Juventud

UNIVERSIDAD DE LANÚS

Elecciones en la UNLa: razones por las cuales la izquierda tiene que estar en el Consejo

Se llevarán adelante las primeras elecciones universitarias del país en Pandemia. Son elecciones del Consejo Superior donde se renueva el mandato del gobierno universitario. ¿En qué situación se enmarca esta elección?

Belén Soria

Secretaria de Cultura CESACO UNLa - Juventud del PTS

Carolina González Massad

Integrante de la Juventud del PTS (UNLa)

Santiago Giménez Cáceres

Estudiante de Audiovisión- En Clave Roja | UNLa

Viernes 20 de noviembre | 20:50

¿Cuáles son las prioridades de la gestión universitaria?

Llamadas bajo criterios cuestionables, en un contexto signado por la crisis económica, de empeoramiento de las condiciones de vida, de precarización en el trabajo y represión para quienes reclaman mejoras, la gestión de la Universidad Nacional de Lanús dirigida por el Peronismo y agrupaciones Kichneristas deciden realizar la elección. Durante este año de Pandemia se evidenció que las prioridades de la rectora Ana Jaramillo y de la gestión son diferentes a la de les estudiantes y docentes que se enfrentaron a la virtualidad.

Según datos oficiales en el país alrededor de un 40% de estudiantes desertó por no poder llevar adelante la cursada por cuestiones materiales y también pedagógicas. En la UNLa alrededor de un 30% cursaba con su celular y un 70% compartía sus materiales de conectividad con otras personas sumado a que los datos de desempleo y de informalidad laboral entre lxs estudiantes son grandes, por ejemplo, tan solo en el CEDHA un 64% de estudiantes está desempleado.

Frente a toda esta situación las prioridades siempre fueron otras, no se destinó 1$ a nuevas becas integrales y las que había desde antes no llegaban a cubrir los montos de la conectividad y las inscripciones a las mismas se realizaron durante el 2019.
Así y todo, entre cuatro paredes de un momento y por Resolución Rectoral (decreto) se destinaron $200.000 a esta elección.

Leé también: UNLA: escandaloso decreto de la rectora que llama a elecciones en medio de la pandemia

Plata para educación, no para el FMI

Este martes, se dieron el debate y votación en el congreso por el presupuesto de 2021 dictado por el FMI el gobierno quiso encubrir esto con que se votaba el “aporte solidario” que implica un impuesto a las grandes fortunas de muy bajo calibre. Pretenden hacer pasar como una gran conquista recaudar U$s3.000 millones, mientras que ajustan y recortan en U$s16.000 el Presupuesto 2021. Y por si esto no alcanzara para satisfacer los intereses de los grandes empresarios y del FMI, el 45% de lo recaudado se destinará como subsidio a empresas privadas o explotaciones que atentan contra nuestra calidad de vida como el Fracking! Ni un punto de comparación hay con el proyecto presentado por el Frente de Izquierda Unidad en Mayo y defendido este Martes en el recinto con Nicolás del Caño y Romina del Pla que propone un real impuesto a las grandes fortunas incluyendo a los grandes bancos y a los grandes ganadores de la crisis.

El presupuesto 2021 implica recortes en salud, elimina el IFE para 9 millones de personas y que cae un 9% lo destinado a las universidades nacionales en el escenario más favorable con una inflación del 29% que solo proyecta el ministro de Economía Guzmán, mientras el conjunto de los grandes empresarios proyecta una inflación del 50%, así el presupuesto caería casi un 20% y los salarios docentes y no docentes un 25% el año que viene.

Es decir, que la Universidad volverá a perder frente a la inflación, profundizando un ajuste que viene en forma sistemática desde 2018 y el cual encontró resistencia en las calles. El 84% del presupuesto universitario es solo para salarios; la investigación, la infraestructura, becas estudiantiles quedan casi sin fondos. Además, una partida adicional, $4.110 millones, sería acordada con los rectores universitarios, lo que les permitiría seguir ganando sueldos millonarios de 200 mil pesos al mes, lejos de la realidad de las mayorías, que trabajan y cursan en las universidades.

Desde la izquierda desde un primer momento exigimos que se releve la situación de deserción estudiantil y la situación de precariedad laboral de lxs docentes frente a la virtualidad en conjunto con la exigencias de Becas Integrales para todxs lxs que necesiten siendo que plata hay, en los bolsillos de los más ricos pero que, como los hechos y decisiones del gobierno demuestran, es una plata que no quieren tocar.

