×
×
Red Internacional

Tucumán. El transfemicidio de Cynthia Moreira sigue impune: familiares denuncian que hubo una mala investigación

El imputado Ramón Antonio Soria fue absuelto y la causa remitida nuevamente a la fiscalía de instrucción que investigó el hecho. Familiares y organizaciones sociales señalaron que desde el principio hubo falencias en la investigación. Ante este complejo escenario, y la evidente posibilidad de que exista un trasfondo relacionado al narcotráfico, Laura Moreira, hermana de Cynthia, dejó en claro a la salida de tribunales que su lucha no termina acá.

Miércoles 21 de septiembre | 20:46

En la mañana del pasado lunes 20 de septiembre, se llevó a cabo la lectura de la sentencia por el transfemicidio de Cynthia Moreira, ocurrido en el año 2018. La Sala IV de la Cámara Penal, integrada por las juezas Wendy Kassar y María Fernanda Bahler y el juez Emilio Páez de la Torre, resolvió absolver a Ramón Soria, único imputado por el crimen, luego de que la fiscalía y la querella retiraran la acusación.

En sus alegatos, la fiscal Marta Jerez de Rivadeneira, quien mantuvo una actitud pasiva durante todo el juicio sin interrogar a las testigos, sostuvo que se trató de “una pérdida de tiempo”
ya que no existían pruebas de la culpabilidad respecto de Soria. “Los testimonios que escuchamos no sirvieron más que para reflejar la forma de vida de estas personas, pero con total convicción y con mucho pesar debo decir que no conseguimos ninguna certeza sobre quién pudo ser el autor de este hecho. Hemos perdido un tiempo valioso. Tenemos un homicidio que aún no podemos esclarecer y no hay ningún elemento que vincule al imputado como autor de esta causa”, expresó durante su alegato final. En consecuencia, pidió la absolución del imputado Ramón Antonio Soria y que la causa sea nuevamente remitida a la fiscalía de instrucción que investigó el hecho.

Así, la causa por el transfemicidio de Cynthia Moreira volvió a cero. Aunque por pedido del abogado querellante, Carlos Garmendia, el tribunal además dio lugar a que se investigue por falso testimonio a Maia Amaya, la joven trans que habría estado con Cynthia la noche en que la víctima desapareció. La querella señaló que el debate permitió exponer el contexto de vulnerabilidad en el que vive el colectivo travesti trans de Tucumán.

Los hechos

El 14 de febrero de 2018, Cynthia Moreira y Maia Amaya estuvieron juntas en el parque 9 de Julio y luego en la esquina de Crisóstomo Álvarez y Moreno. Esa fue la última vez que se vio con vida a Cynthia. Sus hermanas denunciaron la desaparición, y días después, el cuerpo de la joven fue encontrado en una casa ubicada en 9 de Julio al 1.500. El caso fue investigado en aquel momento por el fiscal Arnoldo Suasnabar.

“En este juicio hubo testimonios que brindaron datos contradictorios, ninguno llevó a dilucidar cómo ocurrieron los hechos ni quiénes fueron los autores. Primero se habló de una ex pareja de Cynthia, pero no se investigó a esa persona. Luego varias chicas hablaron sobre miembros del clan Díaz, personas que se dedicarían a vender droga y que tendrían que ver con este hecho, pero tras 10 allanamientos realizados en conjunto con la Policía Federal no se encontró nada que respalde esos dichos”, señaló Jerez.

Ante este complejo escenario, y la evidente posibilidad de que exista un trasfondo relacionado al narcotráfico, Laura Moreira, hermana de Cynthia, dejó en claro a la salida de tribunales que su lucha no termina acá. Sus palabras fueron recibidas por las organizaciones y el colectivo trans que se encontraban esperando la sentencia.

Como ya se conoce, Cynthia fue vista por última vez en el Parque 9 de Julio. Cabe destacar que en el mismo parque, meses atrás fue asesinada Ayelén Gómez. Todas las testigos que pasaron por el tribunal conocen los códigos para sobrevivir a la violencia policial y a la violencia narco.

Te puede interesar: [TITULO
Te puede interesar:TUCUMÁN. Movilización exigió justicia por Cinthia Moreira->LINK]

Desde el momento cero de la desaparición de Cinthya, la familia Moreira se puso a disposición de la justicia y realizó una enorme tarea para aportar datos a la investigación y poder encontrar certezas sobre lo que sucedió. Realizaron movilizaciones, se solidarizaron con familiares de otras víctimas, acompañaron sus luchas, imprimieron banderas, remeras, carteles. Durante el juicio, sus tres hermanas, su hermano varón y su padre estuvieron presentes en cada audiencia. Su madre murió a comienzos de 2022 sin saber quién o quienes fueron los asesinos de su hija.

Luego de años de lucha, en el 2020 se sancionó la ley de cupo laboral trans en la administración pública provincial pero aún no se aplica. Con las consecuencias post pandemia, las condiciones de vida de las personas trans y travestis empeoraron considerablemente, siendo ya un sector donde la expectativa de vida no supera los 40 años. Sin una salida laboral concreta, como tampoco se garantiza el acceso a la educación, como lo atestiguó el cierre del de Cetrans.

Por esto es fundamental continuar las peleas en las calles por todos los reclamos y ante estos crímenes de odio donde se grita a viva voz que el Estado es responsable. De cara al 35º Encuentro plurinacional de Mujeres y Disidicencias en la provincia de San Luis el próximo 8, 9 y 10 de octubre, la pelea contra los travesticidios será una de las demandas por la que miles de mujeres, lesbianas, travestis, trans, personas intersexuales, bisexuales y no binarias participarán, para reafirmar con fuerza lo que en las calles se escucha en cada movilización: sin las trans no hay Ni Una Menos.

Te puede interesar: [TITULOTe puede interesar:Ajuste. Salud trans: "¿Cómo puede ser que haya faltantes de hormonas?"->LINK]




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias