×
×
Red Internacional

Universidad. Demos fuerza al centro de estudiantes de Ciencia y Tecnología independiente democrático y de lucha

Del 19 al 23 de septiembre serán las elecciones del Centro de Estudiantes de Ciencia y Tecnología de la UNSaM. La elección se disputará entre la actual conducción del Frente de Estudiantes de Izquierda y la lista de unidad del peronismo encabezada por el FUCEMI.

Martin KalesPresidente del CECyT UNSAM

Escuchá esta nota
Jueves 15 de septiembre | 14:58

Estas serán las segundas elecciones del centro de estudiantes formado luego de un proceso de lucha y organización en 2019. Nuevamente se presenta el Frente de Estudiantes de Izquierda, conformado por En Clave Roja (PTS + independientes), La Caldera (PO), el NMas y el MST.

La otra lista que se presenta es la unidad del peronismo de la UNSaM, entre el FUCEMI (agrupación en contra de “la política), el MUI y Somos Unsam, referenciados en el actual gobierno nacional y aliados de las autoridades, bajo el nombre “FUCyT”.

Un centro independiente de todos los gobiernos

En 2019 fue creado este centro de estudiantes en un proceso de lucha y organización en defensa de la educación pública contra el ajuste de Macri y el FMI. Desde ese momento cambió el gobierno, asumieron Alberto y Cristina, pasó una pandemia, pero el ajuste en la educación continúa, nuestras condiciones de vida empeoraron, el FMI sigue dirigiendo la economía.

Te puede interesar: Embajador de EEUU. Stanley en la universidad: una visita al servicio del extractivismo y del FMI

Para ilustrar lo importante de esto, Massa en las últimas semanas recortó $128.000 millones en educación, salud, discapacidad y vivienda, quisieron sacar la asistencia social a les estudiantes que cobraban la beca progresar, aplicaron tarifazos en transporte, luz y agua y la inflación récord sigue hundiendo el salario en la pobreza. Este ajuste se ve en los laboratorios de informática con más de 3 alumnos por computadora o en la saturación del laboratorio de química.

Pero especialmente lo sentimos en la pésima oferta horaria que hace que muchas carreras sean imposibles de cursar para quienes trabajamos. Muchos contenidos son arancelados, como idiomas que son imprescindibles, y necesitamos más materias de verano. Tenemos que profundizar esta pelea con más participación.

El discurso “contra los partidos” del FUCyT no solo es cínico (porque la lista la integran partidos que apoyan al gobierno), sino que favorecen los discursos de Milei “contra la política” que defienden incluso la privatización de la educación y la salud, son una avanzada contra nuestros derechos. El intento de magnicidio contra CFK es una expresión de esto y lo repudiamos, sin dejar de enfrentar las políticas del gobierno actual. Los discursos contra “la política” como el del FUCEMI sabemos que terminan favoreciendo el avance de estas ideas. La única forma de enfrentarlos es organizándonos desde abajo, por eso hay que darle fuerza al centro de estudiantes.

Un centro democrático

Para organizarnos les estudiantes, el centro se ha manejado siempre en asambleas, donde todes pueden debatir, opinar, traer propuestas y se vota qué hacer. Esto permite la más amplia participación y fue el método con el que se creó el centro de estudiantes en 2019. Lamentablemente las otras agrupaciones que actualmente se agrupan en el FUCyT no han participado de estas instancias en estos años, y otros centros que dirigen en la UNSaM tampoco lo hacen. Tenemos que profundizar este camino. La formación de comités o la votación de delegados por curso, puede mejorar nuestra fuerza para pelear por las demandas más inmediatas como la ampliación de la oferta horaria que deja afuera tantos estudiantes.

También peleamos por la democratización de la universidad, porque vemos cómo las autoridades quieren reformar los planes de estudio de las carreras sin informar, consultar y mucho menos permitirnos decidir a estudiantes y docentes. También han cambiado los criterios de prórrogas, finales y correlatividades dificultando el avance en nuestros estudios.

Nuestra educación no se negocia. Cualquier reforma tiene que partir de las necesidades de los estudiantes y trabajadores y no la de los empresarios y sus gobiernos. Nuestra formación está en juego y no vamos a permitir que discutan a nuestras espaldas.

El centro de estudiantes lo organizamos desde abajo, y así peleamos por transformar la universidad para les estudiantes y trabajadores.

Un centro de lucha

Como está el país, es más necesario que nunca un CECyT de lucha. Esto lo llevamos a la práctica todo este tiempo. Hemos salido a las calles a exigir conectividad para que ningún estudiante se quede afuera en la virtualidad, denunciamos cada recorte del presupuesto universitario y todas las consecuencias que eso trae en la cursada. Incluso tenemos edificios abandonados en la UNSaM porque no hay plata para terminarlos y que puedan ser usados para aulas o laboratorios. Nuestros docentes tienen una paritaria 30% por detrás de la inflación. Por eso desde el centro nos movilizamos con más de 200 organizaciones contra el pacto con el FMI que determina el ajuste que vivimos.

Pero también vemos y vivimos como está la situación en nuestro país. Por eso nos unimos con las familias más golpeadas por la pobreza, y acompañamos con campañas de donaciones y enfrentando el desalojo a las familias de Guernica. También estuvimos acompañando a las trabajadoras de la Clínica San Andrés, que cerró en plena pandemia con 144 trabajadores y 18.000 pacientes de PAMI, y hoy siguen luchando como cooperativa. Pasamos en la UNSaM con trabajadores del neumático que luchan contra las jornadas laborales los fines de semanas y terminan rotos luego de años en las fábricas. Junto a la fábrica bajo gestión obrera Madygraf hicimos alcohol sanitizante en el inicio de la pandemia para repartir en hospitales y barrios.

También nos movilizamos en defensa de nuestro planeta, en las movilizaciones por el clima, en defensa de los humedales y en cada lucha contra el extractivismo como la megaminería, el fracking y el agronegocio. Siempre estuvimos del lado de la marea verde en las vigilias por el derecho al aborto, organizando cada 8 de marzo y los viajes al encuentro plurinacional de mujeres y disidencias.

El conocimiento y la ciencia al servicio del pueblo trabajador

La ciencia y la tecnología no son neutrales, pueden ser utilizados con distintos intereses. La visita de Marc Stanley, embajador de EEUU a la UNSaM muestra hacia dónde se encaminan hoy, un país basado en el agronegocio, la megaminería y el fracking para juntar los dólares que exige el FMI. Las reformas de los planes de estudio apuntan a las necesidades “del mercado laboral”, es decir, a lo que piden las empresas para aumentar sus ganancias.

Hay que pelear otra perspectiva como futuros profesionales. El conocimiento tiene que estar al servicio de resolver los grandes problemas del pueblo trabajador. Por ejemplo la contaminación en los barrios de San Martín con basurales a cielo abierto y la segunda cuenca más contaminada del país. Las ingenierías en la UNSaM podrían pensar cómo reducir la jornada laboral a 6 horas 5 días a la semana para generar millones de puestos de trabajo, o como avanzar en una transición energética.

Te puede interesar: Tras el apoyo del FMI, Massa se reunió con Alberto Fernández y prepara el Presupuesto de ajuste

Esta perspectiva la queremos llevar a la práctica. Por eso realizamos un encuentro con referentes de fábricas bajo gestión obrera, Zanon y Madygraf, fábricas que realizan convenios con universidades para en conjunto trabajadores y estudiantes mejorar el ahorro de energía, convertir la producción y orientarla hacia las necesidades sociales. Queremos traer estos proyectos a la UNSaM, donde podríamos realizar prácticas junto con los obreros para el tratamiento de efluentes, los proyectos de eficiencia energética, entre muchas otras posibilidades.

Sumate a defender el CECyT

Las agrupaciones del peronismo quieren dirigir el centro para convertirlo en un espacio acomodado a las políticas del gobierno y el rector. Bajo la idea de atender reclamos y no hablar de política, esconden que el gobierno que ellos defienden es el responsable de que estudiar sea cada vez más difícil y expulsivo. Repudiamos la visita del embajador yanki Stanley en la UNSAM al servicio de extractivismo y los recursos ambientales. Por eso necesitamos fortalecer un centro que se organice contra la bronca y el descontento que genera el gobierno peronista, que al igual que la derecha y los libertarios no tienen nada que ofrecer.

Desde En Clave Roja claramente decimos que nos organizamos junto a nuestros referentes Nicolás del Caño, Myriam Bregman y Alejandro Vilca, quienes en el congreso y en las calles muestran una voz contra el ajuste del gobierno y el FMI, levantando cada reclamo de trabajadores, estudiantes y desocupados, de las mujeres, y en defensa del ambiente. Para pelear por una vida que merezca ser vivida, poder estudiar, disfrutar de la cultura, el ocio, les amigues, la familia, etc.

Bajo estas banderas este viernes 16 de septiembre realizaremos un festival en la universidad invitamos a todes les estudiantes con quienes compartimos estas ideas, a sumarse a defender un centro independiente, democrático y de lucha. ¡Sumate en estas elecciones!




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias