×
×
Red Internacional

Compartimos el testimonio de Roberto, trabajador que cuenta su experiencia de organización dentro de la fábrica y su acercamiento a las ideas revolucionarias

Escuchá esta nota
Viernes 26 de agosto | 13:04

Entre a esta fábrica hace casi 10 años, y desde el primer día vi que las cosas no estaban bien, no se cumplía con nuestros derechos establecidos en el convenio, por eso busque organizarme con el sindicato. Me presente a las elecciones y fui elegido delegado. Pense que ahi empezaríamos una lucha contra todas las injusticias y maltratos, lamentablemente no tardé en ver que el sindicato no alentaba ningún reclamo y al poco tiempo que casi era un obstáculo para cualquier lucha y organización de los trabajadores, hasta llegar a amenazarnos si hacíamos algo.

Lejos de desmoralizarme esto me obligó a buscar que hacer, una de las cosas que hice es buscar en Google, todo lo que haya sobre comisiones internas, y ahí encontré el documental de Zanon "El Hilo Rojo". Vi todo lo referido a aquella fábrica, quedé muy sorprendido por lo que se contaba y no dudé en buscar a Raul Godoy en las redes. Le escribí, contándole lo que me pasaba y lo que sucedía en mí fábrica. Nunca pensé que me iba a contestar y menos con tanta rapidez, demostrando que le importan las luchas obreras sean donde sean. Me contó que tenía compañeros en Córdoba que me podían ayudar, y así me paso el número de Oscar con el que concretamos un encuentro, por suerte no vivíamos lejos uno del otro.

Hasta aquí si bien habíamos conseguido algunas reivindicaciones, siempre veía que ante ataques duros, no logramos dar una respuesta a la altura del ataque. Continuamente me inclinaba a pensar en medidas duras (más fuertes) pero no analizaba hasta el final como prepararlas o cómo planificarlas más allá que trate siempre de hacerlo. A partir de este encuentro empecé a conocer experiencias de organización, preparación de las fuerzas dentro y fuera del trabajo, las experiencias de Zanon, de Madygraf y también las de los compañeros de Guma (en Jesús María) entre tantas otras, eso me mostró un panorama totalmente nuevo. Como también el conocer gente que se pone a disposición, a cualquier hora del día, la cantidad de veces que sea necesario para consultarlos. Exactamente como nunca lo hizo el sindicato.

El participar de la asamblea del PTS fue otro salto, conocer gente de otros sectores, mujeres organizándose para luchar por lo suyo.
Ahora entiendo por qué el odio de los del sindicatos a la izquierda.

Y como todo lo que fui viendo y escuchando creo que es algo para concretar, avanzamos en reuniones virtuales y presenciales con el grupito más de confianza, me parecía importante que conozcan a compañeros como Oscar con tanta experiencia y que estaban dispuestos a colaborar con nosotros. Por suerte a todos les pareció muy bien, e incluso podemos decir que ya estamos poniendo una agrupación en pie.

Cada dia veo mas claro, me la paso viendo muchos materiales del partido. Si bien siempre seguí todo lo que pasa a través de los noticieros, veía la política como algo lejano, creía que lo importante y clave era la lucha en el lugar de trabajo. Hoy veo que los planes económicos y de ajuste que llevan adelante los gobiernos y los empresarios requieren para enfrentarlos una combinación de organización y lucha en los lugares de trabajo y de la más grande unidad de todos los trabajadores más allá del gremio, junto a todos los sectores que sufren los planes de ajuste.

Hoy no tengo dudas de cuál es la orientación política que necesitamos en el país y el papel que tengo que asumir, incluso ya lo vengo discutiendo con mi familia. En nuestros trabajo la empresa todos los días intenta avanzar sobre nuestros derechos, y cada dia es un enorme intercambio, para medir la relación de fuerzas, para que los medios estén en consonancia con los objetivos, que cada respuesta tenga la meta de fortalecer la unidad y la organización y que todo esto este puesto al servicio de construir la organización que necesitamos, los locales a disposición de la organización de los trabajadores es algo que nos va servir muchísimo.

Pienso y pienso cuál es la mejor forma de hacer llegar las ideas socialistas a mas gente, sabiendo que la mayoría de los que me rodean se parecen más al Roberto de hace un año atrás que al actual, pero viendo la crisis que la que estamos viviendo nos lleva a pensar que no está bien y ahi empiesa la posibilidad de instalar nuevas ideas para pelear por una sociedad distinta sin las atrocidades y la explotación de hoy. Empecé luchando en la fábrica y ahora me sumo a luchar para cambiar la sociedad, cómo hacerlo es el desafío que asumo y empiezo a recorrer.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias