×
×
Red Internacional

Las imágenes y la información que llegan desde medio oriente son fuertes. Hora a hora y hace varios días aumentan la cantidad de palestinos muertos que suman 145, entre ellos 41 son niños. A los bombardeos desde aire y tierra de Israel hacia la Franja de Gaza se suman los ataques en Cisjordania donde viven millones de Palestinos y a las ciudades mixtas de población palestina y judía.

Ariel GarcíaTrabajador de Pedidos Ya

Domingo 16 de mayo | 14:00

Las grandes corporaciones mediáticas ocultan esas imágenes y deforman la verdad. Muestran a Israel como una víctima. Cuando hablan de Gaza e Israel lo hacen como si algún extraño veneno en el aire contaminara las mentes de las personas y estas empezaran, inexplicablemente a “matarse”. Los grandes medios amparados por los Gobiernos no muestran que el bombardeo constante es sobre una población que tiene un escaso acceso al agua potable y que ha recibido una poca cantidad de vacunas contra el covid-19, muy por el contrario, muestran a Israel como un ejemplo frente a la pandemia. Israel controla las fronteras de Gaza con una fuerza militar enorme. Es una cárcel a cielo abierto.

Existe una política sistemática entre Israel y sus aliados con el fin de ocultar que desde 1948, cuando se fundó el estado de Israel comenzó una limpieza étnica contra el pueblo palestino. La limpieza étnica es considera un crimen contra la humanidad que la ONU y que muchos Estados reconocen, pero callan y son cómplices. Es la manera de definir cuando una fuerza estatal busca mediante la violencia y masacre de otro grupo que se considera indeseable para expulsarlo de un territorio. La limpieza étnica de 1948 en Palestina expulso a millones, obligándolos a trasladarse a campos de refugiados en otras zonas como Gaza o Cisjorndania. Miles son asesinados desde entonces por resistir la ocupación o simplemente por vivir en ese territorio.

Para justificar esto hablan sobre una “tierra sin pueblo para un pueblo sin tierra”. Su objetivo era establecerse en esa zona y para eso era necesario expulsar a quienes vivían allí, amparándose en que esas eran sus tierras ancestrales a las que debían regresar luego de la persecución en Europa y fundar su propio Estado. Recordemos que para ese tiempo los judíos en Palestina sumaban el 5% de la población. Ahí querían asentarse líderes empresarios judíos que en acuerdo con potencias imperialistas usaron como excusa la tragedia del asesinato de 6 millones durante el nazismo para establecerse en una tierra donde siempre fueron una minoría.

Israel: un Estado colonial y racista

En medio de la pandemia por covid-19 continúa ese plan que lleva adelante el Estado israelí. Comenzó como movimiento político-ideológico nacionalista (sionismo), con el apoyo primero, del imperio británico y con la fundación del Estado de Israel, luego, con el apoyo de la ONU vino también, el apoyo del imperialismo yanqui en 1949. El mismo que en Colombia está del lado de Duque y que sostiene a Piñera en Chile contra la revuelta popular, el que está siempre del lado de los Gobiernos que ajustan y reprimen.

Los bombardeos sobre la Franja de Gaza no paran hace días. Por aire, por tierra, se está cometiendo una nueva masacre para seguir avanzando sobre el pueblo palestino. ¿Cómo empezó esta nueva oleada de ataques? Empecemos diciendo que nunca se detuvo. Lo que pasó fue que varios sucesos y provocaciones hacia los palestinos terminaron llevando a que se potencien los ataques de los colonos judíos.

En el barrio Sheik Jarrah, que se estableció en Jerusalén Este en 1967 como producto del desplazamiento de palestinos del centro de la ciudad durante la Guerra de los Seis días, colonos judíos buscan ocupar ese territorio y desalojar a las familias palestinas con el amparo de la justicia. Como se ve en esta nota, la situación fue escalando y la represión del Gobierno israelí llegó hasta el interior de la mezquita de Al Aqsa. Hay una juventud harta de la opresión y la represión, que sale a las calles, que perdió el miedo y se enfrenta a la policía y al ejército de Israel.

La resistencia palestina que encabezan los jóvenes en las calles se enfrenta a una potencia militar. Según Arms Control Association, Israel es la octava potencia nuclear del mundo. Por lo que es ridículo presentar a Israel como la víctima. A pesar de las enormes dificultades la juventud mantiene en alto su bandera. Muestras de apoyo y solidaridad por la causa palestina se expresan en todo el mundo. El camino lo muestran los portuarios de Italia que detuvieron el traslado de un arsenal de guerra para Israel. Los trabajadores se negaron a cargar el armamento y marcharon por las calles de Livorno en un enorme ejemplo de solidaridad internacional, un camino a seguir. El ejemplo que los ricos y los partidos políticos que ellos financian no quieren que se reproduzca. Buscan silenciar todo apoyo al pueblo palestino.

¡Abajo el imperialismo, basta de bombardeo!

La juventud que lucha por su tierra, que se defiende de los ataques asesinos no está sola como ya vimos. En París miles tomaron las calles en apoyo al pueblo palestino, también en Nueva York y Washington, en el corazón del imperialismo yanqui, así como en Londres, Ciudad del Cabo en Sudáfrica, Australia, Jordania, Madrid, y Berlín, donde el Gobierno reprimió a los manifestantes.

En Argentina el Frente de Izquierda Unidad es el único que plantea desde el primer momento que Israel le ponga fin a la brutal agresión contra el pueblo palestino. El Gobierno del Frente de Todos cuestionó por igual al colonialismo del Estado Israelí y al pueblo Palestino queriendo diferenciarse de la derecha que apoya rabiosamente a Israel, mostrándose como “neutro”. Una neutralidad imposible, en la vida hay que elegir. El presidente se encuentra de gira por Europa para seguir negociando la deuda externa buscando que países que apoyan históricamente a Israel den algún mensaje por TV para mostrar apoyos frente al FMI.

Jóvenes precarizados, informales, junto a jóvenes sin trabajo, desocupados, pero también estudiantes universitarios, terciarios y secundarios que en Argentina decimos que, si tocan a uno, tocan a todos, tenemos que salir a las calles este próximo lunes 17 de mayo, a exigir el fin de la agresión al pueblo palestino. Por el fin de la política de colonización y limpieza étnica del sionismo. Por libertad a los presos palestinos. Que el Gobierno argentino rompa relaciones con Israel. Y para terminar con esta situación, por el derecho a la autodeterminación del pueblo palestino y el retorno sin condiciones a su territorio histórico.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias