×
×
Red Internacional

Grave. Emova esparce asbesto en el subte poniendo en riesgo a trabajadores y usuarios

El pasado fin de semana, y sin ningún protocolo de seguridad, la concesionaria del servicio, ex – Metrovias, removió el sistema de ventilación del taller Rancagua liberando al ambiente ingentes cantidades de este material contaminante y cancerígeno. Así lo denunció Claudio Dellecarbonara, miembro del Secretariado Ejecutivo de AGTSyP y trabajador de la línea B.

Miércoles 27 de abril | 11:33

La empresa concesionaria del Subte, Emova (Metrovías), el último fin de semana, tomó la decisión de retirar de una sola vez y sin ninguna protección, aislamiento, método o protocolo de seguridad, el sistema de ventilación del taller Roncagua. Esto trajo aparejado la dispersión en el taller, y luego en toda la línea, de ingentes cantidades de asbesto. Material contaminante y cancerígeno. Cambia el nombre de la empresa, pero el asbesto sigue ahí.

Así lo denunció Claudio Dellecarbonara, miembro del Secretariado Ejecutivo de AGTSyP, trabajador de la línea B el Diputado Provincial electo. En un comunicado, expresa que “desde hace 4 años las y los trabajadores del Subte denunciamos la presencia del material cancerígeno asbesto, prohibido desde principios de siglo”. Situación que se ha cobrado la vida y ha enfermado a varios trabajadores.

“Producto de la acción de nuestra organización, las y los trabajadores conseguimos obligar a Metrovías-Emova a realizar una serie de cambios y arreglos parciales y logramos el ingreso de una parte de los trabajadores al Registro de Agentes de Riesgo, y en el camino se comprometieron a llevar adelante algunas obras. Una de ellas en el taller Rancagua de la línea B”, continúa.

Sin embargo, el pasado fin de semana, en lugar de retirar el antiguo y contaminado sistema de ventilación forzada, en etapas y garantizando la seguridad del proceso de extracción y respetando siempre todas las normas de cuidado exigidas en los protocolos de manejo de asbesto, para reemplazarlo por uno nuevo, la empresa lo hizo de una sola vez y sin ningún tipo de cuidado.

“Todo esto como ya lo denunciamos es una verdadera actitud criminal que demuestra la política de la empresa, avalada por SBASE, de privilegiar sus ganancias por sobre la seguridad y la salud de quienes trabajamos o viajamos en el subte de Buenos Aires. Llamamos a los usuarios, a las organizaciones ambientales y de derechos humanos a sumarse a la lucha de las y los trabajadores del subte para que se retire el asbesto cancerígeno del subte y advertimos de la posibilidad de medidas de fuerza en defensa de nuestras vidas”, advirtió Dellecarbonara.

Acá podés leer el comunicado completo:

GRAVE DENUNCIA
Asbesto: Metrovías - Emova juega con la vida de trabajadores y usuarios del Subte

Desde hace 4 años las y los trabajadores del Subte denunciamos la presencia del material cancerígeno asbesto, prohibido desde principios de siglo. Fuimos nosotros los que tuvimos que pelear en el subterráneo contra la desidia criminal de la empresa Metrovías, renombrada ahora como Emova, que conocía la presencia del asbesto desde siempre y sin embargo no hizo nada para retirarlo y contaminó durante décadas el ambiente en el que nos movemos los trabajadores y usuarios del subte. Esta decisión tuvo ya luctuosas consecuencias: decenas de afectados, algunos con cáncer y tres trabajadores fallecidos, verdaderos crímenes sociales.

Producto de la acción de nuestra organización, las y los trabajadores conseguimos obligar a Metrovías-Emova a realizar una serie de cambios y arreglos parciales y logramos el ingreso de una parte de los trabajadores al Registro de Agentes de Riesgo, y en el camino se comprometieron a llevar adelante algunas obras. Una de ellas en el taller Rancagua de la línea B.

Parte de esta obra consistía en retirar el antiguo y contaminado sistema de ventilación forzada para reemplazarlo por uno nuevo, en etapas y garantizando la seguridad del proceso de extracción y respetando siempre todas las normas de cuidado exigidas en los protocolos de manejo de asbesto.

Pero, nuevamente la empresa hace lo que quiere, jugando con la vida de los trabajadores y usuarios. Al contrario de lo comprometido en acta, el último fin de semana, Emova tomó la decisión de retirar de una sola vez y sin ninguna protección, aislamiento, método o protocolo de seguridad, todo el sistema. Esto trajo aparejado la dispersión en el taller, y luego en toda la línea, de ingentes cantidades de asbesto de dicha estructura, violando lo acordado, desconociendo la ley y también el fallo vigente de la jueza Liberatore que, entre otras mandas a la empresa concesionaria, plantea la prohibición de tomar contacto con lugares o elementos con presencia de asbesto.

Todo esto como ya lo denunciamos es una verdadera actitud criminal que demuestra la política de la empresa, avalada por SBASE, de privilegiar sus ganancias por sobre la seguridad y la salud de quienes trabajamos o viajamos en el subte de Buenos Aires. Llamamos a los usuarios, a las organizaciones ambientales y de derechos humanos a sumarse a la lucha de las y los trabajadores del subte para que se retire el asbesto cancerígeno del subte y advertimos de la posibilidad de medidas de fuerza en defensa de nuestras vidas.

Claudio Dellecarbonara, miembro del Secretariado Ejecutivo AGTSyP




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias