Economía

CRISIS GRIEGA

El parlamento aprobó el plan de ajuste y coloniaje

El parlamento griego sesionó ayer y con 229 votos a favor, 64 en contra y 6 abstenciones, aprobó el plan de ajuste y entrega al imperialismo, exigido por la Troika. Al mismo tiempo, en la plaza Syntagma frente al parlamento, jóvenes y trabajadores fueron reprimidos por la policía del gobierno de Syriza.

Guadalupe Bravo

@GuadaaBravo

Jueves 16 de julio de 2015 | Edición del día

En una noche llena de tensiones, con las miradas del mundo puestas en lo que pasaría dentro del parlamento griego, finalmente y según lo esperado, el partido gobernante Syriza, logró aprobar el programa de ajuste exigido por la Troika.

La aprobación del primer paquete de reformas acordado con los acreedores (la semana próxima debe aprobarse otro), condición necesaria para acceder al tercer nunca peor llamado “rescate”, se logró con el voto a favor de 229 diputados –pertenecientes a la mayoría de Syriza, Anel –el partido nacionalista xenófobo que integra la coalición de gobierno- y la oposición de derecha, 64 votos en contra y 6 abstenciones.

De los 149 diputados de Syriza, luego de las insistentes declaraciones de Tsipras buscando presionar a su bloque para que vote “conscientemente”, 32 diputados votaron en contra, 6 se han abstenido, 1 estuvo ausente.

Algunos de los votos negativos provienen del mismo gabinete de Gobierno de Tsipras, entre ellos el ex Ministro de Economía Yanis Varoufakis, el Ministro de Energía, Panayotis Lafazanis, y tres ministros adjuntos, el de Seguridad Social, Dimitris Stratulis, el de Defensa, Kostas Ísijos y la segunda de Finanzas, Nadia Valavani, que renunció ayer a su cargo.

La elección entre “un rescate o la catástrofe es una elección tomada de cara al terror", dijo a la prensa Panagiotis Lafazanis, que lidera la Plataforma de Izquierda de Syriza, y enfatizó en que el acuerdo es “inaceptable”. Luego de la votación y las diferencias generadas dentro de Syriza, se verá el camino que seguirán los adherentes a la Plataforma de Izquierda. Aunque por ahora, ministros como Lafazanis aseguraron que no dejarán su cargo y más allá de las declaraciones y resoluciones en el Comité Central del partido –en el que el 52% de sus miembros firmó una declaración contraria al acuerdo- una mayoría ha permanecido adentro del gobierno. Cuestión que demuestra que la organización partidaria de Syriza no tiene ningún poder sobre el bloque parlamentario ni sobre el gobierno.

Represión y detenciones, la respuesta de Tsipras a quienes dijeron NO

Las brutales condiciones exigidas por los acreedores, fueron ampliamente repudiadas por el pueblo griego. Tsipras volvió a defender el acuerdo como “malo” pero “inevitable” mientras la mayoría del Comité Central de Syriza, decía en un comunicado que el acuerdo exigido por la Troika “Es un golpe dirigido contra cualquier noción de democracia y soberanía popular”.

Por su parte, sectores de la juventud y los trabajadores griegos, que votaron ampliamente por el NO a los planes de austeridad, ayer manifestaron frente a las puertas del parlamento, pero esta vez no fueron felicitados por Tsipras. Nada más lejano, el repudio al ajuste fue contestado por parte del gobierno de Syriza con una dura represión y detenciones.

Quienes no generaron esta deuda, pero deben pagar con miseria y rendición total a los planes de la Troika, ni siquiera tienen el derecho a manifestarse en Grecia, indignante.

Estatales llamaron a la huelga, profundizar ese camino

“El pueblo griego tiene conciencia, esa es la diferencia con los gobiernos anteriores”, sostenía Tsipras en el parlamento mientras instaba a votar el programa de ajuste. Y agregaba que pese a haber “cometido errores, hemos luchado por nuestra gente. No voy a escapar mis responsabilidad".

Mientras los trabajadores estatales agrupados en ADEDY repudiaron esta humillante votación llamando a una huelga por 24 horas. Si en algo “coinciden” los trabajadores y Tsipras, es justamente en que el pueblo griego ya mostró su combatividad y continuará haciéndolo en la medida en el gobierno sobre el cual depositaron su confianza para enfrentar la austeridad, no hace más que llevarlos por un camino de entrega y cada vez peores sufrimientos y miserias.

En este sentido, los trabajadores y la juventud griega están haciendo una experiencia con Sryriza y su traición al mandato popular contra la austeridad. En el camino elegido por los estatales griegos, la manera de lograr enfrentar verdaderamente el ajuste, es preparar una huelga general hasta derrotar el plan de la Troika. Hay que decir No al pago de la deuda usurera e impulsar la mayor organización de los trabajadores griegos y la juventud, que ayer fue reprimida en las calles. Por la más amplia solidaridad de todos los pueblos de Europa y del mundo con los trabajadores y el pueblo griego.







Temas relacionados

Alexis Tsipras   /    Referendum en Grecia   /    Grecia   /    Economía Internacional   /    Internacional   /    Economía

Comentarios

DEJAR COMENTARIO