×
×
Red Internacional

Más ataques al derecho de protesta. El sueño de un país sin sindicatos: el PRO propone quitar la personería a Camioneros

La oposición de derecha presentó un proyecto de ley en Diputados para que se le saque la personería gremial al sindicato que dirige Hugo Moyano. Los ataques del ministro Zabaleta al derecho a protestar abrieron una puerta por donde la derecha mete gran parte de su programa, intentando avanzar contra el derecho a la protesta.

Lunes 11 de abril | 18:49

La derecha argentina y los grandes empresarios sueñan -en sus noches y en sus días- con un país sin sindicatos. Luego, cuando empiezan los reclamos obreros, se acuerdan del papel de freno y control que cumple la burocracia sindical peronista y son más realistas.

Pero, mientras tanto, hacen todo lo posible por reducir o quitarles poder a las organizaciones obreras. No se trata de que quieran “democratizar los sindicatos” como suelen decir a veces de manera demagógica. Utilizando la pésima imagen que tienen muchos dirigentes sindicales, hacen campañas cuya fin es esencialmente debilitar la capacidad de resistencia de la clase trabajadora y limitar el poder de resistencia y lucha que tienen los trabajadores a través de las organizaciones gremiales.

Este lunes, a tono con esa perspectiva, un grupo de diputados del PRO presentó un proyecto de ley para que se le saque la personería gremial al sindicato de Camioneros. La razón es por haber llevado adelante un bloque en la localidad de San Nicolás, en el marco de medidas de lucha.

Por esa acción están detenidos dos dirigentes del sindicato de esa localidad. Una verdadera barbaridad que implica un ataque abierto al derecho de huelga. En este caso, el proyecto -que lleva firmas como las de Gerardo Milman, Cristian Ritondo, María Eugenia Vidal, Omar De Marchi, Graciela Ocaña, Fernando Iglesias y Waldo Wolff- busca terminar con la personería gremial del sindicato y para eso propone “solicitar al Poder Ejecutivo Nacional” que instruya al Ministerio de Trabajo para que tome las medidas “necesarias para la cancelación”.

Este proyecto no se puede explicar por fuera de la ofensiva más general que se viene desplegando contra el derecho a protestar. Ofensiva que incluye a sectores y referentes de todos los partidos patronales. No hay que olvidar que, hace pocas semanas, fue el ministro de Desarrollo Social Juan Zabaleta el que dijo que “había que dejar de apretar a la gente” en relaciones a las movilizaciones de desocupados. Fue también quien dijo que se negaba a recibir a quienes hicieran cortes de calle.

Esa actitud fue aplaudida por derechistas como Patricia Bullrich y Javier Milei, que luego duplicaron la presión por medio de declaraciones públicas contra el derecho a protestar. El proyecto presentado por el PRO va en la misma línea, pero avanza un paso al punto de pedir quitarle poder a una organización sindical.

Hay que enfrentar esta brutal campaña de la derecha, que estigmatiza tanto el derecho a protestar como a los sindicatos, mostrándolos como si fueran iguales a sus dirigentes, sean estos más o menos confrontativos o abiertamente pro-patronales

Al mismo tiempo hay que apostar al desarrollo de corrientes clasistas, antiburocráticas y de la izquierda dentro de los gremios. La ofensiva de la derecha recibe siempre una gran ayuda de parte de cúpulas sindicales que, al tiempo que se eternizan, suelen entregar conquistas obreras. Eso también debilita la confianza de los propios trabajadores y trabajadoras en los sindicatos.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias