Juventud

Elecciones en la UNJu: ¿Por qué la mayoría de los estudiantes quedan afuera?

Recientemente, a través de la Res. N° 1212/20 se reanudó el calendario electoral de la UNJu para la elección de Consejerxs Superiores y Consejerxs Académicos, que se llevarán a cabo del 30 de noviembre al 4 de diciembre, de 09:00 a 19:00 hs de manera presencial en cada en cada unidad académica y en el rectorado.

Violeta Gerés

Estudiante de Ciencias de la Educación - UNJu

Valentina Melo

@valen.schatz Estudiante de Comunicación Social - UNJu

Jueves 19 de noviembre | 19:06

El Rector y los Decanos tomaron nuevamente una decisión unilateral (los consejos no vienen funcionando), es decir que en la decisión de poner en marcha el calendario electoral nadie nos representó como estudiantes, ni a los demás claustros.

Estas elecciones se dan en el marco de que miles no pudieron continuar el cursado virtual, el mismo rector Tecchi anunció que no comenzarán las clases presenciales hasta que no esté la vacuna en el 2021 ¿Cuál es el criterio sanitario para aglomerar gente para ir a votar pero no para iniciar clases presenciales para aquellos que no tienen acceso a internet?

No es una novedad que estas elecciones sean restrictivas y antidemocráticas, ya que solo pueden votar los estudiantes “activos plenos” de cada facultad. Para esta categoría cada estudiante debe tener 2 materias aprobadas el año lectivo anterior, quedan afuera entonces los estudiantes que cursan pero no han rendido, así como el conjunto de los ingresantes, que, según lo que dieron a conocer en medios locales, este año hubo más de 7800 pre inscripciones . Mientras que el número de egresados de la UNJu en el ciclo anterior es de solo 267, reflejando el problema estructural de permanencia en la universidad y la desigualdad en la provincia . Por lo cual la gran mayoría de lxs estudiantes no cumple con las condiciones para votar.

El trabajo precario que vive la mayoría de la juventud, la maternidad y paternidad son las principales causas. Las políticas “inclusivas” completamente insuficientes del Estado, hacen que los estudiantes no puedan costear sus estudios y muchas veces terminan abandonando. En Jujuy solo llega a recibirse 1 de cada 20 estudiantes que ingresan en la Universidad. En medio de este contexto, si bien no hay números oficiales, vemos como son cientos lxs compañerxs que no pudieron seguir las clases virtuales, y desde la Universidad solo se lanzaron becas insuficientes, que consisten en un chip con datos, que alcanza a lo sumo para 3 clases (5 Gigas), y múltiples requisitos para acceder.

El rector de la Unju afirmó recientemente que nunca se superó el 8% de alumnos con problemas de conectividad durante la pandemia, pero en las redes sociales sobran descargos de estudiantes que no pudieron seguir, que alquilaban computadoras para poder rendir los exámenes, que no pudieron presentar los trabajos en el aula virtual por contar solo con un celular. Muy lejos de la realidad que Tecchi quiere vender, nosotrxs sabemos que son muchísimos lxs compañerxs que no pudieron continuar la cursada, a pesar de que en muchos casos nosotras y nosotros mismos organizamos la solidaridad, haciendo "vaquita" para pagarle datos a una o un compañero o buscando vías para ayudarnos entre todes.

Plata para Educación, no para el FMI

Mientras, en el Congreso se aprobó el presupuesto 2021, un presupuesto de ajuste que festeja el FMI, que implica recortes en salud, que elimina el IFE para 9 millones de personas y que cae un 9% lo destinado a las universidades nacionales en el escenario más benévolo con una inflación del 29% que solo proyecta el ministro de Economía Guzmán. Mientras que el conjunto de los grandes empresarios proyecta una inflación del 50%, así el presupuesto caería casi un 20% y los salarios docentes y no docentes un 25% el año que viene.

Es decir, que se volverá a perder frente a la inflación, profundizando un ajuste que viene en forma sistemática desde 2018. El 84% del presupuesto universitario es solo para salarios; la investigación, la infraestructura, becas estudiantiles quedan casi sin fondos. Además, una partida adicional, $4.110 millones, sería acordada con los rectores universitarios, lo que les permitiría seguir ganando sueldos millonarios de 200 mil pesos al mes, lejos de la realidad de las mayorías, que trabajan y cursan en las universidades.

Los números hablan solos, las autoridades se enriquecen y pactan para mantener este régimen. El mismo Rector, Rodolfo Tecchi, sostuvo en El Tribuno que el presupuesto de la UNJu sería de 2.800 millones en 2021. Peronistas y radicales buscan sostener estas elecciones antidemocráticas para seguir haciendo sus negocios, sumar cargos y ganar miles de pesos al mes. Las agrupaciones estudiantiles que dirigen los centros de estudiantes y responden a las autoridades lejos de organizar al movimiento estudiantil, no solo se borraron durante todo este tiempo donde se avanzó en una universidad para pocos sino que ahora fiel a sus políticas clientelares lanzaron la campaña electoral con sorteos virtuales.

Te puede interesar: Presupuesto universitario 2021: recortes del 25 % en salarios y millones para los rectores

Contra el sistema de elección excluyente, se necesita democratizar y transformar UNJu, una tarea central para quienes defendemos la educación pública.

¿Qué es el cogobierno universitario, cómo se compone, y qué se vota en estas elecciones?

En estas elecciones se votan consejeros académicos y superiores para integrar el órgano de cogobierno universitario, es decir, un conjunto de consejeros con derecho a voz y voto, que definen las políticas que se llevarán adelante, la oferta horaria, el plan de estudios y el rumbo de lo que pasa en la Universidad y que rol juega la institución dentro de la sociedad entre otras cosas.

Este año el rector y decanos gobernaron por decreto (ya que los consejos estuvieron inactivos) y acordaron, por ejemplo, el convenio con JEMSE(Jujuy Energía Y Minería Sociedad Del Estado) para favorecer el extractivismo minero. En lugar de denunciar la situación de la Mina el Aguilar, para así demostrar el saqueo de Glencore y desmentir a la multinacional que quiere dejar en la calle a 700 familias, se pone al servicio de la minería contaminante y la ganancia de multinacionales.

Basta de que el rector y los decanos gobiernen por decreto! Si podemos tomar clases virtuales, si el congreso nacional sesiona virtualmente, si la gran mayoría de lxs trabajadores salen todos los días a ganarse el pan ¿Cuál es la excusa para que el co-gobierno universitario no funcione?

Este año se manejaron con total impunidad, pero igualmente el cogobierno es siempre antidemocrático, ya que aunque los estudiante somos la mayoría en las facultades tenemos una representación minoritaria y hasta se puede sesionar y votar sin la presencia de lxs consejerxs estudiantiles

Desde Oktubre, Pan y Rosas y la Juventud del PTS, rechazamos las políticas antidemocráticas del régimen universitario y el marco en el que quieren continuar con las elecciones. Las autoridades y agrupaciones del PJ y Franja Morada avalan el ajuste del gobierno nacional y provincial, mientras se avanza en una universidad cada vez más elitista y defienden el discurso meritocrático y el “sálvese quien pueda”.

Peleamos por democratizar la universidad, donde todo el estudiantado tenga derecho al voto. Nosotrxs somos la gran mayoría de la comunidad académica y somos lxs más interesados en defender una educación superior gratuita y realmente de acceso libre para todxs lxs hijxs de la clase trabajadora. Por eso, tenemos que ser los protagonistas de discutir y decidir qué órgano de co-gobierno necesitamos para tener una universidad al servicio de la clase trabajadora y el pueblo pobre.

En este sentido, quienes integramos Oktubre y Pan y Rosas en el FIT peleamos por conquistar un co-gobierno democrático, con mayoría estudiantil, claustro único docente y trabajadores no docentes de la universidad.

Por una Universidad al servicio de los trabajadores

Así como también peleamos por terminar con los problemas materiales que hacen que miles no puedan avanzar con su carrera o abandonen sus estudios, impulsar políticas que ataquen de fondo la deserción, como un plan de becas integrales masivas para que todos podamos estudiar, que se garanticen los recursos de conectividad, en tanto continúen las clases virtuales, y además para que la Universidad ponga todo su capital intelectual, científico y recursos al servicio del pueblo trabajador.

En ese sentido impulsamos el Observatorio Laboral, Social y de Género, para jugar un rol activo frente a las problemáticas que nos atraviesan, por ejemplo estuvimos en las masivas movilizaciones por Ni Una Menos, la pelea por el derecho a tener una vivienda, por salud, educación y trabajo. Mientras la conducción del centro de estudiantes de la FhyCs (JUNTOS-PJ) y los de las otras facultades se mantuvieron inactivos durante todo este tiempo, fomentando de esta forma la lógica del sálvese quien pueda y desarticulando la espacio democrático con el que lxs estudiantes podemos organizarnos.

Por todo esto, hace falta poner en pie un gran y potente movimiento estudiantil, independiente de los patrones, sus partidos y autoridades universitarias, autoorganizado en asambleas democráticas. Tenemos que exigir a las conducciones de nuestros centros de estudiantes que abandonen la cuarentena, que impulsen la organización democrática del movimiento estudiantil, en asambleas por carrera y generales, eligiendo un cuerpo de delegados por curso para mantenernos organizados y en debate permanente sobre cómo defender nuestro derecho a la educación y ser partícipes también de las luchas del pueblo trabajador contra la miseria de la vida, por el derecho al trabajo, a la vivienda, a la salud y educación que hoy, nuevamente están en juego porque el gobierno ha elegido el camino del ajuste para cumplir con el FMI.







Temas relacionados

Presupuesto 2021   /    Consejo Universitario   /    UNJu   /    Elecciones   /    Jujuy   /    Universidad   /    Juventud

Comentarios

DEJAR COMENTARIO