×
×
Red Internacional

El 9 de noviembre de 2022 hubo elecciones en todo el país para elegir la nueva conducción por 4 años de la Central de Trabajadorxs de la Argentina T. Una vez más la conducción nacional y la provincial desplegaron todas las técnicas conocidas del fraude electoral y se declararon ganadores. Sin embargo, no pudieron imponer totalmente sus maniobras porque en Neuquén capital hubo una gran organización y voluntad de la base para ir a votar. Los datos oficiales que difunde Carlos Quintriqueo en los medios de comunicación le adjudican el triunfo a la lista 10 con un 78% de los votos, mientras la lista 6 habría sacado según ellos un 22% de los votos.

En Neuquén se pudo conformar la lista Multicolor número 6 entre decenas y decenas de trabajadoras y trabajadores de las distintas reparticiones estatales y docentes para enfrentar a la burocracia de Carlos Quintriqueo, que dirige la Central para que el gobierno provincial pueda ir destruyendo poco a poco la salud y la educación públicas y las condiciones laborales y previsionales de las y los trabajadorxs.

Era casi una obviedad que la lista de la oposición en la provincia debía ser encabezada por una o un representante de los elefantes de salud, por ser el símbolo más claro de la necesidad de recuperar para la clase trabajadora las organizaciones sindicales y también una idea hecha realidad de que con la fuerza organización colectiva se puede superar inclusive a la burocracia y ganarle al gobierno. Fue la enorme lucha llevada adelante por los trabajadores y trabajadoras de salud durante el 2021 contra el gobierno, pero también contra la conducción de ATE la que conquistó con una enorme lucha y gran apoyo popular, un aumento salarial para todos los estatales y docentes.

La otra pata fuerte de esta lista fueron las seccionales opositoras de aten, con Capital a la cabeza que luego de recuperar las seccionales a fines de 2021 hemos dado enormes peleas contra el gobierno y enfrentado para ello a la burocracia de aten y su alianza con el ate de la patota de Quintriqueo.

Esta posibilidad de pronunciarse por la construcción de un modelo sindical totalmente distinto, entusiasmó a las trabajadoras y los trabajadores que fueron las y los protagonistas de la jornada sobre todo las docentes que tuvieron que sortear todo tipo de obstáculos burocráticos y hasta climáticos para llegar a sus lugares de votación y que se plantaron ante presidentes de mesa y fiscales que querían continuar la elección cuando no había boletas de la oposición.

En esta nota queremos reflejar unas pequeñas postales de esa enorme voluntad antiburocrática.

Entre la falta de experiencia y la moral

Lucía fiscal de la mesa 130 v

Fueron muchos los relatos que circularon pos elecciones de la cta, obviamente que, entre esos relatos, se manifestaron momentos incómodos y en cierto modo graciosos. Cabe destacar que entre compañerxs en esos espacios se genera una alianza de la cual salen criterios sólidos para defender lo que sabemos que está mal, así como nos precarizan constantemente, también nos precarizaron el miércoles, pretendiendo debilitarnos, sin contar con las boletas, se generaron momentos incómodos, en los cuales accedimos a explicar que no se podía seguir votando, pero ante la insistencia de la presidente de mesa, a la cual manipulaban de manera poco cortés por teléfono, y ella volcaba su malestar con nosotres, hubo un momento tenso. Ellas repetían con claridad lo que les informaban por teléfono, y nos chicanearon diciendo que no era culpa de ellas que no tuviéramos boletas, que las que quisieran votar podían hacerlo. Así que las compañeras, decidieron esperar 20 minutos (hasta que llegaron las boletas de la 6) para emitir su voto. Muy poca capacitación tenían las compañeras de ate, pero sí podían repetir discursos violentos y si las corrías de esas repeticiones de sus discursos acotados y repetidos, solamente se miraban sin decir una sola palabra.

Marina votante urna 126v

Votábamos en el jardín 14, llegamos allá y nos encontramos con que la urna nunca había llegado al lugar, así que entramos a averiguar dónde podríamos encontrar la urna hasta que nos responden que está en la escuela de enfermería. Nos vamos a la escuela de enfermería y ahí había una persona que quería votar pero no la encontraban en el padrón, no le correspondía la mesa y cuando se resuelve eso, vota una persona más delante mí, voto yo y la gente de la mesa dice que se va a llevar la urna al CPEM 23, que el resto que queda (que eran más o menos 3 o 4 personas) tienen que ir hasta el 23 a votar. Obviamente que todos pusieron el grito en el cielo y le dijeron: “No, pará si estás acá terminamos de votar, que no ingrese nadie más a votar y el resto que vaya al cpem 23, pero acá somos tres personas por qué no nos van a dejar votar”; y en eso una de las personas de ATE que parecía que estaba ahí como fiscalizando desde lejos lo increpa a uno de los compañeros que estaban en la mesa, que le decía a la presidenta que dejen que voten las compañeras. Y esta persona de ATE le contesta “no me vas a venir a decir cómo nosotros nos manejamos, si querés salimos afuera y te voy a mostrar quién soy” lo invitaba a pelear al compañero. El compañero muy ubicado le dijo “mirá yo no arreglo las cosas así, se arreglan hablando y vamos a quedarnos acá”. Obviamente que todo el mundo dijo votamos y te llevas la urna y todos nos pusimos firmes en que tenían que dejarlos votar, pero si no, se la llevaban.

Y la otra situación nos ocurre en nuestra escuela. Entran a hacer votar a los auxiliares de servicio de nuestra escuela y no había boletas número 6 entonces cuando me dice mi compañera que están haciendo votar a los auxiliares y no hay boletas, yo me voy hasta la mesa y me preguntó al compañero que estaba fiscalizando qué es lo que estaba pasando, me dice no tenemos boletas y estamos esperando que lleguen, entonces yo dije “bueno, paremos, que la gente espere un ratito” así que hasta que llegaron y trajeron boletas y pudieron votar. Pero a los compañeros auxiliares ya los habían hecho votar con las boletas de Ate, nada más.

Claudia, maestra de Plástica

En la elección de la CTA nos tocó de presidenta de mesa una chica de ATE que desde el comienzo nos trató bastante mal, hubo que perseguirla, nunca nos decía dónde íbamos o decía un lugar y cuando le decíamos los compañeros que íbamos a ir ahí cambiaba de lugar. Estábamos menos de 10 minutos y cerraba la urna y salía y había que seguirla porque no sabíamos dónde iba. Fueron elecciones que para muchos compañeros quedaban muy lejos las escuelas, había que estar llamando para saber dónde iban a estar, fue muy difícil la elección. Estaban repetidos algunos nombres en el padrón, solamente tenía el padrón el presidente mesa y nada más, los otros fueron anotando. Muchas irregularidades la verdad. Hicieron todo esto para que no votáramos y gracias que muchos compañeros igual fueron, pero bastante complejo lo hicieron.

Agustina, profe de Taller, urna 19

Cuando estaba fiscalizando en el marco de las elecciones de la CTA no había más boletas de la multicolor, entonces yo como fiscal insistí en que se tenía que detener la votación porque no era democrático. Se acercaron dos personas de ATE, dos hombres a gritar y decir que la elección tenía que continuar, la presidenta que era de la ATE también diciendo que la elección tenía que continuar. Había una fila más o menos 20 personas esperando para votar entonces yo me levanté y les dije que no iba a firmar los sobres y que me parecía que la elección se tenía que detener hasta que llegaran las boletas de la multicolor y se pudiera garantizar y bueno el señor de ATE insistía y gritaba que la elección se tenía que mantener y proponía al resto que siguieran pasando porque la elección seguía aunque yo no quisiera firmar y todas las maestras que estaban presentes, todas las trabajadores de la educación que estaban haciendo la fila se negaron a pasar, se quedaron todas brazos cruzados y dijeron que no iban a pasar hasta que llegaran las boletas de la multicolor. Entonces estábamos en medio de un momento de tensión y frente a la actitud de todas las maestras el de ATE se tuvo que retirar Y no pudieron seguir la elección hasta que llegaron las boletas de la multicolor.

Mauro, preceptor, fiscal urna 130

Ayer en las elecciones de la CTA, una vez más la mano de la burocracia, alejando las urnas y la mesa de votación lejos de la zona de trabajo de los trabajadores de Educación no así con respecto a los afiliados al gremio ATE. Además, la junta electoral tenía que mandar un padrón o varios padrones dentro de la urna y mandaron solo uno para la presidenta de mesa. Después para los fiscales de la lista 10 mandaron un padrón aparte que lo trajeron ellos y eso llevó a que la fiscal de la lista 10 nos tape los nombres para que no podamos copiar porque como no teníamos padrón tomamos la decisión de ir copiando la gente que votaba para poder tener un control.

Estefanía docente de plástica, urna 130

Fue la primera vez que acompañé a fiscalizar y pude observar muchas irregularidades. Además de lo que ya contaron mis compañeres, en un momento de la tarde nos quedamos sin boletas e la oposición y en ese tiempo que transcurrió desde que fui a buscar las boletas al centro hasta que volví a la escuela se volvieron a vivir momentos muy incómodos. Las compañeras de Ate nos expresaron que no era un problema suyo que no tuviéramos boletas en ese momento y que había que seguir con la votación. Si bien votaron compas de ate, las docentes que estaban esperando para votar esperaron con mucha paciencia a que llegaran las boletas. Otra situación que no estuvo buena fue que en vez de centralizarnos a los docentes para votar en las escuelas donde trabajamos, tuvimos que votar en escuelas o establecimientos que estaban muy muy lejos y cómo sabemos no todos contamos con movilidad propia. Así que eso fue un garrón, sobre todo en un día como ese que el clima no acompañó. Yo vi muchos compas que llegaron cansados, mojados y enojades con justa razón.

Lo que rescato de toda esta situación es que es importante que sigamos ocupando estos espacios; me queda una sensación de bronca e impotencia al poder ver y pasar por el cuerpo lo que significa Quintriqueo y quiénes lo acompañan. Y también me quedan las ganas de seguir participando y acompañando, a veces no es fácil con la vida, crianza, maternidades, acomodarnos porque hay que poner el cuerpo y poner la energía, pero es importante hacerlo y que cada vez seamos más.


Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias

Elecciones-CTA-T-la-tormenta-no-nos-para-voces-de-una-jornada-de-lucha