó el ránking de carteras con presupuestos subejecutados.

Según informa el Observatorio Lucía Pérez, solo en 2021 se registraron 109 denuncias por violencia de género contra fiscales, jueces, comisarios, intendentes, diputados, concejales, secretarios de gobierno y directores de distintas dependencias del Estado.

Desde desoír las denuncias de violencia de las potenciales víctimas de femicidio en las comisarías y fiscalías, hasta justificar a los acusados con argumentos misóginos en los tribunales; desde polícías y otros miembros de fuerzas represivas que tienen habilitación para portar armas y asesinan a sus parejas y exparejas, hasta miembros de los distintos estamentos del Poder Ejecutivo, Legislativo o Judicial denunciados por ejercer violencia de género; desde la subejecución del presupuesto 2021 para impulsar políticas de prevención hasta la reducción del presupuesto de 2022 escrito bajo los designios del FMI. Por todo eso decimos que el Estado también es responsable de los femicidios y de justificar, legitimar, reproducir la violencia patriarcal.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias