×
×
Red Internacional

Aun no hay respuesta al reclamo de la oposición antiburocrática para evitar fraude de lista única en el Roca. ¿La cartera a cargo de Moroni seguirá mirando para otro lado ante prohibición antidemocrática y patoteadas?

Augusto Dorado@AugustoDorado

Lunes 22 de noviembre | 12:00
Los candidatos a diputados del Frente de Todos en CABA Gisella Marziotta y Leandro Santoro junto a popes de la CGT en la sede de la Unión Ferroviaria.

El Ministerio de Trabajo de la Nación está batiendo un récord digno de una orden de monjes benedictinos: lleva 3 semanas de silencio absoluto, silencio ensordecedor, ante el reclamo que presentaron referentes de las listas Naranja y Gris del ferrocarril Roca de que se impida la proscripción a la Lista Multicolor y al menos se cumpla con el estatuto que la propia Unión Ferroviaria impone (de por sí de espíritu bastante proscriptivo por los requisitos que exige). Es que la Junta Electoral comandada por la Lista Verde pedracista está violando descaradamente ese estatuto: impugna ilegítimamente y sin dar chance de enmiendas a una lista opositora, la Multicolor, conformada por el conjunto de la oposición para prohibir que se exprese algún cuestionamiento a su conducción burocrática. Lo de los funcionarios del Ministerio de Claudio Moroni (amigo personal de Alberto Fernández desde sus épocas de estudiantes universitarios de Derecho) es como la “clausura” de una orden religiosa: “mantener un clima de recogimiento y silencio” es exactamente lo que hicieron en 21 días estos funcionarios que no dieron ninguna respuesta formal sobre alguna determinación respecto a esta prohibición burocrática de la UF, aún cuando se habían comprometido a responder en 72 hs.

También te puede interesar: Proscripción en la Unión Ferroviaria: la oposición marchó al Ministerio de Trabajo

El agravante es que en aquella presentación (que culminó con un acto en las puertas del Ministerio en Alem al 600, con la presencia de personalidades como Nicolás Del Caño, Mónica Schlotthauer, dirigentes del SUTNA -sindicato del Neumático- y del Pollo Sobrero de la seccional Oeste de la Línea Sarmiento, entre otros) es que en esa misma audiencia, miembros de la oposición denunciaron la patoteada por parte de un grupo de la lista Verde contra compañeros de la Naranja de la línea Mitre, que incluyó agresiones y destrucción del auto que los transportaba. Y a falta de agravantes, hay otro mucho mayor: se trata del gremio que armó la patota que asesinó a un militante en 2010, Mariano Ferreyra, lo que desembocó en la cárcel a José Pedraza y a toda la cúpula Verde instigadora y organizadora de ese crimen.
 

¿A qué se debe esta actitud del Gobierno? Veamos algunos cambios ocurridos en las últimas semanas. Sergio Sasia, titular de la Unión Ferroviaria, pasó de impulsar un agrupamiento gremial de poca relevancia llamado SEMUN (Sindicatos en Marcha por la Unidad Nacional) con el único objetivo de darle impulso electoral al Frente de Todos, a encabezar la CATT (Confederación de Trabajadores del Transporte), en acuerdo con el Moyanismo y a cambio de su voto para que Pablo Moyano integre el triunvirato de la CGT, que se designó el 11 de noviembre. El “premio” para Sasia en la CGT es además quedar a cargo de una Secretaría de la Vivienda, que seguramente ningún trabajador sabe qué finalidad puede tener en un país en el que ni siquiera el sector estable y en blanco de la clase trabajadora tiene posibilidad de créditos accesibles para llegar a la casa propia.
 

Sasia apostó a darle un espaldarazo en el último tramo de la campaña electoral a los alicaídos candidatos del Frente de Todos en la Ciudad de Buenos Aires, Leandro Santoro y Gisela Marziotta. Los recibió en la sede de la Unión Ferroviaria en la Avenida Independencia para un acto de apoyo de referentes gremiales a sus candidaturas, acto del que además participó… ¡Claudio Moroni, el Ministro de Trabajo! ¿Será por esto que, para no contradecir a Sasia, aún dejan correr una proscripción insólita?
 

Cabe pensar que tampoco es la mejor opción para el Ministerio de Trabajo la de subirse a la “Sasianeta" y quedar avalando un “Todos unidos, prohibiremos”, el lema tácito (no dicho) de la UF en relación a impedirle a más de 4.000 ferroviarios en la línea Roca que puedan elegir entre el oficialismo Verde de siempre (eterno enemigo de los tercerizados y garante de la “paz social” que exige el régimen del Fondo Monetario, que se trae cada vez más ajuste) o una oposición antiburocrática y combativa con los principales referentes ferroviarios de izquierda a la cabeza, lista que ya tiene el aval de centenares de compañeros y compañeras para estar en la elección y fortalecerse para las futuras peleas que habrá que encarar y que la burocracia ferroviaria de Sasia nunca da, gobierne quien gobierne.
 

Si la lucha por el ascenso está provocando cuestionamientos y burlas por parte de todo el mundo futbolero por los favores descarados de la AFA que preside Chiqui Tapia a su propio club (Barracas Central) para hacerlo ascender a Primera ¿El Ministerio también arriesgará a exponerse a ese mismo papel de “manijear" a “su equipo" solamente porque comparten espacio político y sin reparar en que se trata del aval a una prohibición absurda? Veremos.

También te puede interesar: Campaña internacional contra la proscripción de la Verde de Sasia

La lucha contra la proscripción no detiene su marcha y a los apoyos conseguidos hasta el momento -tanto en la base ferroviaria como de organizaciones de diverso tenor como personalidades de la CTA Autónoma, el Encuentro Memoria Verdad y Justicia y el SerPaJ del premio Nobel Pérez Esquivel- más la campaña de afiches, volanteadas y reuniones de solidaridad. La Naranja Ferroviaria está impulsando el debate democrático entre todos los candidatos y activistas que apoyan a la Multicolor para discutir acciones en común y pasos a seguir, para impedir que en las elecciones del próximo 17/12 en la seccional Sud se consume un fraude escandaloso al que se opone la gran mayoría de la base en el ferrocarril.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias