Mundo Obrero

Solidaridad

Emotivas palabras de un escritor setentista para un obrero reincorporado de Finning CAT

Tenemos el agrado de compartirles a todos nuestros lectores una carta de Martín “Ruta 8”, jubilado de la construcción de 87 años, militante socialista, escritor y poeta para Carlos Ruíz, quien gracias su lucha y la de sus compañeros, volvió hace días a su puesto de trabajo.

Miércoles 23 de diciembre de 2020 | Edición del día

Camarada Carlitos:

Un chispazo de alegría golpeó en mi corazón rebelde cuando nos enteramos que, con tu firmeza en la prédica, le torciste el brazo por segunda vez a la patronal explotadora, dando así un ejemplo a nuestra clase y un orgullo a nuestro partido de esclavos asalariados. Es una luz de esperanza para tantos luchadores que tienden a romper ese chaleco de fuerzas que es la burocracia sindical, vendida descaradamente a la gran patronal y a los gobiernos de turno.

El trabajo que tendría que realizar la burocracia sindical lo están realizando obreros de ideas revolucionarias, peleando muchas veces en soledad. No es tu caso. Vos estuviste acompañado por abogados comprometidos en defender a los esclavos asalariados y obtuviste el triunfo de estar junto a tus compañeros de la fábrica.
Recuerdo cuando juntos rompimos con el MAS. Lo único que teníamos era nuestro coraje revolucionario. Formamos un grupo de opinión principista y fuimos al local de Rioja a golpear las puertas para empezar a militar en el naciente PTS.

Aprovechó a saludar al compañero “Gonzalito” que obtuvo su reincorporación en Pilkington. Yo siento un gran orgullo y respeto por él.

Desde aquellos momentos corrió mucha agua bajo el puente. Fíjate si tendríamos fuerzas en nuestras ideas: hoy estamos con grupos en 14 países hablando de nuestra teoría revolucionaria en distintos idiomas. Me siento contento pero no conforme.

Tenemos una tarea urgente que es dotar, a quienes se acercan a nuestras filas, de nuestro programa revolucionario y borrar de sus mentes la conciliación de clases que inculcó el peronismo. Ese es nuestro trabajo de urgencia. La única ciencia que dominó es la rebelión y mientras tenga un soplo de vida seguiré levantando las banderas de la Cuarta Internacional.

Te mando un saludo cordial, tu amigo y camarada

Martín Ruta 8

Te puede interesar: Martín “Ruta 8”: una vida de militancia revolucionaria







Comentarios

DEJAR COMENTARIO