×
×
Red Internacional

Los trabajadores del Indec estimaron una canasta de consumos mínimos en noviembre para un hogar de dos adultos mayores y dos menores. Denuncian la pérdida salarial de los trabajadores estatales y la precarización de los monotributistas.

Jueves 30 de diciembre de 2021 | 16:24

La Junta Interna de ATE Indec calculó que un hogar constituido por una pareja de 35 años con dos menores necesitó, en noviembre de 2021, $ 118.882 para satisfacer sus necesidades. Este valor se compone de $ 39.715, necesarios para adquirir una Canasta Alimentaria Mínima y de $ 79.167 para acceder a otros bienes y servicios básicos. Se trata de una canasta de consumos mínimos para llegar a fin de mes.

Los trabajadores del organismo detallan que “estas canastas indican un piso para que cada trabajadora o trabajador esté en condiciones de cubrir las necesidades básicas de su núcleo familiar” y afirman que “ningún trabajador debería ganar -de bolsillo- menos que el valor calculado en este ejercicio”.

El informe alerta sobre la pérdida salarial de los trabajadores públicos, en noviembre de este año la caída del poder adquisitivo para una categoría D0 es del 32,5 % con respecto a noviembre de 2015. Los trabajadores del Indec afirman que “en 71 meses, el salario de referencia de diciembre 2015, actualizado a pesos de octubre 2021 debería de ser $ 82.777.- y no los magros $ 55.846- (que incluye la suma fija de $ 4.000.-), según la grilla salarial del SINEP de Noviembre de este año”. Las direcciones sindicales UPCN y ATE avalaron esta pérdida.

También los trabajadores denuncian la precarización laboral en el Estado. Muchos trabajadores son monotributistas y el documento advierte que “la situación de lxs trabajadorxs monotributistas es inclusive peor que la de lxs trabajadorxs dentro del convenio colectivo ya que, a la pérdida del poder adquisitivo general, se le debe sumar la no percepción de medios aguinaldos, presentismo y las exiguas sumas fijas que el gobierno otorga como paliativo. Por ejemplo, tomando un salario neto mensual de $ 48.973.-, sólo en los últimos 46 meses, ha perdido la suma de $ 479.522.-, el equivalente a más 13 sueldos en casi 4 años”.

Es urgente la recomposición salarial de todo lo perdido en estos años, un salario mínimo igual a la canasta de consumos mínimos, y la actualización automática de salarios en función de la inflación. Los dirigentes sindicales tienen que romper la tregua y ponerse al frente de las medidas de lucha en defensa del salario y del empleo.

Te puede interesar: Distribución del ingreso: la grieta más profunda




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias