×
×
Red Internacional

Carlos Haquim entrevistado en Canal 7 no perdió oportunidad para continuar los ataques a la izquierda, que en realidad son ataques a una fuerza que se compromete con el pueblo trabajador. Quieren manejar la provincia con más autoritarismo y sin una oposición consecuente. Omitió que hace un año y cuatro meses en la Legislatura proscriben al FIT.

Jueves 2 de septiembre | 09:51

Durante la entrevista en Canal 7, el vicegobernador de Jujuy, Carlos Haquim, un massista de la primera hora, cumplió con la función del vice sin opacar a Gerardo Morales. Es más aprovechó el espacio para defender la candidatura presidencial del Gobernador y le proyectó una gestión “ejemplar” como la de Carlos Menem.

Ante las preguntas del ex vicegobernador, Guillermo Jenefes, despachó varios golpes sobre Horacio Larreta. Un peronista obsecuente de un radical dentro de la interna de Juntos. Si lo apuran, Haquim, puede ser un Pichetto (ex senador del PJ aliado de Macri).

Casi con el mismo énfasis en que defendió la gestión de su gobierno, aprovechó para atacar a los jóvenes que según él “no les picó el bichito de la política”, para luego descargar una catarata de ataques sobre la izquierda continuando la línea macartista del spot oficial. “No se dé que le sirvió a la Legislatura tener cuatro diputados de izquierda, no han votado nunca nada”, dijo.

En realidad, durante este tiempo si abren los cajones de cada comisión de la Legislatura ahí van a aparecer cientos de proyectos del FIT presentados durante más de tres años y medio de labor legislativa. Por decisión del oficialismo y sus socios del PJ los proyectos de la izquierda quedaron cajoneados.

A esta altura está claro que ellos quieren una izquierda dócil y sumisa a las órdenes del Gobernador. Pero se toparon con el PTS en el FITU, una fuerza que tiene principios y que por eso desde el ingreso en la Legislatura en 2017 rechazó el “fondo de bloque” (una suma de dinero que el propio vicegobernador ofrece a cada diputado y bloque, junto con el “asesoramiento” de contadores que dibujan los gastos sobre los que no hay rendición de cuentas).

Estamos orgullosos que nuestros diputados cobren como un trabajador y la diferencia la donen a las luchas de la clase trabajadora o a quienes más lo necesitan.

Pero no solo fue nuestra actitud de rechazo y denuncia de sus privilegios los que los puso nerviosos. Si no que fue nuestro compromiso con el pueblo trabajador, acompañando cada lucha como en el ingenio La Esperanza, con las vendedoras y vendedores ambulantes, docentes, personal de salud, estudiantes, las familias víctimas del gatillo fácil, en fin el pueblo trabajador, lo que tampoco perdonan. Su odio propio de la oligarquía más rancia se huele a kilómetros de distancia.

Hace un año y cuatro meses que impiden que el FITU pueda rotar una banca y que en mi caso pueda asumir como diputado. Este hecho único desde 1983 le recordamos al Sr. vicegobernador sucede en la Legislatura que Ud. preside y es su responsabilidad.

Otra mentira del vicegobernador vino cuando acusó de “violentos” a la izquierda en la Legislatura. Ya no saben cómo ocultar que el 27 de febrero de este año la Policía de la Legislatura nos reprimió junto a mujeres y niños cuando intentamos ingresar para poder asumir la banca. Ahora Haquim pretende hacer pasar a las víctimas por victimarios, por suerte, hay testigos e imágenes que son elocuentes como el amplio repudio que generó.

Esta campaña contra la izquierda que hace recordar a la violencia de la derecha durante los años 70’, muestra de cuerpo entero su gobierno autoritario y que tiene un profundo desprecio no solo por la izquierda; sino por miles de trabajadores, mujeres, jóvenes e integrantes de las comunidades originarias que nos apoyan porque saben que somos la única oposición consecuente a un régimen que gobierna para los dueños de la provincia.

Volvemos a reiterar la necesidad que en todo el país el repudio a esta campaña de ataques a la izquierda por parte del gobierno de Gerardo Morales y sus aliados justicialistas porque este tipo de violencia no se puede dejar pasar.

Advertimos además de la posibilidad de otro fraude como en junio puesto que todos estos ataques del gobierno son un anticipo de que van a querer borrar al FITU en unas elecciones apelando al fraude porque como se evidencia en cada recorrida por los lugares de trabajo, en los barrios y colegios y facultades, la bronca contra los partidos tradicionales puede ir a la izquierda.

Con tu apoyo, ayudando a fiscalizar, podemos darle pelea el próximo domingo 12 porque frente a semejante régimen autoritario, el pueblo trabajador jujeño necesita tener un diputado propio en el Congreso que contribuye a fortalecer cada uno de sus reclamos.

Te puede interesar: Dos modelos, una sociedad y el ataque a la izquierda en Jujuy




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias