Política

CABA

Elecciones 2015: Pochoclos PRO por un voto

Ivana Otero

Docente | Agrupación 9 de Abril

Jueves 26 de marzo de 2015 | Edición del día

El actual jefe de Gabinete de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y precandidato a jefe de Gobierno por la misma, acompañó su eslogan pochoclero “cuando soñás en equipo, soñás más grande” con bolsitas con el mismo contenido, dejando atrás los globos festivos de las anteriores campañas.

La movida no tardó en viralizarse por las redes sociales por pasar de curiosa a indignante. Los carritos amarillos se burlan de la profunda problemática: las villas y asentamientos precarios, según el último Censo, están concentrados justamente en Villa Lugano, Soldati y Riachuelo, representando el 32,9% de la comuna 8.

El gobierno de la Ciudad, gestionado por el PRO durante dos mandatos consecutivos, se encarga de tomar nota de las reivindicaciones de los vecinos y dar su respuesta. Para ello cuenta con el apoyo del gobierno nacional, tanto en la negación de la urbanización de los asentamientos precarios como en los desalojos a los sin techo. Muestra ejemplar de dicha alianza fue el desalojo conjunto y sorpresivo en el barrio Papa Francisco en el 2014, donde ya estaban asentadas 700 familias.

Todos recuerdan al entonces Secretario de Seguridad de la Nación, Sergio Berni, dando argumentos xenófobos para “limpiar” el predio mientras la metropolitana se preparaba para accionar en el terreno. A pesar de una larga resistencia y solidaridad, gran parte de las familias se vieron obligadas a volver al hacinamiento en piezas en la Villa 20 a precios desorbitantes y con conexión de agua, gas y cloacas precarias; otras seguramente se encuentren en situación de calle. Curiosamente para la misma época, el gobierno local buscaba otorgar terrenos del barrio de Lugano por 20 años a un club de golf.

Las campañas electorales despliegan la creatividad del engaño. Es el mismo barrio en cuestión donde en la campaña de 2007, el mismo Macri se colocó en una tarima improvisada en el medio de un basural para fotografiarse con Melina, una nena de 8 años y así iniciar su candidatura porteña.

Así también, las diferencias discursivas se desvanecen cuando se observa que las campañas electorales tanto del PRO como del FpV (así también ECO y otras tantas) solo son un velo a la única campaña efectiva que han llevado adelante con empeño durante estos años: la de estigmatizar a los sectores más pobres de la Ciudad para beneficio de un sector minoritario empresarial.

En la realidad que viven los habitantes de Villa Lugano, los pochoclos PRO pasan de una golosina que invita al voto a la gestión, a convertirse en un insulto a la población de los barrios populares.







Temas relacionados

Elecciones 2015   /    GCABA   /    Horacio Rodriguez Larreta   /    PRO   /    Elecciones   /    Ciudad de Buenos Aires   /    Política

Comentarios

DEJAR COMENTARIO