Mundo Obrero

Pandemia

Emergencia sanitaria ante el coronavirus: ¿y los trabajadores precarizados y autónomos?

Ante la emergencia sanitaria por la propagación de coronavirus, un joven trabajador monotributista nos cuenta desde su lugar cómo la vive

Lunes 16 de marzo | Edición del día

“Son pocas e insuficientes” dice Ezequiel sobre las medidas que viene tomando el gobierno, “llama a reducir la circulación de la gente en la calle, pero cientos de nosotros tenemos que seguir laburando igual. Es ridículo.”. Es que, para un rappitendero, dejar de circular significa no comer. “Nosotros pedaleamos para pagar el alquiler, los servicios (encima están carísimos) y los alimentos del día”. Eze es uno de los tantos jóvenes precarizados que labura en negro, y en pésimas condiciones. Faltar al trabajo, para los pibes, significa despidos, descuentos, o dejar de cobrar el día. El plan del gobierno no contempla a más del 50% de los jóvenes, los que trabajan con monotributo, en negro y en estas condiciones.

“Necesitamos licencias y plan de sustento para garantizar nuestra salud y subsistencia. Otros monotributistas me cuentan que esto es un problema, un amigo que es un profesor de idiomas que trabaja de manera autónoma, o también los que trabajan en lugares como peluquerías, mayoría mujeres, que necesitan realizar si o si cierta cantidad de cortes por día para mantener a sus familias. Para peor, ante la suspensión de clases no puede garantizar el cuidado de sus hijos. Hay chicos, como el panadero del barrio que no está en sus posibilidades dejar de cocinar porque también vive del día a día”.

Con respecto a la exposición y cuidado frente a la pandemia, nos comenta que “muchos de los que laburamos estamos muy expuestos al contagio en el pase de bienes y servicios por el contacto con la gente”. Hay otro jóvenes que laburan no de manera autónoma, pero sin embargo son altamente precarizados por las multinacionales. Sin ir más lejos, en McDonald’s, “tienen convenios millonarios con el Estado y pagan por el día y las horas trabajadas, sin licencias por enfermedad ni nada por el estilo”.

Te puede interesar: Emergencia sanitaria: la izquierda propone discutir medidas urgentes en el Congreso

Estas empresas podrían garantizar la salud y subsistencia de los trabajadores entregando materiales de prevención, como guantes, alcohol en gel, etcétera, para el virus para que no seamos quienes trabajamos los que tengamos que comprar todo el equipamiento indispensable.

Se necesitan licencias pagas, prohibición de despidos, cese inmediato de pago del monotributo junto a un plan de sustento económico. Todos los recursos del país tienen que estar orientados a superar esta pandemia garantizando salarios mínimos, provisiones e inversión en salud y educación. No va más pagar todo al FMI en pos de dejar la salubridad de quienes laburamos totalmente desfinanciada".







Temas relacionados

Coronavirus   /    Precarización laboral   /    Zona Oeste del Gran Buenos Aires   /    Mundo Obrero

Comentarios

DEJAR COMENTARIO