¡Universitarios por tierra para vivir, vivienda digna y trabajo genuino!

Todos los números del punto anterior tienen una correlación e impacto directos con la realidad, algo que venimos viendo encarnado con más fuerza en las diferentes tomas de terreno en todo el país que actualmente están organizandose por tierra para vivir, vivienda digna y trabajo con derechos para todxs. Una de sus expresiones más grandes está en la zona sur materializandose en las familias de Guernica que este 26 de Noviembre realizarán una jornada de cortes en el Puente Pueyrredón con el objetivo de que todxs se enteren que la lucha de Guernica continua.

Por su parte, el gobierno continúa demostrando que ubicación decide tener ante los problemas que de las grandes mayorías, así como giró a derecha con la cuestión presupuestaria, a la crisis habitacional ha respondido con estafas de ofertas irrisorias y luego de eso con palos y balas desalojando por la fuerza, quemando las casillas y demostrando con total impunidad que está del lado de los ricos que proponen hacer campos de golf en el predio de Guernica.

Desde los espacios de izquierda en la universidad, junto a sectores de jóvenes y trabajadorxs venimos solidarizandonos y acompañando la lucha de las familias. Desde la UNLa realizamos distintas intervenciones que incluyeron jornadas de donaciones, postas sanitarias, e inclusive un acampe en el que nos hicimos presentes desde las secretarías que ocupamos en el CEDHA (Prensa y Difusión) y en el CESACO (Arte y Cultura). Asimismo extendimos los pedidos de apoyo y solidaridad a los distintos organismos de nuestra universidad, elevando una carta y proyecto al Consejo Superior, elevando propuestas y exigencias a las conducciones de los centros, lamentablemente ninguno de estos pedidos fue tomado, siendo ignorados (como la carta al Consejo), negados (como el pedido al CESACO) o quedando solo en cuestiones de palabras y no en hechos (CEDHA, FUNLA).

Esto también nos deja la pregunta: Nuestra universidad se llama “urbana y comprometida” pero ¿Con quién es ese compromiso? La izquierda tiene que estar en el consejo superior para estas peleas por derechos elementales.

¿Qué es el Consejo Superior, cómo funciona y que se vota en estas elecciones?

El consejo superior es de los principales órganos de decisión y de gobierno universitario, con representación de los claustros (estudiantil, docentes, no docentes y graduados). Los estudiantes que somos mayoría en la Universidad, alrededor de 20.000 estudiantes, tenemos una representación minoritaria en el Consejo, además el mismo sesionó a puertas cerradas impidiendo que la comunidad educativa pueda presenciar los debates y votaciones de los proyectos que atraviesan nuestra universidad, así votaron los protocolos para los finales donde la mayoría de los estudiantes están en contra de la modalidad y exigen mesas para poder rendir y avanzar en las carreras, y el quite de las promociones.

Peleamos por democratizar la universidad, donde todxs lxs estudiantes tengamos voz y voto. Somos la gran mayoría de la comunidad educativa y somos lxs más interesados en defender la educación superior gratuita, de calidad y de real acceso a todxs lxs jóvenes e hijxs de la clase trabajadora. Muchxs somos la primera generación de universitarixs y no estamos dispuestos a ser los últimos! Por eso, tenemos que ser protagonistas de discutir y decidir qué órgano de gobierno universitario necesitamos para tener una universidad al servicio de la clase trabajadora y el pueblo pobre.

En este sentido, quienes integramos En Clave Roja y Pan y Rosas en el FIT proponemos defender el espacio conquistado por la Lista Multicolor que tiene 1 representante estudiantil de un total de 4 representantes estudiantes. Es necesario que la izquierda siga estando en el Consejo ya que somos los únicos que planteamos una voz diferente frente a la única voz de la Lista Granate y de Somos UNLa. Sumate a apoyar a la Lista Multicolor y contactate para la elección!

Te puede interesar: "La UNLa podría fabricar alcohol en gel, pero solo está funcionando de manera virtual"







Temas relacionados

Elecciones universitarias   /    UNLa   /    Lanús   /    Zona Sur del Gran Buenos Aires   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO