×
×
Red Internacional

Tras cinco años de permanecer en libertad, y agotadas todas las instancias para dilatarlo, el escopetero Sergio Palominos irá a prisión. Para Godoy es un paso contra la impunidad y en defensa del derecho a la protesta social.

Escuchá esta nota
Miércoles 31 de agosto | 10:35

La jueza Raquel Gass dispuso la detención de Sergio Palominos, quien desde hoy deberá cumplir su pena en una cárcel común. Palominos fue quien en diciembre de 2017 disparó por la espalda al entonces diputado Raúl Godoy, durante el violento desalojo a los obreros de la maderera MAM.

El policía fue condenado a fines de 2021 por el delito de lesiones graves calificadas por haber sido cometidas por un funcionario policial en abuso de sus funciones y con arma de fuego. La sentencia fue apelada por la defensa del escopetero, y ratificada en cuatro oportunidades por distintos tribunales.

Desde la querella, Godoy celebró “un importante paso contra la impunidad”. Al salir de los tribunales, afirmó: "En el marco de un nuevo ajuste del gobierno y el FMI, hoy más que nunca, defendemos el derecho a la protesta social".

Natalia Hormazábal, abogada querellante y miembro del Centro de Profesionales por los Derechos Humanos destacó la importancia de que Palominos vaya a una cárcel común: “luego de mucho trabajo esto también por todos los pibes y pibas que mató la policía con el gatillo fácil, por Carlos Fuentealba y todos los que nunca llegaron a un tribunal".

La semana pasada, la Sala Penal del Tribunal Superior de Justicia de Neuquén, compuesta por los vocales Elosú Larumbe y Gennari, rechazó un recurso que pretendía llevar el caso a la Corte Suprema. La resolución fue categórica: “Más allá de la insistencia en su teoría del caso, la parte recurrente no pudo refutar el hecho de que la prueba en su conjunto permitió determinar el sitio desde el cual Palominos consumó la sucesión de tiros con su escopeta, cargada con postas de goma, que fueron los que produjeron el impacto y la lesión en Godoy, así como también eliminar la más mínima posibilidad de que los disparos hubieran sido ejecutados por otro policía que estuviese situado en una posición lindante a la suya”.

Palominos fue esposado en el acto, tal como lo solicitaron la Fiscalía y la querella. Sin posibilidades de oponerse a la prisión, lo único que le quedó a la defensa fue solicitar el beneficio de litigar sin gastos de cara a la queja que realizará la defensa ante el TSJ en vistas a elevar el reclamo a la Corte Suprema.

Noticia en desarrollo.




Comentarios

DEJAR COMENTARIO


Destacados del día

Últimas noticias