×
×
Red Internacional

EMERGENCIA HABITACIONAL.El subsidio habitacional de Larreta no alcanza ni para medio alquiler

El dinero que otorga el gobierno porteño a personas en situación de calle o a punto de ser desalojadas consta de $5000 si están solas y de $8500 para familias. El monto no se actualiza desde hace dos años, pero los alquileres valen el doble de estos montos. Además es un trámite muy complicado de acceder. Una muestra de las políticas de Larreta frente a la crisis habitacional.

Viernes 13 de noviembre de 2020 | 11:00

La emergencia habitacional que viene desde hace décadas pero que se agravó estos meses, afecta a millones en todo el país y en la Ciudad de Buenos Aires. Las políticas del gobierno de Rodríguez Larreta frente a esta situación son mínimas. Mientras miles viven en situación de calle o están a punto de ser desalojados, vende y privatiza tierras para negocios inmobiliarios, y no hay ningún plan de viviendas. El subsidio que ofrece para que puedan alquilar es menos de la mitad de lo que se cobra en un lugar híper precario.

Según el Censo Popular que se hizo el año pasado había 7251 personas en emergencia habitacional, con más de 4300 en situación de calle directa y 2951 en paradores para los y las que atraviesan esta situación. Con la crisis económica y pandémica actual la situación se agravó. Durante la cuarentena se abrieron paradores, que ya se cerraron en estos últimos meses. Un censo de las últimas semanas informó que hay más de 100 personas en situación de calle solo debajo de la autopista 25 de mayo.

Te puede interesar: Alquileres: ¿cómo es vivir al borde del desalojo?

Además hay programados cientos de desalojos. Un caso emblemático es El Hotelito, ubicado en la villa 31, donde hay 11 familias con 35 niños y niñas que están amenazadas de ser desalojadas y vienen resistiendo con la solidaridad de diversos sectores. En marzo de este año, Horacio Avila, Director de Proyecto 7, nos informaba que había 103 desalojos programados. Obviamente esta situación se agravó y hoy hay muchas más familias a punto de quedar en situación de calle.

En agosto ya se calculaba que había un 25% más de personas en situación de calle en la Ciudad. La solución que le da el Gobierno porteño es el subsidio habitacional. Pero analicemos bien en qué consiste y lo absurdo que es hacerlo pasar como una solución.

Subsidio habitacional, el desafío de conseguirlo para que no alcance ni para 15 días

Este subsidio consta de un monto de $5000 para personas solas y $8500 para familias o personas con alguna discapacidad. Los montos no se actualizan desde hace más de 2 años, pese a una inflación de casi el 80%. Lo que sí aumentaron durante este tiempo fueron los alquileres, que cuestan el doble de lo que otorga el subsidio. Y teniendo en cuenta los valores de los alquileres más baratos, siendo piezas y baños compartidos. Estos lugares a veces superan los montos de departamentos, porque no tienen el requisito de una garantía.

En caso de las familias es peor, porque los hoteles no aceptan la mayoría de las veces niños y niñas de menos de 11 años. En los lugares que se aceptan, los precios pegan un nuevo salto, aun cuando es una pieza chica para toda la familia, y con colchones en el piso.

Por otro lado los requisitos son complicados y para acceder a los mismos, los deben buscar las propias familias, lo que es muy difícil estando en situación de calle. Por ejemplo, hay que presentar un presupuesto, y por eso se piden hoteles que dan factura legal (y por ende son más caros) o que se demuestre que el que alquila es el dueño si es una habitación o una pensión. Este ítem es muy complejo, porque para demostrarlo hay que presentar facturas de ABL o Aysa a nombre del dueño. Esto reduce mucho las opciones porque en muchos barrios de la ciudad ni siquiera llega el agua o el ABL, y menos que corresponda con la persona que ofrece el alquiler.

Te puede interesar: Situación crítica de las personas que viven en las calles porteñas

Todos estos alquileres tienen que ser sí o sí en la Ciudad de Buenos Aires. Este requisito se cambió hace unos 3 años. Antes se permitía alquilar en lugares de la Provincia cercanos a la Ciudad, y eso desinflaba un poco los precios y permitía que se pueda acceder a lugares más baratos.

Otro requisito muy importante es que tenes que tener domicilio en la Ciudad, al menos más de dos años. O sea, si tenes otro domicilio en el DNI o un documento que lo sacaste hace menos de dos años, tenes que demostrar que vivís al menos ese tiempo en la Ciudad. Una vez más ese trámite lo tienen que hacer las personas por su cuenta, salvo que cuentes con ayuda de algún otro programa social o te lo reconozca alguna institución como hospitales, comedores, iglesias, etcétera.

Si llegas a este punto, conseguís que te atiendan después de una fila que la gente hace desde la madrugada, te admiten el presupuesto y te brindan el subsidio, mes a mes debes llevar los recibos de alquiler, sin que te atrases porque corres el riesgo de que se caiga todo. Sin embargo aunque cumplas con todo esto, los pagos del subsidio sufren retrasos constantes, por lo que hace correr el riesgo de que te desalojen donde alquilas por el retraso de pagos.

Como se puede observar todo el trámite es muy complejo y los montos son irrisorios para alquilar. Sin embargo para cientos de familias es lo único que pueden acceder, y cualquiera que pase por la esquina de Pavón y Entre Ríos, sede del programa, va a ver grandes colas para ingresar.

Ni hablar que todos estos trámites van en contra de gente que tiene que cumplir horarios, porque los trámites llevan todo el día. O la complejidad que implica para una familia movilizarse a hacer todos estos trámites con sus niños y niñas. Pero para estas familias la otra opción es ir a paradores separados, yaque el hogar Costanera Sur, para familias en situación de calle, siempre se encuentra lleno.

Como se puede ver el sistema es totalmente expulsivo. Para muchas familias y personas, la calle termina siendo la única opción. En una de las ciudades más ricas de todo el continente, las políticas benefician a unos pocos que pueden hacer grandes negocios inmobiliarios, como lo de Costa Salguero, Puerto Madero, o los proyectos que se votan habitualmente en la Legislatura porteña, mientras que las migajas que le tiran a los sectores más necesitados, no alcanzan para nada.

Te puede interesar: Quién es el funcionario millonario de Larreta que amenaza desalojar El Hotelito-Villa 31

Sin embargo la lucha por una vivienda digna empieza a aparecer cada vez con más fuerza. Con el gran ejemplo de la resistencia de las familias de Guernica, o como mencionábamos, las familias de El Hotelito que vienen enfrentando el desalojo. Es fundamental apoyar estas luchas y de las familias en todo el país que vienen exigiendo que familias en la calle, nunca más.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Banner elecciones 2019

Destacados del día

Últimas noticias