×
Red Internacional
La Izquierda Diario

CATALUNYA.Empiezan las restricciones clasistas del Gobierno catalán

Las restricciones, que empezaron este lunes y durarían hasta el 11 de enero, benefician a los más acomodados y perjudican a trabajadores y pequeños comercios.

Guillermo FerrariBarcelona | @LLegui1968

Lunes 21 de diciembre de 2020 | 22:56

Las restricciones anunciadas por el Gobierno de JxCat y Esquerra Republicana han estado a caballo de la discusión entre si se prioriza la salud o si se prioriza la economía. También han estado a caballo de los golpes de pie entre los socios mucho más pendientes de las encuestas electorales que de la Covid. Pero lo que queda claro es que si tienes dinero podrás “disfrutar” de las restricciones mucho mejor.

Estamos a las puertas de la tercera oleada de Covid y además con el desarrollo de una nueva cepa más contagiosa en Inglaterra. Los datos de la epidemia han subido muy rápidamente en esta última semana y amenazan con dispararse con los desplazamientos de Navidad y las vacaciones de invierno.

Efectivamente, las restricciones son clasistas. Permiten la movilidad a aquellas personas que tienen una segunda residencia o que puedan pagar un hotel. Los trabajadores que están suspendidos o despedidos (en "ERTE" o en "ERE") no tendrán la misma posibilidad, los pequeños tenderos que están bajando las persianas tampoco, puesto que el Gobierno de la Generalitat y el Gobierno central solo reparten lluvia de millones a los grandes empresarios del Ibex35 y miseria para el resto.

El cierre parcial de bares y restaurantes ha arrancado las críticas más hartas de la patronal del sector. Afectan duramente al sector de las pequeñas tiendas y de manera más dura a los miles de trabajadores del sector que solo cobran entre el 50 y el 70% del salario base si sufren un ERTE y los que se ven abocados a agrandar las filas de desocupados.

El Gobierno catalán no se cansa de repetir que Catalunya no se puede permitir un cierre total puesto que no hay bastante dinero para compensar las pérdidas. Y por tanto tiene que combinar aperturas suaves con cierres parciales. Pero esto no es cierto del todo. Sí que hay dinero para la multinacional de la infraestructura Ferrovial y para la Sanidad privada o ayudas europeas para las empresas de la Ibex35 que ahora son todas “ecológicas”.

Pero resulta que desde la crisis del 2008 la banca y grandes empresas han estado ganando millones de euros. Es en estas empresas donde está el dinero. Pues para garantizar cierres y una lucha efectiva contra el Covid-19 se tienen que aplicar impuestos a los beneficios de las grandes empresas y las fortunas mil millonarias hasta garantizar el 100% de las nóminas y el lugar de trabajo de todos los trabajadores y un ingreso digno a los pequeños comerciantes que tengan que cerrar.

Te puede interesar Cinco mentiras del Gobierno catalán para proteger a los ricos

Es decir, todo lo contrario a lo que hace el Gobierno catalán. En lugar de regalar el dinero a los empresarios “amigos” del poder, se tiene que defender la vida de los trabajadores y los pequeños tenderos. Puesto que de esta forma se podrá librar la batalla contra el Covid más efectiva y preservando la vida de los millones que trabajamos cada día.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias