×
×
Red Internacional

Editorial.Elecciones PASO: los debates que necesita el pueblo trabajador jujeño

Editorial en Pateando El Tablero, la izquierda en radio, miércoles de 13 a 15 horas por 101.7 Jujuy FM y por dúplex FM Stylo 105.3 (La Esperanza San Pedro).

Jueves 12 de agosto | 11:03

A un mes de las elecciones PASO pareciera repetirse el esquema de una “campaña sin campaña”, donde el bipartidismo repite eslóganes vacíos o intenciones de gestión que poco resuelven el día a día de amplios sectores que la están pasando mal.

Desde el PTS en el Frente de Izquierda tomamos la propuesta del Gobernador y volvemos a plantear que se haga efectivo un debate de candidatas y candidatos que sea televisado para toda la provincia y sin restricciones de temas.

Un debate electoral permitiría abrir una puerta por donde el pueblo trabajador, las mujeres, la juventud y las comunidades originarias podrían hacer que su voz se escuche.

En esta columna ponemos a consideración algunas de las preocupaciones que a diario el pueblo trabajador jujeño nos hace llegar, como también las medidas que consideramos se necesitan para dar una salida a esta crisis a favor de las mayorías. Veamos.

Transporte. Choferes y usuarios nos dicen, ¿Por qué los empresarios del transporte reciben millones de pesos en subsidios del gobierno nacional y provincial, les otorgan aumento del boleto, y encima no pagan en tiempo y forma los salarios? ¿Qué hacen con el dinero? Una medida elemental sería la apertura de la contabilidad de las empresas. ¿Quién lo puede hacer? Evidentemente no los gobiernos que les envían millones y no les exigen rendición de cuentas. Incluso, el Gobernador, dice que les deberían dar más subsidios. Poner un freno a estos negociados, es una tarea de los trabajadores con su sindicato y en unidad con los usuarios. Está en juego, ni más ni menos, poner en pie un servicio de calidad.

Empleo. Jóvenes y trabajadores nos cuentan los malabares que hacen para llegar a fin de mes, “no hay trabajo”, solo changas, venta ambulante o un plan social. Sin dudas, esto es así. La provincia fue la segunda en destrucción de empleo el año pasado y aún ni siquiera recuperó los niveles de empleo previos al inicio de la pandemia (a mayo 2021 hay casi 1000 puestos menos) y como contracara tiene el mayor número de trabajadores ocupados que buscan otro empleo. ¿Por qué no impulsar un plan de obras públicas que construya viviendas y generé miles de puestos de trabajo genuino? ¿Por qué no repartir las horas de trabajo entre ocupados y desocupados? El gobierno nacional (ministro Kulfas) y los grandes empresarios (UIA) ya se pronunciaron en contra de una medida de este tipo, no quieren reducir la jornada laboral, no quieren perder ni un centavo. Por eso, esta pelea también exige la unidad de ocupados y desocupados, y para ello hay que superar la división que imponen las direcciones sindicales y de los movimientos sociales, saben que esa unidad puede ser muy peligrosa.

Salario. “No llego a fin de mes”, es la realidad de la clase trabajadora cuyo salario desde Macri hasta ahora perdió alrededor de 20% de su poder de compra. La heladera no se llenó como prometió el Presidente, pero sí lo hicieron los bolsillos de las empresas alimenticias como Ledesma que entre mayo 2020 y febrero de este año ganó un 640 por ciento más. ¿Por qué el salario mínimo no puede ser igual a la canasta familiar? Porque gobiernos y sindicatos acuerdan paritarias a la baja, no quieren mover un dedo. Esto también es motivo de organizar a las y los trabajadores para dar pelea contra las direcciones traidoras.

Juventud.
“Tuve que dejar la Universidad porque no me pude conectar a internet”, esta es la realidad que afecta aproximadamente a la mitad de los estudiantes de la UNJu. Los padrones de estudiantes habilitados a votar en las elecciones adelantadas a pedido del Rector lo confirman. Antes de la pandemia 9 de cada 10 jóvenes trabajaba en negro. ¿Qué futuro le queremos dar a la juventud? Si no lo peleamos en común, será más de lo mismo, trabajo basura y un acceso cada vez más restringido a la Educación. La unidad de estudiantes y trabajadores puede ser más peligrosa aún. Esto es lo que hay que lograr organizar, multiplicando la militancia para cambiarlo todo.

Hay otros tantos temas como el impacto ambiental y social de la actividad minera o de los propios ingenios azucareros, el agronegocio en el tabaco o el citrus, todos ellos como los anteriores exigen una reflexión, ¿En qué provincia y en qué país queremos vivir? La respuesta no la podemos dejar en manos de los partidos tradicionales que administran la pobreza de muchos y la riqueza de unos pocos.

Marx sostenía que la “cooperación planificada entre ocupados y desocupados” es la única manera de pelear contra “las consecuencias ruinosas que la producción capitalista trae aparejada”. Esta es la tarea.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias